Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un fondo para ayudara generar impacto social

El BID impulsa que se vuelquen recursos a empresas con efectos positivos

Domingo 11 de diciembre de 2016
0

¿El objetivo? Financiar con préstamos de entre 300.000 y 1 millón de dólares a empresas que apliquen modelos innovadores para resolver problemas sociales y ambientales. Con esa consigna, el Fondo Multilaral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) convocó a administradores de recursos financieros a integrar un fondo de inversión de impacto que funcionará para proyectos que se desarrollen en la Argentina, Uruguay y Paraguay. La convocatoria se hace de la mano de Acrux, una empresa de asesoramiento en este tipo de operaciones y, en una primera etapa, de lo que se trata es de seleccionar a una entidad (entre las que se presenten) para ser gerenciadora del proyecto. Para postularse, los administradores de fondos tienen tiempo hasta el próximo jueves 15 de este mes.

Según explicó a LA NACION María Laura Tinelli, directora de Arcrux Partners, antes de fin de año un comité seleccionará al gerenciador del fondo, y hacia abril del año próximo el sistema podría comenzar a operar. La ayuda financiera prevista no será para el llamado capital semilla -porque se considera que esa necesidad está cubierta por el aporte de diferentes ONG, de gobiernos y de premios establecidos por concursos-, sino para negocios con propósito social y ambiental que ya tienen algún grado de avance y necesiten ser apuntalados para crecer.

Según las bases del proyecto publicadas por el Fomin, se apuntará a empresas que "a través de sus prácticas y métodos de producción" buscan generar un impacto social y medioambiental, siendo al mismo tiempo rentables.

La medición de ese impacto, que estará a cargo de Acrux, se hará tanto a nivel interno (se evaluará lo referido a la rentabilidad, los empleos y la productividad) como externo (efectos en la sociedad).

El fondo tiene la meta de alcanzar los US$ 50 millones, aunque se prevé que podrá comenzar a operar al alcanzar los US$ 30 millones. Tinelli explicó que el BID actuará como inversor ancla y que pondrá un 10% de los recursos totales.

"Es muy positivo que organismos multilaterales estén poniendo su mirada y capitales en nuestro país", evaluó Fernando Chuit, uno de los fundadores de Equitas Ventures, que lanzó en los últimos años experiencias de inversión para proyectos de impacto a nivel local.

Según datos aportados por el BID, América latina es el tercer destino de importancia en el mundo para este tipo de inversiones, con un 19% del total del mercado de impacto.

"Se trata de usar el poder de los mercados para potenciar la capacidad que posee el sector privado de generar impacto social y ambiental positivo", sostuvo Tinelli.

Ese concepto de negocios se expandió en los últimos años y en él se basan, por caso, las llamadas empresas B. La denominación es por la Benefit Corporation, concepto nacido en Estados Unidos, uno de los países -el otro es Italia- donde se aprobaron normativas específicas sobre el funcionamiento de estos negocios.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas