Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El billete de $ 500 compite por ser el mejor diseño del mundo en 2016

Se trata de un certamen mundial que organiza cada año la Sociedad Internacional de Billetes Bancarios; fueron seleccionados billetes de otros diez países

Martes 06 de diciembre de 2016 • 17:43
0

Podría ser definido como un mundial o los "Oscar de los billetes". La Sociedad Internacional de Billetes Bancarios (INS, por sus siglas en inglés), una agrupación sin fines de lucro, dio a conocer la nómina del billete más destacado de 2016 y el papel de $ 500 argentino, con la ilustración del yaguareté, integra la lista que competirá por el galardón, junto a los billetes de otros diez países.

El ganador se determinará- según anunció el INS- en base al mérito artístico, el diseño, el uso del color, el contraste, el equilibrio y las características de seguridad de cada nominación que fue puesto en circulación durante el año.

Entre los nominados, además de los 500 pesos argentinos, hay billetes de Inglaterra, Suiza y Georgia, cuyo billete de 50 laris georgianos está lleno de iconografía medieval, Suecia, Bielorussia, Escocia, Australia, Nueva Zelanda y Maldivas. El ganador se conocerá en abril próximo.

No es la primera que un billete argentino compite por ser el más lindo del mundo. El año pasado, el billete de $50, de las Malvinas, también integró la lista de los nominados. En esa oportunidad el ganador fue el billete de 5 dólares de Nueva Zelanda.

En años anteriores fueron ganadores un billete de Trinidad y Tobago (2014) y por tres años consecutivos los billetes de Kazajistán fueron los más bonitos (2011, 2012 2013). En 2010 Uganda fue el ganador y antes lo fueron Bermuda (2009), Samoa (2008), Escocia (2007), Comoros (2006), Islas Feroe (2005) y Canadá en 2004.

Cómo nació el premio

Tal como se describe en su sitio web, la IBNS fue fundada en 1961 por un grupo de coleccionistas que intercambiaba y vendía billetes que llamaban su atención por su diseño. Durante décadas, las actividades de la IBNS se extendían más o menos a una revista del sector, un directorio de miembros, una subasta anual por correo y eventos para hacer contactos. Mientras tanto, el comercio de monedas raras ya era grande y crecía, convirtiéndose en lo que el Gremio de Numismáticos Profesionales estima es un negocio de US$5.000 millones.

Luego, en 2005, la IBNS hizo un anuncio: sus miembros había elegido el primer "Billete del Año". Todos los billetes que entraron en circulación el año previo eran candidatos; se instruyó a los votantes escoger al que mejor combinaba arte y seguridad. Puede que la IBNS fuera pequeña, pero sabía cómo estimular la rivalidad entre las casas de moneda.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas