Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Después del FIFAgate: Full Play, la empresa de los Jinkis, continúa haciendo negocios con el fútbol argentino

La organización, salpicada por el escándalo, vende los derechos del fútbol argentino en el exterior con un contrato hasta 2019

Lunes 21 de noviembre de 2016
Hugo y Mariano Jinkis, cuando fueron detenidos por el escándalo del FIFAgate. Su empresa sigue facturando
Hugo y Mariano Jinkis, cuando fueron detenidos por el escándalo del FIFAgate. Su empresa sigue facturando. Foto: Reuters
0

A casi un año y medio de los primeros arrestos del FIFAgate, el escándalo de corrupción que sacudió las bases del fútbol mundial, la empresa Full Play , propiedad de Hugo y MarianoJinkis , implicados en los pagos de coimas, mantiene un contrato que le permite facturar con el fútbol argentino: los derechos internacionales de la primera división.

La dueña de esos derechos es la empresa Torneos, que a su vez está capacitada para sublicenciarlos. Una de esas sublicencias le pertenece a Full Play. Según pudo confirmar La Nacion de fuentes confiables, el contrato entre los Jinkis y la compañía que todavía presidía Alejandro Burzaco (quien se declaró culpable en el FIFAgate y espera fecha de juicio en Estados Unidos) se firmó el 25 de julio de 2014, antes de que explotara el escándalo.

Por un lado, el convenio le cede a Full Play los derechos de todos los partidos de Primera A para todo el mundo menos el continente americano. Por otro, Full Play puede elegir dos partidos por fecha para ser transmitidos en los territorios Canadá y Estados Unidos. El contrato rige entre el 1 de julio de 2014 y el 30 de junio de 2019. Sus términos permanecen amparados por una cláusula de confidencialidad. Y ambas partes callan el monto. Según la información que pudo recoger este diario, el contrato entre Torneos y Full Play se mantiene vigente porque la empresa de los Jinkis, que supo tener todas sus cuentas congeladas, cumple con sus obligaciones económicas. Recientemente, el juez Claudio Bonadío desestimó la extradición de los Jinkis, padre e hijo, a los Estados Unidos.

La última vez que la AFA negoció los derechos internacionales (es decir, el dinero que le ingresa por vender las transmisiones de sus partidos al exterior) recibió 9 millones de dólares por parte de Torneos, la misma empresa que detentó esos derechos en las últimas décadas. Siempre fue una incógnita cuánto facturaba la productora que supo presidir Alejandro Burzaco por vender los partidos argentinos al exterior, aunque según palabras del propio ex CEO de la compañía, el negocio era "marginal". Los horarios del fútbol argentino, imposibles de compatibilizar con el público europeo, siempre fueron la excusa para justificar la escasa venta al extranjero.

La AFA ignora quiénes pagan por ver los partidos del fútbol argentino en el exterior. Los derechos internacionales, de hecho, fueron eje de una controversia legal en 2009, cuando se firmó el acuerdo con la Jefatura de Gabinete, que dio origen al Fútbol Para Todos. En ese convenio asociativo, el Poder Ejecutivo se quedó con todos los derecho televisivos del fútbol argentino, incluidos los internacionales. Pero estos últimos ya estaban vendidos. A Torneos, que reclamó mediante cartas documento a la AFA. La controversia legal se zanjó en marzo de 2010, cuando la AFA aceptó ser intermediario: el dinero que Torneos le pagaba por los derechos internacionales era girado a la Jefatura de Gabinete.

La imagen pública de Full Play en relación al FIFAgate empeoró la semana pasada, cuando el empresario uruguayo Francisco "Paco" Casal presentó una demanda judicial en los Estados Unidos contra Torneos, Full Play, Burzaco y los Jinkis, entre otros. En el documento, las dos empresas de Casal (Global Sports Partners y Gol TV) denuncian el entramado de coimas que se pagaron para que T&T Sports Marketing (una empresa con sede en las Islas Caimán que era participada por Fox y Torneos) se asegurara todos los años los derechos de TV de los principales torneos del fútbol sudamericano: las Copas Libertadores y Sudamericana. Según la denuncia, Full Play, la empresa de los Jinkis, jugó un papel fundamental como intermediaria para derivar los millones de dólares pagados en coimas a los principales ejecutivos de la Conmebol.

La entidad volvió a confiar en Fox (accionista mayoritario de T&T) para renovar el contrato de TV por las Copas hasta 2018. Torneos es la dueña de todo el fútbol argentino menos la primera división y acaba de convertirse en el agente comercial de la AFA al absorber el contrato de Santa Mónica, que tiene rige hasta 2030. Y Full Play sigue comercializando la primera división en el extranjero. Todo pasa.

Hacen oficial la oferta por la TV

Las cadenas televisivas Turner y Fox formalizarán la propuesta de comprar los derechos de transmisión de partidos desde el año próximo, cuando el Estado deje de pagar por ellos. Los dirigentes de la AFA indicaron que el piso para empezar a negociar debe ser de 2.500 millones de pesos mientras esperan que haya otra "propuestas superadoras", aunque el presidente de la Comisión Normalizadora de la AFA, Armando Pérez, admitió que "por ahora es la única". Las empresas recibieron un pedido para que los abonados al sistema básico de cable no tengan pago adicional por ver los partidos en 2017.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas