Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Violencia de género: la relatora de la ONU instó al país a intensificar esfuerzos

"Todavía hay deficiencias considerables", dijo la encargada de elaborar un informe sobre la situación local

Martes 22 de noviembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

Si bien han existido avances, sobre todo en la condena social, todavía el sistema argentino tiene "deficiencias considerables" para combatir la violencia contra las mujeres. Hay leyes desactualizadas, legislación que no se adapta a los estándares internacionales, subregistro de denuncias, inacción judicial ante situaciones de violencia de género, condenas que sólo resultan relevantes en casos de femicidios y muchas veces ni siquiera así. Y detrás de todo eso, una fuerte "cultura machista" que se resiste a ceder.

Éstas son algunas de las conclusiones que surgen del informe preliminar que presentó ayer la relatora especial de las Naciones Unidas Dubravska Simonovic, que recorrió distintos puntos del país durante la última semana para interiorizarse sobre la situación de la violencia contra las mujeres. Las conclusiones definitivas formarán parte de un informe de situación y recomendaciones que elevará al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en junio de 2017.

"El Movimiento Ni Una Menos se adelanta al problema: el Estado debe ponerse a la par e intensificar sus esfuerzos por evitar los femicidios y otras formas de violencia de género contra las mujeres", aseguró Simonovic, durante la presentación del informe.

Se trata de la primera visita oficial que realiza una relatora especial de la ONU sobre la violencia contra la mujer. Su objetivo es hacer recomendaciones a los países que recorre para lograr ser más eficaces en la lucha contra la violencia.

Para elaborar este informe, visitó distintas instituciones y organismos oficiales que trabajan en materia de violencia de género, solicitó informes sobre estadísticas judiciales y también viajó a distintas provincias para entrevistarse en persona con mujeres que son o han sido víctimas de violencia. Fue un viaje intenso entre Tucumán, Corrientes y la provincia de Buenos Aires, en el que se entrevistó con mujeres y niñas que le contaron la tremenda situación que atravesaban y qué respuesta habían encontrado por parte del Estado y del sistema judicial a la hora de pedir ayuda.

La relatora de las Naciones Unidas instó a la Argentina a "aumentar la protección de las mujeres en una cultura machista".

Simonovic mencionó los avances que se han producido en los últimos años en materia de denuncia y visibilización de la violencia contra las mujeres. Destacó la tarea de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema y la tarea que se realiza desde el Consejo Nacional de las Mujeres, con el Plan de Acción Nacional para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra la Mujer, que puso en marcha el propio presidente Mauricio Macri, junto con Fabiana Tuñez. Incluso deslizó la posibilidad de darle rango ministerial al Consejo para visibilizar el compromiso con el tema.

"Sin embargo, preocupa la falta de coordinación sistémica e institucionalizada entre los gobiernos nacional y provinciales, en especial entre el Consejo y las oficinas de la mujer provinciales y municipales", apuntó Simonovic.

En cuanto a la legislación, la relatora consideró que el país evidencia un gran atraso a la hora de actualizar sus normativas a los estándares internacionales. Por un lado, existe una falta de aplicación directa del Poder Judicial de las normas internacionales y también una brecha respecto de las normas nacionales que no se implementan en todo el país, ya que algunos gobiernos locales todavía utilizan una ley provincial de violencia doméstica, advirtió.

Particularmente, Simonovic se mostró preocupada sobre el Código Procesal Penal Federal, que establece que el procesamiento de delitos sexuales no sea conducido de oficio, algo que produce que la violencia sexual sea vista como un asunto privado.

"Este tipo de regulación envía un mensaje equivocado que nos lleva a pensar que las violaciones y la violencia sexual son un asunto privado y no público -indicó-. También estoy preocupada porque la definición de violación (en la legislación argentina) no se basa en la falta de consentimiento, sino que se relaciona con el uso de la fuerza, la cual incumple con estándares internacionalmente reconocidos." Además hizo foco en que faltan refugios para víctimas de violencia y de trata y que las ayuden a construir un nuevo proyecto de vida.

Dubravska Simonovic
Dubravska Simonovic.

Los desafíos

Dubravska Simonovic - Relatora de Naciones Unidas

"El Movimiento Ni Una Menos se adelanta al problema: el Estado debe ponerse a la par e intensificar esfuerzos"

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas