Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juan Francisco Saviolo: el secreto para reconvertir un quiosco en una sucursal bancaria

Junto con su socio Matías Wohlgemuth, creó Wayniloans, una plataforma de microcréditos que atiende a través de pequeños comercios

Miércoles 23 de noviembre de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Ayni es una palabra quechua y significa "solidaridad y cooperación recíproca". Se le sumaron, al inicio, una "w", por web, y un "loans", al final, por "préstamos" en inglés. Así se formó Wayniloans, una plataforma de empréstitos hechos en criptomoneda (un medio digital de intercambio), por ahora en los famosos bitcoins. "Permitimos mayor eficiencia con tasas relativamente más bajas. Hay gente que no podría acceder a créditos que así puede hacerlo. La tecnología ayuda a incluir financieramente", se presenta Juan Francisco Salviolo (38), cofundador del proyecto junta con Matías Wohlgemuth (32).

Salviolo, licenciado en Filosofía y Letras y Ciencias Sociales, había participado en startups durante el boom de las puntocom y luego había trabajado en un retail de microcréditos. A fines de 2015, decidió juntar los dos mundos. Convocó a Wohlgemuth, economista, y reunieron alrededor de 100.000 dólares de los socios, NXTP Labs y de la incubadora de Miami Venture Hive. Actualmente, facturan 12.000 dólares mensuales y esperan incrementar esa cifra en un 30% a partir de febrero de 2017.

Salviolo explica que se inspiró en modelos de préstamos "peer 2 peer" (persona a persona) como la compañía británica Zopa, pero que siempre buscó que "la tecnología estuviera más de frente que lo financiero", porque no está seguro de que "los bitcoins sean el futuro". "Por eso hablo más de criptomoneda o un token, algo que tenga valor y que pueda llegar a la base de la pirámide más eficientemente", detalla. Desde febrero hasta el momento, por Wayniloans se hicieron transacciones equivalentes a poco más de un millón de dólares.

Wayniloans ofrece préstamos entre pares, créditos para negocios y adelantos en efectivo. El primer caso es el más típico: un usuario de la plataforma solicita un crédito y elige el plazo de devolución, la cantidad de cuotas y el interés nominal. Luego, espera a los inversores que le prestarán sus bitcoins. La segunda opción permite que los comerciantes del mundo digital -vendedores de Mercado Libre o Tienda Nube, por ejemplo- soliciten hasta $ 200.000 y los reciban en sus cuentas bancarias. En caso de que el usuario sí tenga scoring bancario, puede acceder a la última modalidad, el adelanto en efectivo, que está comenzando a implementarse. Para hacerlo, debe descargar una aplicación donde subirá una foto y un servicio a su nombre, y hará la solicitud del crédito, que pueden ser desde 1000 hasta 4000 pesos. La app le dirá dónde está el quiosco más cercano al que puede acercarse a retirar el dinero. "Usamos los quioscos como cajeros automáticos porque, al final del día, las personas quieren moneda local y los comerciantes quieren tener menos dinero en la caja por cuestiones de seguridad", indica.

Este sistema debutó en el sur del conurbano y está próximo a llegar a la Capital. "Para incluir financieramente a las personas, tengo que llegar a la base de la pirámide, y para eso debo contar con una herramienta que esté hasta en la última milla", asegura.

Profesión: es licenciado en Filosofía y Letras y en Ciencias Sociales

Empresa: Wayniloans

Edad: 38 años

La plataforma de microcréditos otorga préstamos por más de un millón de dólares.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas