Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Volvió a funcionar la línea C luego del paro por "peligro de derrumbe"

Trabajadores denuncian "falta de seguridad operativa" y "peligro de derrumbe", tras el descalce de una formación sin pasajeros el viernes

Lunes 07 de noviembre de 2016 • 18:00
0

El paro de los metrodelegados en la línea C por peligro de derrumbe fue levantado esta tarde pasadas las 17.30. El viernes hubo un descalce de una formación sin pasajeros.

Los trabajadores de realizaron hoy un paro sorpresivo para denunciar "falta de seguridad operativa" y "peligro de derrumbe", mientras Metrovías y los metrodelegados discreparon sobre la responsabilidad del corte del servicio.

Estuvo interrumpida desde las 10.52 hasta las 17.38, cuando se reanudó el servicio luego de que funcionarios de la Guardia de Auxilio del gobierno porteño garantizaron mediante un acta que "no hay peligro de derrumbe".

La empresa Metrovías negó esta mañana que haya ocurrido un "derrumbe" y atribuyó la responsabilidad a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) por la medida de fuerza en la línea del subte que une las cabeceras Constitución y Retiro.

"La empresa desmiente rotundamente que se haya producido un derrumbe o que existe peligro de que esto ocurra en la línea C", aseguró en un comunicado la concesionaria del servicio.

"A raíz del incidente ocurrido el viernes, en el que por un error humano la formación se descalzó de las vías e impactó en la infraestructura, durante el sábado y domingo un equipo técnico y especialistas de Metrovías realizó todas las tareas necesarias para restituirla a su condición original", sostuvo Metrovías.

En tanto, el secretario adjunto de la AGTSyP, Néstor Segovia, rechazó que el servicio haya sido interrumpido por una medida de fuerza gremial, como "irresponsablemente" afirma la empresa, y ratificó que la suspensión del servicio de la línea C se debió a un "peligro de derrumbe".

"Un pasajero denunció caída de mampostería en la estación Constitución y constatamos que había riesgo de que se cayeran otros pedazos del techo", precisó.

A las 16.30 Segovia condicionó la reanudación del servicio en la línea C, que transporta diariamente a 180 mil pasajeros, a que "alguien se responsabilice por la obra de tres días" tras el descarrilamiento de una formación al chocar el viernes en la zona de cocheras de la estación Constitución.

En tanto, Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo de la AGTSyP, aseguró que el descarrilamiento en la línea C "no es un accidente más, sino que es una vez más el resultado de la desidia de la empresa Metrovías por falta de inversión y mantenimiento con la complicidad del Estado".

"Esta situación que los trabajadores del subte venimos denunciando desde hace años ha convertido al subterráneo en un medio de transporte incómodo, ineficiente e inseguro. A este descarrilamiento hay que sumarle el derrumbe de parte de la mampostería del sector donde se produjo y el riesgo de desmoronamiento en la zona, que provoca la interrupción del servicio", sostuvo.

El secretario de Salud Laboral de la AGTSyP, Francisco Ledesma, dijo esta mañana que "donde ocurrió el descalce existe falta de seguridad operativa por peligro de derrumbe, porque no se hizo la prueba de la estructura del túnel y se está desprendiendo la losa".

"El viernes, una inspectora del área Policía de Trabajo del gobierno porteño fue a las inmediaciones de la cabecera Constitución e inspeccionó la zona dañada", agregó.

El sindicalista dijo que "la mujer, una ingeniera civil, labró un acta para que se cortara el anillo de seguridad por peligro de electrocución y se diera intervención a personal de Defensa Civil, con el fin de que constate la labor de los técnicos designados para trabajar en la zona".

"Ese personal no dio aún la autorización formal para que se reanude con normalidad el servicio y Metrovías, de manera unilateral, reinició el servicio esta madrugada en toda su extensión", cuestionó Ledesma.

DYN

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas