Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gonzalito Pieres, el héroe de Ellerstina que le quitó el invicto a La Dolfina

El mayor de los hermanos anotó tres de los últimos cuatro goles con que la Z derrotó al equipo de Cambiaso en la final de Hurlingham, incluido el de la victoria en tiempo suplementario

Jueves 10 de noviembre de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
Gonzalito Pieres traba con Juan Martín Nero
Gonzalito Pieres traba con Juan Martín Nero. Foto: Sergio Llamera

En la final de Palermo 2008, Gonzalo Pieres (h.) marcó el gol en tiempo suplementario con que Ellerstina ganaba el Argentino Abierto de Palermo por primera vez en su nueva era frente a La Dolfina . Conquistar Hurlingham no tiene el mismo valor, pero el desahogo de los Pieres en el festejo estuvo en el mismo nivel de decibeles. Y otra vez el mayor de los hermanos fue el protagonista, anotando el gol de oro y también dos de los tres goles que mandaron el partido al tiempo extra luego de ir en desventaja por tres a 3m20s de la campana final para cortar una sequía de casi cuatro años sin llegar a lo más alto.

"Estoy muy contento de haber ganado. Pudimos cortar una racha muy positiva de ellos, esto le da mucha confianza al equipo", dijo Gonzalito en medio de la euforia que inundó, junto con abundantes dosis de agua y Gatorade lanzados por el aire, el palenque ganador. El triunfo 10-9 ante el archirrival La Dolfina bien lo valía. "Finales son finales, en alguna se nos tenía que dar. Demostramos que nosotros también podemos".

El festejo, ya con champagne, se replicó en el podio y se prolongó a la noche en General Rodríguez, con la mesura que demanda el hecho de que cuatro días más tarde Ellerstina hará su debut en Palermo, donde llegan con otra expectativa. "Este logro nos posiciona muy bien. Nos da mucha confianza", reconoció el héroe de la tarde. "Es un torneo nuevo. Ahora hay que descansar estos caballos. Desgraciadamente algunos no van a poder jugar el domingo, no los tenemos que arriesgar. Vamos a tener que salir a ganarle a La Irenita así, e ir con todo el otro fin de semana."

Desde que en 2003 Gonzalito y Facundo tomaron la posta de Gonzalo padre y Adolfito Cambiaso y comenzaron una nueva era en la organización de Ellerstina, nunca habían pasado por una sequía tan prolongada. Luego de ganar Palermo en 2012, con su cuñado Mariano Aguerre en el lugar que desde el año pasado ocupa su primo Polito (Nicolás se había sumado en 2011), pasaron tres años y once meses y diez torneos de Triple Corona (incluidas nueve finales). Un período en el que La Dolfina fue dominador absoluto.

"Fue durísimo", admitió Gonzalito. "Porque perdimos, pero perdimos contra un rival increíble. Un seleccionado que se juntó. Pero nosotros somos familia. Ganar en familia es increíble. Nos vamos adaptando a puestos, damos ventajas y nos vamos uniendo."

La final del miércoles fue el segundo partido que jugaron con esta disposición: Polito de 1, Gonza de 2, Facundo de 3 y Nicolás de back. Habían empezado el año con Facundo, Polito, Gonzalo y Nicolás. El año pasado ensayaron con Polito, Nicolás, Gonzalito y Facundo. Pero en la definición de zona ante Alegría cambiaron, y pese a que ganaron con esfuerzo, mantuvieron el sistema: "Fue algo bueno porque nos motivó un poquito más y nos convenció que se puede ganar. Alegría es un gran rival, para ganarles hay que jugar muy bien. Cada uno jugó bien en su posición, no les dimos goles fáciles de throw-in ni cometimos errores de saque, así que estábamos confiados en el sistema", explicó Gonzalito, otra vez número 1 como en aquella final de 2008.

Ninguno había logrado sacar más de dos goles de diferencia hasta una jugada discutida en el sexto chukker: tras un gol de Mac Donough para igualar en 5, los jueces hicieron un throw-in sin que ninguno de los jugadores de Ellerstina estuviera formado. Nero se iba sólo hacia el gol, pero Polito llegó a toda velocidad para despejar. "Off-side", pidió La Dolfina (un cambio reglamentario que se instrumentó para esta Triple Corona para unificar el reglamento con Inglaterra y Estados Unidos), y los jueces (Daniel Boudou y Esteban Ferrari) pitaron no sin delay. Cambiaso acertó el penal de 30 yardas y La Dolfina se adelantó por uno y más tarde 7-5.

"Veníamos jugando un partido bueno. Nos sacaron un poco los referís", protestó Gonza. "En algunas jugadas que parecían a favor nuestro dieron lugar para los otros. Un trhow-in mal tirado, el off-side. fue una cosa que ni dudaron, la cobraron, no consultaron, y aparte nos cobraron un técnico en contra. Y cuando nos tocaba a nosotros [en un throw-in posterior en el que no estaba La Dolfina], no tiraron la bocha. Eso casi nos saca del partido, pero nos pudimos contener."

En el inicio del octavo, La Dolfina se puso 9-6. En 3m20s Ellerstina igualó con dos goles de Gonzalito y uno de Facundo, éste a 14s de la campana. "Somos un equipo que puede meter goles. También nos ha pasado contra ellos que venimos parejos y en tres minutos te meten varios goles. Es cuestión de creer y que se te den las jugadas. Otras veces no se nos dio y hoy sí."

Gonzalito hizo el gol del triunfo en el suplementario arriba de Open Z Jones, una de sus mejores yeguas, que ganó el premio de la Asociación Argentina de Criadores de Caballos de Polo (AACCP). Con ella había iniciado el octavo chukker, pero luego la cambió por la Comedida, sobre la que hizo esos dos tantos vitales en un lapso de 1m25s. "Es una gran yegua pura que me recomendó mi primo Tomacho [Tomás Pieres] en España. Me dijo 'está buena'. La pude jugar un chukker, estaba manca, la compré igual. La jugué en Inglaterra, me anduvo los dos torneos que ganamos [Copa de la Reina y Copa de Oro con King Power Foxes] y me la traje. El otro día contra Alegría casi se muere de lo cansada que había quedado, así que dije 'hoy no la voy a repetir'. La jugué en el séptimo chukker, estaba linda, me bajé y la jugué en el octavo un ratito también." Comedida ganó el premio de la Asociación Argentina de Polo (AAP).

Además, Gonzalito ganó el premio Javier Novillo Astrada al Mejor Jugador. Pero cada vez que se le preguntaba sobre su actuación personal, respondía sobre el equipo: "Cuando se gana así y podemos ser un equipo sólido, sólido, capaz que arranca nuestra historia".

Nero, entre la amargura y la satisfacción por lo hecho

"Me queda un poco de amargura por la ventaja que llevábamos. Es una pena, pero hay que ser realista: algún día íbamos a perder. Es doloroso, pero hay que estar contentos por la racha de los 39 partidos y por un montón de cosas buenas que hicimos", dijo Juan M. Nero, de La Dolfina.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.