Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Prometen reducir gases contaminantes antes de 2020

Así lo planteó el ministro Bergman ante la COP22; dudas de ambientalistas

SEGUIR
LA NACION
Viernes 18 de noviembre de 2016
0

MARRAKECH, Marruecos.- Reordenamiento territorial, freno a la deforestación e inversión fuerte en energías renovables son algunas de las medidas que la Argentina tomará como parte de la estrategia nacional de lucha contra el cambio climático. Las iniciativas se conocieron ayer en el seno de la cumbre del clima (COP22) cuando el país presentó oficialmente la revisión de su compromiso para reducir los gases contaminantes que causan el efecto invernadero.

Si bien la Argentina no tiene un lugar representativo en la generación de emisiones a nivel global, la contaminación per cápita que provoca cada habitante es similar a la de un italiano o un español.

"Decidimos no esperar a 2018 para revisar el recorte de emisiones; aunque no es tan sustantiva como nos gustaría, quisimos traer el proceso que va a seguir durante todo el año que viene", dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, durante la presentación de la revisión de los compromisos nacionales para cumplir el Acuerdo de París (NDC, por sus siglas en inglés). El país se convirtió así en el primero en aumentar su compromiso antes de 2020, momento en que las avenencias empezarán a ser controladas.

En la Argentina, el agro y la deforestación son el sector que mayor cantidad de emisiones genera (44%) y les siguen la energía, con el 27%; el transporte provoca el 13% del total de gases contaminantes; la industria, el 12%, y los residuos, el 4%, según el último inventario nacional de gases. Es por eso que las políticas anunciadas ayer por Bergman en su discurso apuntan a la deforestación cero para 2030.

Según el nuevo escenario, para 2030 podrían reducirse en un 18% los gases de efecto invernadero (GEI) con fondos propios, y un 37% con ayuda extranjera. En la presentación, que luego formó parte del Acuerdo de París, las reducciones eran de 15% y 30%, respectivamente.

"A todos nos preocupan los bosques, los glaciares, los humedales. Nos hemos propuesto trabajar en un ordenamiento con todos los actores, como se hizo para esta revisión para poder empezar a hablar de desarrollo sustentable", agregó el ministro.

Las ONG ambientalistas argentinas criticaron la presentación de Bergman. "Los anuncios del ministro parecen ignorar que la Argentina no puede esperar hasta 2030 para terminar con la deforestación. La Argentina está entre los 10 países que más bosques destruyen: queda solamente el 27% de los bosques nativos", sostuvo Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace.

A su criterio, Bergman "hace anuncios demagógicos que contradicen las medidas de gobierno; bajar las retenciones de la soja y fomentar el avance de la ganadería intensiva en el Norte, las dos principales fuentes de deforestación, son medidas totalmente incompatibles con estas declaraciones".

María Marta Di Paola, de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), indicó: "Están sacando una ley que permite avanzar con emprendimientos productivos sobre los humedales. Es reforzar esta mentira de la deforestación cero. Preocupémonos por un ordenamiento integral del territorio".

Según el compromiso revisado, en 2006 la Argentina generó en un año 409 millones de toneladas de CO2. Si no se tomara ninguna medida, lo que se conoce como Business as Usual (BAU) para 2030 treparían a 592 millones de toneladas de CO2. El cálculo con las iniciativas para frenar la deforestación e inversión en renovables baja ese número a 483 millones de toneladas de CO2 y con inversión extranjera, a 369 millones de toneladas de CO2.

Enrique Maurtua Konstantinidis, de la FARN, que participó de la revisión, sostuvo: "Es bueno que el proceso de revisión de la NDC se continúe el año que viene, ya que incluso después de esta primera revisión, cuando vemos la curva de emisiones incondicional (compromiso con recursos propios), las emisiones no bajan. Este proceso tiene que mantenerse hasta que se pueda conseguir un compromiso de reducción de emisiones que muestre con claridad un futuro sin emisiones".

La Argentina es el primer país en presentar una revisión de su compromiso para frenar el calentamiento global. Sin embargo, un estudio realizado entre las naciones del G20 que se dio a conocer ayer por la mañana señala al país junto Canadá, Australia, Arabia Saudita, Turquía y los Estados Unidos como lugares en los que las políticas domésticas no han sido suficientes. Los representantes de la delegación argentina sostienen que este trabajo no incluye los esfuerzos de la nueva administración nacional.

Proclama de Marrakech

200

Delegados

Emitieron una declaración que manifiesta la adhesión al Acuerdo de París y que este compromiso es "irreversible". Aparece como una respuesta a la incertidumbre que creó la elección de Donald Trump

100.000

Millones de dólares

"Reafirmamos nuestra meta de movilización. Hacemos una llamada por incrementar el volumen, el flujo y el acceso a la financiación para proyectos climáticos", se planteó

14 Años

Se espera que, para 2030, se alcance la meta de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas