Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un día en que sólo la lógica fue tradición

Hurlingham comenzó con cuatro partidos en dos lugares, música, lesiones, mucha gente y... resultados previsibles

Lunes 24 de octubre de 2016
Monteverde se abre paso entre Martínez Ferrario y Cappella Barabucci, en el éxito de Alegría
Monteverde se abre paso entre Martínez Ferrario y Cappella Barabucci, en el éxito de Alegría. Foto: Fernando Massobrio

Sonido de gaitas, de música sinfónica, de folklore, como fondo. Un locutor que menciona al final de cada período cómo va el partido... el que se juega unos 30 kilómetros más al noroeste. Mucho público tratándose de la primera fecha, y en gran parte claramente neófito. Cuatro encuentros del mismo torneo en un día. Un back que se lastima y un par de etapas más tarde vuelve a la cancha; otro que, allá, en ese otro lugar donde se está jugando simultáneamente, se lesiona preocupantemente y abandona el juego. En el Abierto de Hurlingham, uno de los dos clubes más tradicionales del polo nacional (fundado en 1888), la jornada inicial fue de lo menos tradicional que se recuerde.

Lo único que siguió el libreto, y a rajatabla, fue lo de siempre en este deporte: la lógica de los resultados. De los cuatro enfrentamientos, tres tenían favoritos, que cumplieron, y uno estaba más abierto, pero respetó el mandato de los handicaps: ganó el equipo de mayor valorización. En síntesis: Ellerstina avasalló a La Irenita por 21-6 y Alegría derrotó a Washington por 14-11 en la zona B, que comenzó en el club de origen inglés, y La Dolfina goleó a Cría Yatay por 23 a 9 y El Paraíso, en el encuentro menos previsible, superó a La Aguada-Las Monjitas por 11 a 10 en el grupo A, que tuvo acción en el predio de Pilar de la Asociación Argentina de Polo.

¿Por qué cuatro partidos casi a la vez en dos sedes? Cuestión, por un lado, de la lluvia, que altera todo plan en el polo. Y por otro, de algo con lo que en Hurlingham hubo cierto malestar: la indisposición de los polistas para jugar anteayer. Tras los 60 milímetros de precipitaciones de entresemana, las canchas estaban listas como para que el certamen empezara el sábado, algo ideal para el club, pero los protagonistas, faltos de prácticas por ese mismo clima, descartaron esa jornada, y así el programa se apretó el domingo, y se debió recurrir a Pilar para no exponerse a posibles lluvias de días posteriores.

Como consecuencia, mientras Ellerstina era impiadoso con La Irenita, sin sufrir por la salida de Nicolás Pieres -tacazo en un codo- durante un chukker y medio, La Dolfina se adaptaba a la baja de Juan Martín Nero -tras un golpe se extravió mentalmente y anoche se sometía a estudios, pero fuera de peligro; lo reemplazó Sebastián Merlos- y castigaba copiosamente en el tablero al otro clasificado, Cría Yatay. Al rato, mientras Alegría disfrutaba frente a Washington los raptos de lucimiento de sus flamantes 10 goles (Hilario Ulloa y Guillermo Caset), El Paraíso trajinaba para doblegar al siempre intrincado La Aguada, que tuvo a Francisco Elizalde en lugar de Eduardo Novillo Astrada (fractura y operación en la nariz; reaparecería pasado mañana).

Mientras una buena concurrencia visitaba al predio de la AAP, Hurlingham recibía una generosa e inusual cantidad de público. Resulta que ahí, junto a la cancha principal, se desarrolla Buenos Aires Open Market, una feria de comidas, música, desfiles y exposiciones cuyos asistentes pueden pasar gratis a las tribunas más accesibles del polo. Entre eso, la simultaneidad de partidos y las dos sedes, el tradicional Hurlingham tuvo su menos tradicional inauguración.

Éstas son las síntesis de La Dolfina vs. Cría Yatay y Ellerstina vs. La Irenita:

La Dolfina (23): Adolfo Cambiaso, 10 (9 goles anotados -4 de penal-); David Stirling, 10 (7); Pablo Mac Donough, 10 (2), y Juan Martín Nero, 10 (1). Total: 40.

Cría Yatay (9): Guillermo Terrera, 8 (6); Cristián Laprida (h.), 8; Joaquín Pittaluga, 7 (2 -ambos de penal-), e Ignacio Laprida, 7 (1). Total: 30.

Incidencias: en el primer chukker, Sebastián Merlos (9; 4 tantos conseguidos) reemplazó al lesionado Nero.

Progresión: La Dolfina, 5-0, 8-1, 11-1, 14-3, 17-4, 20-5, 22-6 y 23-9.

Ellerstina (21): Facundo Pieres, 10 (10 -4 de penal-); Pablo, Pieres, 10 (5); Gonzalo Pieres (h.), 10 (3), y Nicolás Pieres, 3 (3). Total, 39.

La Irenita (6): Juan Ruiz Guiñazú, 7; Juan Martín Zavaleta, 7 (1); Clemente Zavaleta (n.), 7, y Matías Mac Donough, 8 (5 -todos de penal-). Total, 29.

Incidencias: en el quinto y el sexto chukkers Ignatius Du Plessis (8) suplió al lastimado N. Pieres.

Progresión: Ellerstina, 3-1, 8-1, 9-3, 11-3, 14-3, 17-3, 19-4 y 21-6.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.