Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La basílica de San Benito, antes y después del terremoto

La construcción era uno de los atractivos turísticos de la zona; tras el sismo, sólo quedó en pie la fachada

Domingo 30 de octubre de 2016 • 10:08
La basílica de San Benito, destruída por el terremoto
La basílica de San Benito, destruída por el terremoto. Foto: EFE
0

NORCIA.- El fuerte terremoto de magnitud 6,5 que golpeó hoy el centro de Italia causó estragos en el patrimonio de la turística Norcia, en Umbría, donde sus dos principales iglesias sufrieron derrumbes.

Una de ellas es la basílica de San Benito, construida en el siglo XIV y dedicada al fundador de los benedictinos San Benito de Nursia, como se conocía la ciudad en la época romana. Hoy, aunque la fachada gótica resistió al sismo, es lo único que queda en pie: el pórtico y la torre se derrumbaron.

Imágenes de televisión mostraron monjas saliendo apresuradamente de su iglesia hacia la plaza principal en Norcia mientras la torre del edificio parecía estar a punto de caer. Más tarde, monjas y curas rezaron juntos en la plaza entre los escombros.

La basílica de San Benito
La basílica de San Benito.

"Es como si se hubiera derrumbado toda la ciudad", dijo la funcionaria municipal Gouseppina Perla a la prensa.

Norcia, la más cercana al epicentro del sismo, es la población donde nació San Benito, el padre del monasticismo, y sufrió muchos terremotos a lo largo de su historia. La basílica se alzaba sobre el sitio donde nació Benito.

El temblor también afectó a la catedral renacentista de Santa María Argéntea, buena parte de la cual también se vino abajo.

Agencias AFP y DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas