Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ritmo del padre y la melodía de la hija, claves de un libro infantil

Marije y Roland Tolman son la joya del Filbita de este año

Sábado 12 de noviembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Padre e hija, entre libros
Padre e hija, entre libros. Foto: Daniel Jayo

Ella tiene 40 años, vive en La Haya y es ilustradora. El ya cumplió 68, vive en un pueblito y es artista. A ella le fascina dibujar animales y él prefiere hacer grabados y esculturas. Marije y Ronald Tolman hicieron juntos dos libros para chicos y están preparando el tercero a cuatro manos. La casa del árbol y La isla (Pípala) están dedicados a los hijos de Marije y a los nietos de Ronald. Sí: este talentoso dúo creativo está integrado por un padre y una hija.

"Mi trabajo marca el ritmo y ella le pone la melodía". Así resume Ronald e sus libros en conjunto. El primero, La casa del árbol, está inspirado en la casita de madera construida sobre un enorme árbol ubicado frente a la casa donde Marije pasó su infancia. Hoy a las 16, en el Filbita (Casona de los Olivera, Av. Directorio y Lacarra), ambos contarán al público la trastienda de ese proceso.

Instalada hace años en La Haya junto con su marido y sus dos hijos, Marije tiene su propio estudio de diseño. Su padre, pintor y escultor, sigue viviendo en el pequeño pueblo al norte de Holanda donde ella nació y creció. Trabajar cada uno en su estudio parece ser el secreto para evitar peleas y discusiones. Padre e hija se reparten las tareas creativas: Ronald hace los fondos de cada doble página y se los envía a Marije para que sume sus dibujos. "Yo, en mis grabados, hago que haya sol o que llueva y sobre eso Marije dibuja. Cuando hice un fondo con nieve, ella dibujó un oso polar con una red para atrapar los copos", cuenta Ronald. El oso polar es el personaje preferido de ambos. Interactúa con otros animales, sin palabras.

Dice Marije: "No tenemos la intención de contar una historia. Lo que queremos es hacer libros que lleven a los chicos a crear sus propias historias".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas