Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Empresarios y el Gobierno se enfrentaron por el precio del gas de Vaca Muerta

Rocca pidió un precio mayor al de otros proyectos para asegurar su desarrollo y Mindlin lo acompañó; Aranguren rechazó el reclamo, pero dijo que habrá un plan de transición

Jueves 01 de diciembre de 2016
0
Pagani, Campos, Rocca, Aranguren y Marcelo Martínez Mosquera, de la UIA, ayer, en el encuentro de AEA
Pagani, Campos, Rocca, Aranguren y Marcelo Martínez Mosquera, de la UIA, ayer, en el encuentro de AEA.

No hubo gritos, reproches, amenazas ni acusaciones cruzadas. Pese a que le faltaron todos esos condimentos dramáticos habituales en el kirchnerismo, las diferencias que aparecieron ayer entre un grupo de empresarios poderosos y el ministro de Energía, Juan José Aranguren , se convirtieron en el primer contrapunto entre el Gobierno y el sector privado en la administración de Mauricio Macri .

El escenario lo puso la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que organizó la jornada denominada "La energía como motor para el crecimiento", en la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes.

El primero en hablar fue Paolo Rocca, presidente del Grupo Techint, el mayor holding de origen argentino. Sostuvo que la formación de recursos no convencionales Vaca Muerta es una de las claves para el crecimiento económico del país, pero sostuvo que se necesita "fijar un precio de referencia para el gas [de esa formación], en el orden de los US$ 7 a los US$ 7,5 el millón de BTU [la unidad de medida]". Y agregó: "En la Argentina la importación llegó a estar en US$ 14; hoy estará alrededor de US$ 6. Necesitamos una referencia. Cinco años es el mínimo para dar impulso al sistema y permitir alcanzar economías de escala".

Rocca también habló de un segundo punto "orientado a defender la industria y el campo, que necesitan energía competitiva. Esto implica mantener un mercado del gas regulado. La forma de hacerlo, a mi juicio, es asegurar un precio en boca de pozo en línea con el de Estados Unidos, hoy en el orden de los US$ 3 el millón de BTU".

Despúes del dueño de Techint habló Marcelo Mindlin, la cara más visible del grupo Pampa Energía, un jugador fuerte en los negocios eléctrico (es el dueño de Edenor, entre otras cosas) y petrolero tras la compra de Petrobras.

"En el sector eléctrico la respuesta del inversor ha sido más rápida que en el de hidrocarburos. Si plantea [el Gobierno] precios más previsibles, la reacción del empresario va a ser igual. Va a invertir fuertemente [el sector empresario]para revertir la caída en la producción", sostuvo.

Frente a ellos escuchaba el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, que habló cerca del mediodía. Antes habían estado el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el Ministro de Producción, Francisco Cabrera.

Aranguren rechazó el pedido de Rocca. "No creo en el spread (diferencia) entre gas producido y gas consumido", sostuvo ante el público. Frente a la consulta de la prensa, el funcionario fue un poco más lejos. Sostuvo que la propuesta del empresario consideraba un precio "subsidiado" para su insumo, un término que Rocca y sus colaboradores no utilizaron para presentar su propuesta. "Nosotros tenemos que laudar en el medio" de los intereses de diversos sectores, completó Aranguren.

El dueño de Techint habló también varios minutos con la prensa para aclarar su posición y sostuvo: "Para mí se trata de una sustitución de importaciones, no de subsidios".

El temor del sector privado pasa por la finalización del denominado Plan Gas, una modalidad creada por el kirchnerismo para subsidiar la producción adicional de ese insumo. Esos programas vencen en su mayoría en diciembre del año próximo.

Aunque el ministro no considera la propuesta de Rocca, también les llegó a otros funcionarios del Gobierno.

Un poco más lejos de la polémica estuvo el vicepresidente de Estrategia y Desarrollo de Negocios de YPF, Fernando Giliberti. "Vaca Muerta es un lugar de mucho potencial y ojalá que sea parte de una agenda nacional, para lo cual es necesaria una reducción de costos, mejoras en la infraestructura y visibilidad de los mecanismos de precios", señaló.

Aranguren sostuvo que la salida del esquema de subsidios se hará mediante una transición gradual. Y espera que para el 13 de diciembre, cuando se celebre un nuevo aniversario del descubrimiento del petróleo en el país, esté en marcha un plan que le sume competitividad al sector petrolero. Ello incluye la eliminación de retenciones (hoy son del 1%) y la firma de un nuevo convenio con los sindicatos neuquinos, encargados de una parte del futuro de Vaca Muerta. Lo sabe el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, que también participó ayer del encuentro. "Estamos condenados al triunfo y el desarrollo de Vaca Muerta si cada uno hace lo que tiene que hacer", sostuvo. En otros términos: que Gobierno, empresas y gremios cumplan lo que se vaya a firmar.

Más allá de las polémicas sobre cómo producir más hidrocarburos, hubo espacio para promocionar el andar de la energía eléctrica, que hasta ahora le dio varias buenas noticias al Gobierno.

El presidente de Edesur, Maurizio Bezzeccheri, puso de ejemplo el caso chileno para confirmar que el creciente interés por las energías renovables -presentada ayer como uno de los grandes logros oficiales por parte de Aranguren- en el país favorecerá la reducción de precios del sector. Sólo el presidente de Impsa, Enrique Pescarmona, puso algún signo de pregunta sobre la marcha de ese sector. De todas maneras, sostuvo que "el Gobierno va bien y la inflación va para abajo. La oportunidad es única, pero la falta de financiación a largo plazo es un problema".

También se coló la cuestión del ahorro energético, algo que hasta el año pasado estaba en desuso, pero comenzará a cobrar nueva fuerza en los próximos días, cuando las altas temperaturas lleven al límite el suministro de energía. Alberto Hojman, presidente de BGH, sostuvo: "se podría ahorrar un 15% en forma inmediata, lo que representaría compensar el 100% de las importaciones e inversiones por US$ 3700 millones. La eficiencia energética es un complemento para lograr el abastecimiento".

Es una bandera que comenzó a mover el propio Aranguren, quien se despidió recomendándole a todos que mantuvieran el aire acondicionado en 24 grados.

La OPEP recortará la oferta de crudo

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió ayer 9,31% y cerró en US$ 49,44 el barril, como reacción al recorte en la producción de crudo acordado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), mientras que el Brent (la variante que cotiza en Londres) trepó casi 9%. Fue la primera baja de la oferta en ocho años. La organización, que reúne a los principales productores del mundo salvo Estados Unidos, pero secundados por Rusia y otros productores, decidió el recorte de hasta 32,5 millones de barriles diarios a partir del 1° de enero próximo para contener la caída constante y el amesetamiento del crudo en valores muy bajos, si se tiene en cuenta que hace algunos años el mismo barril costaba en el mercado internacional US$ 140.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas