Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Testimonios de madres que curan a sus hijos

Dicen que el aceite mejoró la calidad de vida de los chicos

Sábado 12 de noviembre de 2016

CÓRDOBA.- En esta provincia la legisladora Liliana Montero (Córdoba Podemos) presentó un proyecto para que la obra social Apross cubra el costo del aceite canábico, sigue el modelo de Chubut que ya lo incorporó por ley al vademécum de su cobertura provincial y obliga a entregarlo en los hospitales públicos.

"Me impactan profundamente los padres que tratan a sus hijos con aceite de cannabis y que -en su desesperación- dicen que no les importa que los lleven presos si esa es la diferencia entre que su niño tenga 70 convulsiones a sólo cinco", relató Montero a LA NACION.

"Hay muchas investigaciones y evidencias de los resultados del uso médico, además de cuestiones económicas, como que una dosis importada de aceite cuesta $4000". También dijo que los recursos del Estado deben emplearse con eficiencia "para combatir el narcotráfico y no para perseguir a quien tiene un frasco de aceite".

Candela tiene 12 años y una enfermedad neurológica. Llegó a tener 80 convulsiones diarias; hace un tiempo -con acompañamiento médico y autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat)-toma aceite canábico importado. A diferencia de la medicación que tomaba, no está "dopada, duerme toda la noche y hay días sin crisis", expresó su madre, Romina. Sino puede comprarlo, no dudará en cultivar el cannabis. "Cualquier cosa antes que soportar el sufrimiento de mi hija", dijo Romina.

La hija de Alejandra tiene dos años y su diagnóstico es mitocondriopatía, con hipotonía generalizada, traqueotomía y botón gástrico. "Vimos una nota en la TV y escuchar a esos padres fue como oírnos a nosotros mismos; empezamos a averiguar y el neurólogo que la trata nos dio un contacto y empezamos con una dosis de una gota por día cada ocho horas hasta llegar a 30", señaló la mujer. Iniciaron el uso en julio y hace poco cambiaron a un aceite más concentrado: "No fijaba la mirada, no tragaba, no lloraba y a medida que avanzamos vemos que está más conectada, que puede tragar un yogurt, que nos mira. Son pequeñas grandes cosas que para nosotros son inmensas", expresó.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.