0

¿Qué se vota en el referéndum de Italia?

El premier italiano, Matteo Renzi
El premier italiano, Matteo Renzi Fuente: AFP
Se pronunciarán el domingo sobre una reforma que pretende restarle poder al Senado para facilitar la gobernabilidad del país; Renzi ligó su futuro político a la consulta
0
30 de noviembre de 2016  • 11:22

ROMA (EFE).- Los italianos están llamados a votar el próximo 4 de diciembre una reforma constitucional que como principal cambio elimina el llamado bicameralismo perfecto, pero que en la práctica se convirtió en un plebiscito al premier Matteo Renzi , que parte con los sondeos en contra.

Según las últimas encuestas, el rechazo a la reforma de Renzi alcanzaría el 55 % frente a un 45 % a favor. No obstante, todos las encuestas coinciden en el elevado número de indecisos, entre el 15 % y el 25 % de los votantes.

El domingo los italianos expresarán su parecer sobre la reforma, que entre otras cosas excluye al Senado del proceso legislativo, hasta ahora bicameral, para facilitar la gobernabilidad del país y la tramitación de leyes.

La consulta ha caldeado el ambiente político, con un gobierno prácticamente solo en la defensa de su reforma y con una oposición que en muchos casos ha planteado el referéndum como un plebiscito a Renzi, que llegó a amenazar con dimitir en caso de fracaso.

El primer ministro planteó la reforma como un paso "histórico", ya que, a su juicio, permitirá abaratar el aparato político y acelerar y simplificar la actividad del Parlamento.

En el lado contrario se sitúan la práctica totalidad del espectro político del país, desde la "berlusconiana" Forza Italia, el populista Movimiento Cinco Estrellas (M5S) e incluso los críticos dentro la formación de Renzi, el Partido Demócrata (centroizquierda).

El ex primer ministro Silvio Berlusconi denunció que la reforma nació "como un traje a medida para Renzi" y ha advertido de que reduce la democracia.

¿En qué consiste la reforma constitucional?

  • El principal punto es que se suprime el llamado "bicameralismo perfecto", que asigna las mismas competencias a la Cámara de los Diputados y al Senado. La reforma no elimina el Senado, sino que lo convierte en un órgano de representación territorial excluido del proceso legislativo.
  • La idea es garantizar la gobernabilidad de Italia, que ha tenido 63 gobiernos en sus 70 años de democracia debido a que muchos ejecutivos han caído al perder una moción en una de las cámaras.
  • La modificación del Senado está dirigida a abreviar el proceso legislativo, ya que la aprobación de las leyes solo dependería de la Cámara de los Diputados y no de las dos cámaras como hasta ahora.
  • El nuevo Senado consistiría en un órgano consultivo que podría proponer reformas o enmiendas a los proyectos de ley que la Cámara de los Diputados comience a estudiar.
  • Los miembros del Senado pasarían de los 315 actuales a un máximo de cien. De ellos, 95 serían representantes locales -74 elegidos por los Consejos Regionales y 21 por los alcaldes- y el presidente de la República podría nombrar un máximo de cinco por un mandato de siete años.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.