Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Shigeo Suzuki: "Puede haber una ola de inversiones japonesas en la Argentina"

El regional head para América latina de Panasonic dice que el país cambió y que ahora es más atractivo para los capitales

Domingo 30 de octubre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Shigeo Suzuki
Shigeo Suzuki.

Panasonic ha vendido en todo el mundo 100 millones de heladeras y 80 millones de lavarropas, pero en la Argentina recién lanzó su línea blanca en septiembre. La compañía japonesa ya es reconocida en el país por artículos de audio, TV y telefonía. Pero es ahora cuando empieza a dar sus primeros pasos locales en esta otra categoría, en la que ya es líder a nivel internacional. Es, en parte, una señal de lo que está por venir, según Shigeo Suzuki, regional head para América latina de Panasonic, quien afirmó: "Creo que puede haber una ola de inversiones japonesas en la Argentina".

-¿Por qué este lanzamiento de línea blanca en la Argentina en este momento?

-Hay dos factores que tienen que ver con este lanzamiento. En los últimos años, Panasonic ha cambiado su foco en la región latinoamericana, pasando de estar exclusivamente en sonido y video a otras áreas de negocios, como línea blanca. En América latina no se lanzó la línea blanca en todos los países al mismo tiempo, porque queremos ir país por país. En 2012 lanzamos en Brasil, y este año lo hacemos en Perú y la Argentina.

-¿Cómo ve el mercado local?

-El mercado argentino es grande y muy atractivo; no sólo por el tamaño del país, sino también porque la demanda aquí es la tercera en la región. Además, tiene mucha potencialidad hacia adelante. Es un momento difícil del mercado, porque se ha reducido en los últimos años; por lo que desde el punto de vista de la conveniencia económica no es la mejor, pero lo que es atractivo y tiene mucho potencial es el juego que hay entre los beneficios que dan nuestros productos y las necesidades actuales. Todos nuestros productos tienen características que permiten ahorrar energía, y éste es un buen punto hoy, cuando los costos energéticos están subiendo y a todo el mundo le interesa ahorrar.

-¿Cómo ven desde Japón la economía argentina?

-Se ve que ha habido dificultades para crecer en los últimos años, pero creemos que el cambio de las reglas de juego que hubo hace unos meses nos permitirá enfocarnos en negocios de más largo plazo. Nuestro interés en la Argentina no está sólo en crecer por el mero hecho de vender más, sino por ofrecer nuestros mejores productos. Nuestra visión es de largo plazo y claramente se abre un escenario más atractivo ahora.

-¿Cree que puede haber una ola de inversiones japonesas en la Argentina?

-Creo que sí, que puede haber una ola de inversiones japonesas en la Argentina. Realmente, hace pocos meses la vicepresidenta de la Nación [Gabriela Michetti] visitó Japón y hay muy buen feedback en términos de planeamiento de inversiones japonesas aquí. Éste es un momento en que el consumidor está sufriendo; es un año de ajuste, pero pensamos que de 2017 en adelante esas oportunidades de inversión también van a llegar a Panasonic, así que también nos anotaremos en esa ola de inversiones japonesas.

-¿De cuánto va a ser la inversión?

-En términos de inversiones, en los últimos años hemos desarrollado muchos proyectos locales en los que hemos invertido. No nos encontramos cómodos diciendo cuál es el monto de esas inversiones, pero nos han permitido continuar haciendo negocios en la Argentina y esperando mejores momentos.

-¿Van a producir aquí?

-El tema de la inversión no es solamente determinar un monto para la producción local, sino que tiene que ver con el hecho de si los productos nuestros son apreciados por el consumidor argentino. Por supuesto que estamos preparándonos para el próximo paso, con lo cual, si tenemos éxito, vamos a desarrollar lazos con fabricantes locales para producir en el país. Pero por ahora nos vamos a manejar con productos importados.

-¿Por qué decidieron levantar su perfil en este momento y no en otro?

-La dinámica de nuestra compañía en la Argentina, como la del país, ha sufrido idas y venidas. En los últimos años hemos tenido poca capacidad de comunicar cosas nuevas. Los cambios económicos y políticos que ocurrieron en la Argentina han hecho que juntemos los esfuerzos para hacer una buena comunicación de productos que en el pasado no teníamos en el país. Además, ahora en línea blanca somos nuevos, por lo que sentimos que debemos comunicar más y levantar el perfil.

-¿Cómo van a hacer para llegara ser número uno en línea blanca en el país?

-No vamos a ser número uno en la Argentina en línea blanca, porque no vamos a tener la capacidad que tienen muchos fabricantes locales. No vamos a tener capacidad para producir gran volumen, sino que vamos a ser líderes en determinados segmentos específicos. Apuntamos a aquel usuario que está dispuesto a pagar un plus por nuestra tecnología, con características especiales, como la de ahorro de energía.

-¿Cómo piensa lidiar con la alta inflación que hay en el país?

-Es una pregunta muy difícil, porque la inflación es un dolor de cabeza en todos los países. En el caso de la Argentina lo que vemos es que los niveles de inflación son casi únicos en el mundo, con lo que las compañías toman políticas más protectoras. Entonces, una de las acciones de Panasonic es trabajar en ser más eficiente en el uso de fondos, trabajar fuertemente con la cadena de abastecimiento. Ahora, el control de la inflación es una responsabilidad mayúscula del Gobierno. Los países con inflación son difíciles y desafiantes, pero hemos pasado varios problemas en estos 35 años en el país y hemos sobrevivido a ellos.

-Además de la inflación ¿ve algún otro obstáculo en el país?

-Buscamos siempre adaptarnos a la política local y ahora hay un buen relacionamiento con las autoridades. Además de la inflación en los últimos años ha sido dificultosa la obtención de los permisos de importación. En el pasado fue muy difícil. Ahora también hay restricciones, pero la mejor comunicación con el Gobierno nos alienta a pensar más positivamente. Por suerte, se han superado las restricciones para hacer pagos en el exterior.

-¿Llegó a exportar productos que no eran de su negocio para poder importar?

-Sí, muchas cosas. Desde aluminio hasta alimentos para animales.

-¿Hay temor de que se vuelva a ese tipo de medidas?

-No. Los cambios que se han dado y la nueva inserción de la Argentina en el mundo hacen ver que no va a haber necesidad de volver a ese tipo de situación. Los cambios van por buen camino y el nuevo escenario mundial va a proteger al país para que no vuelva a caer en ese tipo de restricciones. Resuelta la cuestión de los holdouts, el acceso al crédito pone al país en una situación de sustentabilidad que antes no tenía. No puedo dar consejos a la Argentina, pero sí puedo hablar de Japón. Era un país muy competitivo hasta los 80, pero luego otros países desarrollaron habilidades exportadoras y Japón sufrió para encontrar su nuevo rumbo. Recién ahora ese trabajo dio sus frutos, por eso lo que quiero decir es que lleva tiempo que tengan efecto las buenas políticas implementadas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas