Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Creemos en la fusión, los géneros no son importantes"

Mariana Baraj y Paula Maffia cruzan sus sonidos folklóricos y rockeros para un encuentro musical inédito

Jueves 10 de noviembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Baraj y Maffia, mujeres que pisan fuerte
Baraj y Maffia, mujeres que pisan fuerte. Foto: TYT Group

"La unión hace la fuerza", dice Mariana Baraj desde Salta. "Hay una necesidad de estar juntas a pesar de la distancia", completa Paula Maffia en Buenos Aires. Las dos artistas están en la misma sintonía y, a la distancia, establecieron una conversación virtual. Ambas sabían del recorrido de la otra; son artistas de peso en la escena independiente del folklore y el rock.

Mariana Baraj editó el año pasado Mujer vallista, que le valió un Gardel en 2015, donde grabó todos los instrumentos y contó con invitados como Gustavo Santaolalla. El disco es el resultado de su formato de solo set con el que viene viajando por el mundo desde 2001 y le permitió llegar con su canto con caja hasta Japón.

Paula Maffia, por su lado, es una artista multifacética, capaz de componer e interpretar con solvencia el rock de guitarras con La Cosa Mostra; reinterpretar la canción populares de los cuarenta con Las Taradas o mostrar una nueva veta autoral en su gran disco solista Ojos que ladran.

Mañana sus caminos musicales se cruzarán por primera vez sobre el escenario de Santos 4040: hasta ahora el intercambio sólo fue por correo electrónico. Del cruce entre esas dos fuerzas femeninas y esas energías musicales tan diferentes sólo puede resultar algo poderoso. "Siento que va a ser productivo e inspirador. Me interesa el universo artístico de Paula, así que será puro disfrute", imagina Mariana Baraj desde su casa en El Carril, Salta.

-¿Cómo surgió la idea?

Paula Maffia: -Siempre habíamos hablado con mi productora de la música de Mariana y de compartir una fecha juntas. A mí me parecía inverosímil que sucediera, pero Mariana dijo que sí y yo no lo podía creer.

Cuando Baraj recibió la propuesta no dudó un segundo. "Me interesa el trabajo de Paula porque tiene un concepto muy sólido. La conocía por sus diferentes proyectos y creo que vamos a disfrutar mucho. Somos de distintas generaciones y esa interacción será muy buena para las dos", elogia la percusionista.

El armado del concierto fue vía mail y Skype. Una desde su casa en El Carril, el lugar al que se fue a vivir hace ocho años, y la otra desde su refugio en Buenos Aires. Mariana llegará un día antes para el ensayo general de todas las canciones. "Pensamos que fuera un show donde las dos participemos en las canciones de la otra. Va a haber mucho intercambio. Mucho crossover", promete Maffia, todavía nerviosa por el encuentro con su colega.

-¿Cuáles piensan que son los puntos en común y a la vez las diferencias de sus búsquedas?

Baraj: -Creo que hay más similitudes que diferencias. Nos parecemos bastante en la búsqueda y tanto ella como yo creemos en la fusión de la música, por eso los géneros no son tan importantes. Siempre estuve ligada al rock y al pop aunque en forma paralela al folklore y bebo de todas las fuentes existentes a la hora de hacer música.

Maffia: -Lo que me gusta mucho de Mariana es esa cualidad quimérica que tiene sobre el escenario. Es una cantora, que indudablemente es una referente en su estilo, aunque no se encasilla en el folklore. Tiene una pata grande dentro de la canción popular y tiene una pata sólida en la música actual. Y lo más admirable es lo accesible que es para participar en proyectos de músicos de otros géneros. Ahí nos encontramos.

Tanto Baraj como Maffia se nutren del cruce con otros estilos y circuitos musicales de la escena contemporánea. Conocido es el paso de Mariana Baraj como invitada de grupos tan disímiles como Catupecu Machu o su participación actual en Minimal 4, un proyecto formado por artistas coreanos, japoneses y mexicanos, con el que actuará el sábado en La Usina del Arte como invitada. "Disfruto mucho de ponerme al servicio del proyecto de otro artista que es muy distinto a como puedo abordar mi proyecto propio. Me gustan los desafíos de cruces y la interacción con otras disciplinas artísticas. Lo importante para mí es dejar una huella a través de mi trabajo. El universo del género de canto con caja creo que es muy maleable y puede ser adaptado a diferentes situaciones musicales, por eso siempre me gusta partir de ese lugar", cuenta Baraj.

A Paula Maffia también le gusta generar nuevas conexiones. Este año participó del dúo Boca de Buzón con Mariana Bugallo, poeta y performer; y formó parte de una obra, convocada por la actriz Analía Couseyro. "El bichito de participar de otras disciplinas lo tuve desde siempre. Éstas fueron dos experiencias diferentes. Con Boca de Buzón, confiamos en lo que pasa arriba del escenario y la improvisación. La otra experiencia con Analía Couseyro fue un hito para mí. Creo que cada artista tiene que consumir otras disciplinas, si no se agota de nutrientes."

-¿Sienten que, también, este encuentro surge de un espíritu de época, donde las mujeres están creando lazos directos y empoderándose para visibilizar sus problemáticas?

Baraj: -Éste es un momento muy especial para las mujeres. Desde las manifestaciones artísticas tenemos la gran posibilidad de expresarnos. Juntarnos siempre nos da fortaleza y esa unión también hace la fuerza. Es momento de no callar y ser empática con todas las problemáticas que siempre estuvieron, pero ahora comienzan de a poco a visibilizarse

Maffia: -Los movimientos feministas y de conciencia de género son viejísimos, pero puede ser que en los últimos años se haya generado una red y un intercambio de la mujer empoderada. Necesitamos vincularnos un poco más las unas con las otras. Estar juntas es visibilizarnos, es demostrar que estamos tejiendo y poder largar una frase al mundo. Hay una necesidad de sentirnos fuertes y cerca, a pesar de la distancia, y esta fecha resume ese encuentro: estar juntas.

Mariana Baraj-Paula Maffia

Recital conjunto de las solistas

Santos 4040, Santos Dumont 4040.

Mañana, a las 20.30.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas