Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La reacción de Donald Trump por la muerte del líder revolucionario: "¡Fidel Castro está muerto!"

El presidente electo de EE.UU., que pasa unas vacaciones en Florida, lanzó un breve mensaje en Twitter

Sábado 26 de noviembre de 2016 • 11:27

WASHINGTON.- Apenas un tuit con cuatro palabras y un signo de admiración. Diez horas después de conocida la muerte del líder revolucionario, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, reaccionó en las redes sociales con una escueta frase: "íFidel Castro está muerto!".

Trump pasa sus horas actuales en Florida, Estado emblema del exilio cubano. Se encuentra descansando con motivo de las vacaciones por el Día de Acción de Gracias en su hotel Mar-a-Lago, en Palm Beach.

Antes de la reacción de Trump, no hubo ninguna reacción oficial del gobierno de Barack Obama sobre la muerte de Castro, quien falleció anoche a los 90 años de edad.

Durante la campaña electoral, Trump prometió "dar marcha atrás" a las "concesiones" hacia Cuba, pero los expertos ven improbable que frene en seco el deshielo iniciado por el actual presidente estadounidense.

En las primarias, Trump fue el único aspirante republicano que apoyó la apertura a Cuba, pero en su búsqueda de votos en Florida en las elecciones generales prometió que "revocaría" las medidas ejecutivas de Obama "a no ser que el régimen de los Castro" restaure "las libertades en la isla".

Sin embargo, hay quienes consideran que el magnate tendrá que atemperar esa postura, debido a las presiones que recibirá de parte de los empresarios estadounidenses que llevan décadas anhelando hacer negocios con Cuba.

Entre ellos está el intelectual Noam Chomsky, que en una reciente entrevista con la agencia EFE aseguró que las presiones de las empresas estadounidenses que quieren hacer negocios con la isla en terrenos como la biotecnología, el farmacéutico, la agroindustria o el turismo podrían condicionar las promesas electorales de Trump.

La muerte de Fidel Castro volvió a poner en primer plano, además, la incógnita sobre el embargo económico a Cuba que durante más de cinco décadas ha mantenido Estados Unidos y cuyo futuro ahora dependerá de la administración Trump.

En esta nota:
Te puede interesar