Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cartas de los lectores

Soluciones; Presos políticos; Central de Río Turbio; La inmigración; Área ambiental; Uber; ¡Quiero mi apellido!; Temas para atender; Terminal de Retiro;

Sábado 10 de diciembre de 2016
0

Soluciones

Ante los permanentes reclamos de distintos sectores de nuestra sociedad que solicitan aumentos salariales, y que en caso de no obtenerlos amenazan con medidas de fuerza o hacen manifestaciones y piquetes creando un verdadero caos en la ciudad, considero que debería informarse a cada sector el estado actual de la economía, a fin de que junto con el reclamo que realiza aporte la solución que considera factible para su problema.

Horacio F. Artigas

DNI 4.247.559

Presos políticos

La CIDH emitió estas últimas semanas un comunicado al Gobierno para que dé pronta respuesta al reclamo de un grupo de trabajo de las Naciones Unidas sobre la liberación de Milagro Sala, dirigente piquetera y diputada del Parlasur por el Frente para la Victoria. Afirman que es una "presa política". Milagro Sala no es una presa política, es una política presa por corrupción al igual que Jaime o López (y faltan varios que tendrían que estar tras las rejas). La CIDH y la ONU se tendrían que ocupar de los presos políticos de verdad, más de 2000 militares, policías, fuerzas de seguridad, jueces y sacerdotes que fueron detenidos por defender la república de las manos de los terroristas en la década del 70, y que fueron perseguidos y detenidos durante el gobierno revanchista kirchnerista. Ellos son los verdaderos presos políticos, hombres mayores de edad, sin juicio ni condena en la mayoría de los casos... Milagro Sala es una política presa por corrupción, digamos las cosas por su nombre.

María Guadalupe Jones

guadaj@hotmail.com

Central de Río Turbio

Leí el artículo de Diego Cabot del 5 del actual sobre la decisión de completar la central térmica de Río Turbio. Creo que hay que demandar a la ex presidenta y a los ministros responsables por daños y perjuicios por obligar a arrancar una instalación incompleta y sin que se hubieran hecho las pruebas de puesta en marcha sólo para propalar la mentira proselitista de que estaba terminada. El arranque de una caldera suele llevar muchos meses, hasta verificar que el condensado del vapor no tiene concentración de minerales que la deteriorarían, así como las turbinas. Y caducarían las garantías de todas esos equipos. El artículo menciona la caducación de diversos contratos y que se están canibalizando equipos para completar otros.

Espero que algún fiscal actúe de oficio.

Carlos Senderey

DNI 4.553.277

La inmigración

Hemos leído con preocupación el editorial publicado el 25 de noviembre, en el que se manifiesta la necesidad de actualizar las leyes de inmigración. Si bien toda revisión de las normas y la aplicación efectiva de las leyes son bienvenidas, la nota deja una impresión distorsionada. Habla de las maravillas de la inmigración europea y del Medio Oriente en siglos pasados, pero deja entrever un sesgo opuesto hacia la inmigración de los países vecinos. Aunque efectivamente hay inmigrantes y visitantes de países vecinos que delinquen, solo el 6% de los presos en nuestras cárceles son extranjeros, tal como quedó demostrado en el trabajo que publicó el Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Inseguridad y Violencia de la Untref. En relación con el papel que juegan los inmigrantes en el narcotráfico, es bueno recordar que más del 90% de los narcotraficantes detenidos son argentinos, tal como quedó demostrado en "Impacto de las migraciones actuales en la estructura económica y sociocultural de la Argentina". Recordemos que la gloriosa inmigración europea estaba plagada de delincuentes que azotaban las calles de Buenos Aires y las ciudades del interior. Basta leer las crónicas de LA NACION durante las primeras tres décadas del siglo XX para ver reacciones antiinmigrantes con argumentos similares a los que se esgrimen ahora: los italianos roban y matan, los judíos controlan la trata de blancas, los árabes (turcos) estafan, etcétera.

El fenómeno de la inmigración en cualquier lugar del mundo trae beneficios y algunos perjuicios. La Argentina del siglo XX ha sido testimonio de ello y también debería serlo la del siglo XXI. Muchos de los inmigrantes son emprendedores, innovadores, trabajadores disciplinados y gente de bien que contribuye a un vibrante tejido social. Si algún inmigrante delinque, se le debe aplicar la ley exactamente igual que con los ciudadanos locales. No se debería convertir a los inmigrantes fronterizos en excusa o en chivos expiatorios de nuestra ineficacia para combatir la inseguridad.

Marcelo Bergman

Director del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre Inseguridad y Violencia Celiv/Untref

DNI 12.012.596

Lelio Marmora

Director del Instituto de Políticas de Migraciones y Asilo IPMA/Untref DNI 4.362.059

N de la R.: el editorial de referencia sigue la línea histórica de este diario desde su fundación: fomento de la inmigración y agradecimiento pleno "a los hombres de buena voluntad" que decidieron habitar nuestro país. Pero coincide con quienes manifiestan una grave preocupación respecto del orden público por una política inmigratoria irresponsable como la que descuidó nuestras fronteras en los últimos años.

Área ambiental

En estos días se está tratando en la Legislatura porteña el proyecto de ley de creación del Área Ambiental Buenos Aires Centro, que prohíbe la circulación general de vehículos motorizados todos los días hábiles a partir del 1º de abril de 2017, con un cronograma de implementación progresiva, que llegará a un horario de veda entre las 9 y 18. Si bien en principio parece que los objetivos de la medida son loables y atendibles en pos de una ciudad sustentable, su aplicación de forma inmediata, inconsulta y caprichosa la torna inviable. He participado de las reuniones de la comisión que lleva adelante su estudio. Nada razonable he escuchado de parte de los promotores del proyecto, que sumaría más consecuencias perjudiciales que beneficios. Sólo traerá inexorablemente cierre de comercios, despido de empleados, cercenamiento de derechos en los habitantes del área, desvalorización de las propiedades, entre muchos otros resultados negativos.

A veces es necesario que la población haga esfuerzos o sacrificios en pos de un interés superior -en este caso, la sustentabilidad-, pero la experiencia del área microcentro nos demuestra que ese fin no se ha logrado: si bien es una zona peatonal, está plagada de motos, taxis y vehículos con permisos de circulación cuya cantidad asombra a cualquier transeúnte. Entonces, frente al fracaso ya experimentado no debemos seguir sumando áreas similares. Me hago eco de una frase que escuché en los debates del miércoles 30 de noviembre: "Señores legisladores, les hemos entregado la gestión, no nuestras propiedades". Me gustaría saber si algún legislador pensó en el día después de la implementación del área.

Graciela Bolletta de Argerich

DNI 17.199.980

Uber

Vimos un ataque feroz por parte de la fiscalía de la ciudad de Buenos Aires contra Uber, con el allanamiento de sus oficinas, por el uso indebido del espacio público con fines lucrativos. Esto no parece perseguir el objetivo final, que es ver cómo mejorar la vida de los ciudadanos con nuevos servicios de transporte y mayor competencia, sino otros que lamentablemente no se expresan con claridad. Si el objetivo fuera hacer cumplir la ley, esta medida debería haber estado acompañada -desde mucho antes y con igual virulencia- por otras destinadas a otros usuarios del espacio público sin autorización o pago de impuestos municipales como trapitos, limpiavidrios o vendedores en los semáforos, pegatinas, payasos y malabaristas de calles, mesas y sillas de bares, cajones de fruterías, arbolitos vendedores de dólares, volquetes, arena de las obras en construcción y otros materiales, y tantos más.

A pesar de que en esta cruzada contra Uber también está nuestro Presidente, y que el nombre del partido se llama Cambiemos, parece ser una ironía o un engaño más. Espero las aclaraciones correspondientes, en la esperanza de que todos seamos iguales ante la ley.

Eduardo Maschwitz

DNI 13.180.105

¡Quiero mi apellido!

Traté de hacer un trámite online en la web del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Infructuosamente, muchas veces. Al tener que cotejar mi DNI con la persona que lo porta, la base me da una única posibilidad de coincidencia con una ciudadana del mismo número de DNI, pero llamada Sonia Vergman: ver mi firma de esta carta. Además, legalmente tengo un segundo nombre, el que, aunque no lo use cotidianamente, debería haber aparecido.

¿Los empleados que solventamos los vecinos de la ciudad con nuestros impuestos son bromistas o iletrados? Corrijan este error urgentemente. ¡Devuélvanme mi verdadero apellido!

Sonia Berjman

DNI 5.125.965

Temas para atender

LA NACION del jueves pasado nos señala algunos de los muchos temas que merecen una sabia, viable y actualizada legislación acompañada de mecanismos de control aptos a cargo de agentes honestos. Entre ellas: 1) las vías de escape en edificios de altura, vivienda y oficinas; 2) las reglas para el uso seguro de agroquímicos y de manejo de la contaminación residual; 3) las normas de seguridad e higiene industrial, esenciales y lamentablemente usadas a veces con objetivos políticos y gremiales; 4) la instrucción pública, en todos sus niveles. Por último, pero lo más importante, los criterios y la conducta de la clase política.

Rafael Anello

DNI 7.444.194

Terminal de Retiro

El miércoles por la noche estuve en la terminal de ómnibus de Retiro, cuando comenzó el último fin de semana largo del año. Hacía mucho que no iba. El panorama es realmente patético. Abarrotada de gente, sentada de cualquier forma posible (los que pueden hacerlo). El resto, la mayoría, parados. Todos con cara de resignación, como sabiendo lo que les espera, y aceptándolo. Se anunció la partida de un viaje de la hora 20, cuando ya eran las 23.30. Con voz neutra, como si nada pasara. ¿Cómo se puede maltratar a la gente de esa manera?, ¿dónde estaban los que deben regular, organizar y controlar esta actividad?

Cuántas mafias hay controlando este descontrol. Realmente necesitamos que el Estado intervenga y ponga fin a estos atropellos.

Mariano Benedit

DNI 11.543.564

En la Red

Testimonios de víctimas de violencia de Milagro Sala

Facebook

"Se creía la gobernadora de Jujuy, quemando la institución, incitando a la gente a hacer maldades, persecución a los que no piensan como ella " - Ana Borga

"Si cometió o no los delitos graves que se le imputan no lo sé, lo que sé es que no puede estar presa sin haber pasado por un juicio y con la condena correspondiente" - Rosa Makiuchi

"Ojos que no ven, corazón que no siente. Esa frase se la dedico a todos los que la defienden, sin saber cómo fue ella realmente. Sólo el pueblo de Jujuy puede opinar" - Natalia Vilte

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.aro a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas