Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Buenos Aires Herald se convierte en semanario

El único diario escrito en inglés mantendrá su edición digital; la revista Veintitrés también deja el papel

Jueves 27 de octubre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

Fundado el 15 de septiembre de 1876 por el comerciante escocés William Cathcart, el diario Buenos Aires Herald sobrevivió durante 140 años a todas las crisis económicas, a las innovaciones tecnológicas y las dictaduras argentinas más sangrientas, que lo encontraron siempre del lado del periodismo. Pero no pudo sobrevivir al estallido de la burbuja de la publicidad oficial del kirchnerismo, de la que se alimentó crecientemente su modelo de negocios en los últimos 10 años (con incomprensibles y extensas campañas de la Anses en los tiempos más recientes, por ejemplo).

Ayer, el Herald -el único diario editado en idioma inglés de América latina- publicó su última edición impresa, anunció que se convierte en un semanario y que mantendrá su edición digital, e informó la desvinculación de 14 de los 21 integrantes de su staff.

El diario se despidió con un editorial en la tapa titulado "At the end of the day", editado en español como "El final de un diario". Y con artículos que recogieron su extensa historia. En 2007 fue comprado por Sergio Szpolski, vendido en 2008 al empresario rosarino Orlando Vignatti, que en febrero de 2015 transfirió el 60% de las acciones de su grupo Ámbito -el Herald incluido- a Cristóbal López y Fabián de Sousa (que funcionan como Grupo Indalo Media). Fueron 10 años letales para su credibilidad, principal atributo para cualquier marca periodística.

Pero estos episodios recientes no opacan su trayectoria, que supo tener en su conducción a periodistas de la talla de Robert Cox, James Neilson y Andrew Graham Yool -este último decidió retirarse justo cuando ingresó Szpolski.

Fue Cox quien transformó el periódico de la colectividad británica en un diario generalista de referencia. Llegó en 1959 como redactor y en 1968 se convirtió en su director. Durante su gestión se construyó el edificio que fue sede de su redacción y planta impresora en Azopardo casi Belgrano, y que Szpolski -ya al frente de la empresa- decidió vender por separado para construir una torre. Desde entonces, el diario ocupó un altillo en el edificio construido por Julio Ramos, otro célebre editor, para Ámbito Financiero, ya era propiedad de Vignatti cuando éste sumó el Herald.

Con Cox al frente, fue el primer medio en informar sobre la desaparición de personas en 1976, tras el golpe militar. En 1977, Cox fue detenido y liberado por la presión de Estados Unidos. Se fue del país con su familia en 1979. Otro periodista que debió exiliarse fue Graham Yool, que regresó a la Argentina en 1994 y, entre 1998 y 2007, fue editor jefe e integrante del directorio de la empresa. Otro editor destacado de aquellos tiempos, que contó la Guerra de Malvinas -algún tiempo desde Uruguay- y la transición a la democracia, fue James Neilson que lideró el diario entre 1979 y 1986).

Muy lejos de aquella tradición, el Herald tuvo un comportamiento errático cuando el 18 de enero de 2015, a las 23.35, Damián Pachter -periodista de la edición digital- se convirtió en el primero en informar sobre la muerte del fiscal Nisman a través de Twitter. Desde ese momento, Pachter se sintió amenazado y emigró a Israel, donde vive actualmente.

Los diarios experimentan una profunda transformación por las nuevas tecnologías, pero, sobre todo, por los nuevos hábitos de consumo de información, el ocaso del Herald se aceleró con la drástica reducción de la publicidad oficial. Durante los años de esa bonanza económica -de la que arbitrariamente quedaron afuera los medios que hicieron periodismo crítico-, el Herald no supo ajustar su propuesta.

A este panorama no escapa el grupo Crónica, liderado por los hermanos Raúl y Alejandro Olmos y vinculado estrechamente con el sindicalismo kirchnerista. Según informaron empleados de esa empresa, los Olmos decidieron discontinuar la edición impresa de la revista Veintitrés -fundada en 1998 por Jorge Lanata, y adquirida, en 2004 por Szpolski, que la vendió a los Olmos en noviembre de 2014-. Veintitrés continuará en versión digital. Encima, Crónica TV, su medio insignia y de mayor audiencia, podría terminar en un proceso de quiebra si avanza la solicitud de su fundador, Héctor Ricardo García (que reclama el pago adeudado por esa señal).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas