Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El desafío de gestionar el clima en las plantas industriales

Allí la productividad es un factor clave, casi de supervivencia; la apuesta por mejorar la calidad de vida

Domingo 16 de octubre de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION

A instancias de los intereses y motivaciones de las generaciones que se incorporaron al mundo del trabajo, innovaciones como horarios flexibles, teletrabajo o licencias extraordinarias se fueron dando en las organizaciones para integrar de manera más equilibrada la vida y el trabajo, y hoy son atributos sine qua non de la propuesta de valor que ofrecen las "Mejores Compañías para Trabajar".

Si bien fueron generalizándose en ciertas organizaciones, aún presentan tensiones al momento de ser implementadas en las unidades productivas de las compañías. Aunque hay excepciones, estas prácticas son menos frecuentes para los operarios (personal dentro de convenio), y eso produce una reducción en sus niveles de satisfacción y tensiones en el clima laboral en el piso de planta.

"El paradigma de un contrato basado solamente en el salario y la seguridad pareciera empezar a ampliarse hacia otros atributos que contemplen también en la planta nuevas preferencias laborales por parte de los operarios", señala Sebastián Maffeo, consultor de RHO.

Aparecieron nuevos intereses por parte de nuevas generaciones de operarios industriales "como la necesidad de compartir más tiempo con la familia, el trabajo en horarios diurnos, una visión diferente sobre el valor de trabajar horas extra", señala. "Estas expectativas y motivaciones ligadas a la calidad de vida son en ocasiones incorporadas también como parte de la agenda de las demandas sindicales y producen nuevos focos de atención para la gestión de las relaciones laborales", sostiene Maffeo, docente de docente del Posgrado de Recursos Humanos de la Universidad de Andrés.

En algunas organizaciones, se intenta comprender más profundamente las motivaciones y expectativas de esta población como parte del proceso de gestión del clima, para repensar cómo combinar dos dimensiones contrapuestas: la búsqueda de la mejora de la productividad industrial con la construcción de un mejor lugar para trabajar que impulse el compromiso.

En la producción no podemos contar con flex time ni con el home office, pero "siempre hay posibilidades de mejorar la manera de trabajar", asegura Tomás Jelinek, director del Centro de Innovación y Desarrollo de Empresas y Organizaciones de la Universidad de Tres de Febrero (Untref). "Un operario puede disfrutar del comedor en su planta y recibir allí viandas nutritivas acorde con las exigencias de su trabajo. También puede aprovechar las capacitaciones, ser premiado por su nivel de producción y mejorar su motivación", comenta.

GSK, por ejemplo, cuenta con un Programa de Beneficios para todos los empleados y muchas actividades fueron adecuadas en dinámica y horarios para que los colaboradores de la planta pudieran participar de manera activa. Todos se integran a actividades como el Día de la Madre, Día del Niño, charlas abiertas sobre bienestar, familia y distintas capacitaciones. Además, implementaron la dinámica de "Office Gym" en la planta.Durante 10 minutos de manera semanal y, coordinados por un profesor, hacen ejercicios de estiramiento. "Cambiamos el paradigma de las plantas. Hoy todos nuestros equipos de producción y roles operativos cuentan con el tiempo y espacio para participar de estas actividades que impactan directamente en su bienestar", sostiene Alberto Banchik, director de la planta Buenos Aires de GSK.

La posibilidad de flexibilizar las condiciones de trabajo del personal de planta "es una realidad que evaluamos cada vez con más firmeza porque el mercado hacia ahí irá", señala Silvana María Valseche, directora de Recursos Humanos de Ferring Pharmaceuticals. Sin embargo, el tipo de tarea y la necesidad de trabajo en equipos, sumado a que se debe seguir la línea de producción "hacen un poco más complejo aplicar la flexibilidad en un ciento por ciento", sostiene.

Las personas tienen necesidades diferentes; no sólo por cuestiones generacionales, sino también y principalmente por el rol que ocupan en sus empresas. "Es necesario romper con el paradigma de que los beneficios deben aplicarse a todos por igual", afirma Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina. "Es difícil proponer horario flexible dentro de una planta productiva, pero no es tan complejo pensar dar en días hábiles de vacaciones para ese mismo equipo", dice.

En Ferring, procuraron adecuar los beneficios a cada tipo de trabajo: "La gente de planta tiene flexibilidad en los horarios de parada de planta y descanso y un horario amplio para el almuerzo. También tienen vacaciones adicionales entre Navidad y Año Nuevo, la denominada "Semana Ferring", donde la gente suele viajar a ver a sus familias o hace planes especiales", relata Valseche.

"Los grupos de producción, semiautónomos y multifuncionales, generan un sentido de pertenencia y que trabajan en pos de un objetivo en común, el cual le da sentido al trabajo", afirma Jelinek. "Enriquecer un puesto implica hacerlo más complejo e interesante, de manera que el trabajador pueda desarrollar sus capacidades personales, profesionales y sociales", explica.

Por supuesto, acota, "estos cambios deben ser precedidos por una modificación seria de los principios organizativos y debe contar con el apoyo de la alta gerencia. Sin esto último el intento de implantarlo sólo generaría frustración". La única manera de paliar las diferencias de estos dos mundos laborales es lograr "un trabajo conjunto y en equipo, donde ni el operario ni el administrativo se sientan excluidos de la cadena productiva. Además si se brindan beneficios a ambos colectivos, el malestar se puede evitar".

Muchas fábricas se siguen manejando con un estilo taylorista, donde miden minuciosamente los tiempos y los movimientos de sus trabajadores. Sin embargo con la automatización industrial, el operario se volvió una persona clave a la hora de producir: no solo tiene conocimientos de su función, sino de otros puestos. "Ya no es parte del engranaje, sino que se distancia como cabeza pensante de la máquina con la cual va a trabajar", explica. "Esto provoca una mejora en su calidad de vida, porque no solo maneja la computadora de una maquina, sino que además ya no trabaja solo, sino en grupo y por objetivos, con sus periodos de descansos respectivos", señala Jelinek.

"Las plantas están empezando a descentralizar decisiones y buscan lograr un nuevo tipo de liderazgo menos jerárquico, más autónomo, aunque el criterio que todavía prima es la maximización de la rentabilidad", dice Julio Sanchez Lopacher, profesor del IAE.

Un elemento muy motivante es "dar cuotas de autonomia, generar ámbitos de reflexión donde la solución a los problemas salga de la misma gente, que sea ella la que piense cómo instalar un cambio. Esa participación motiva y compromete. La clave es no tener miedo y dejar que el propio operario tenga espacio para discutir los problemas de la planta. Que hagan un autodiagnóstico, que sorteen solos las barreras, y luego que lo vean con los ingenieros", detalla Sanchez Lopacher, director del Área de Dirección de Operaciones y Tecnología.

El área industrial de GSK implementa desde hace algunos años un nuevo sistema de producción basado en el involucramiento y la autonomía de gestión de los empleados a todo nivel, especialmente de quienes cumplen roles operativos.

Con el objetivito de acompañar este cambio, implementó un programa de Change Management diseñado y liderado por Alberto Banchik, Director de la planta Buenos Aires. El programa, lamado Gembas, mejoró la eficiencia y los principales indicadores de gestión del negocio, además de los resultados de las encuestas de clima interno.

"No sólo mejoramos el alto control en seguridad y calidad, sino también los niveles de eficiencia. Logramos acercarnos y conectarnos de otra manera con los operarios. Tenemos otras conversaciones y estamos más involucrados. Trabajamos con más confianza, más cómodos y con espacios abiertos de diálogo, esto influye directamente en nuestros resultados", afirma Banchik.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.