Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Traspiés: sucesión de errores, pero con capacidad de reacción

El Gobierno asumió fallas y supo dar marcha atrás; etapa de “aprendizaje”

Sábado 10 de diciembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
El haber apoyado explícitamente a Hillary Clinton en la elección presidencial de los Estados Unidos e ignorado a Donald Trump, que finalmente ganó, fue uno de los traspiés más resonantes de este primer año
El haber apoyado explícitamente a Hillary Clinton en la elección presidencial de los Estados Unidos e ignorado a Donald Trump, que finalmente ganó, fue uno de los traspiés más resonantes de este primer año. Foto: Archivo

“Puede ser que haya ineptitud o incapacidad en algunos casos, pero hay buena fe”. La frase pertenece a la diputada nacional Elisa Carrió (Coalición Cívica), una de las fundadoras del frente Cambiemos. Tanto desde afuera como desde las propias entrañas del Gobierno, los errores que el macrismo cometió en su primer año de gestión estuvieron en muchos casos relacionados con la poca experiencia del partido gobernante.

El decreto que designó a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti como jueces de la Corte Suprema de Justicia sin respetar el camino constitucional; el papelón de haber confirmado la recaptura de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez cuando en realidad no había sido así; el malentendido entre Mauricio Macri y la premier británica, Theresa May, sobre la supuesta apertura del diálogo sobre la soberanía de las islas Malvinas, y el haber apoyado explícitamente a Hillary Clinton en la elección presidencial de los Estados Unidos e ignorado a Donald Trump, que finalmente ganó, son sólo cuatro de los traspiés más resonantes de este primer año, sin contar las últimas derrotas legislativos que sorprendieron a la gestión de Cambiemos, como la votación en Diputados del proyecto opositor sobre el impuesto a las ganancias.

Pero a pesar de los errores, el Gobierno demostró cierta capacidad de reacción y los tropiezos fueron superados –al menos, parcialmente– con marchas atrás. Los jueces de la Corte finalmente fueron designados por el Senado, los prófugos sí fueron recapturados tiempo después, la ronda de conversaciones para restablecer los vuelos a las islas Malvinas dejó el malentendido con el Reino Unido en una anécdota y Macri habló con Trump en buenos términos tras las elecciones. La lista es larga. También se pueden agregar la marcha atrás con suba de las tarifas de los servicios públicos y el tardío llamado a audiencias tras una serie de fallos que frenaron los aumentos o la desmentida al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, cuando deslizó que las paritarias debían tener techo.

Parte de las incoherencias de discurso, las marchas atrás y las desmentidas dentro del propio Gobierno activaron un debate sobre la eficiencia del sistema de comunicación del macrismo, centralizada en el jefe de Gabinete, Marcos Peña. “Es verdad que mi gobierno comunica mal”, lanzó Carrió en abril. Al día siguiente, el funcionario explicó en su cuenta de Facebook los lineamientos de esa estrategia comunicacional.

Ya promediando el año, Peña habló de los “errores” del Gobierno y afirmó que los traspiés que hubo fueron “por ansiedad, como la designación de jueces de la Corte Suprema por decreto al principio de la gestión” y no “de mala fe”.

En ese sentido, en una entrevista a la nacion, Carrió subrayó que 2016 se trató de “un primer año de aprendizaje, que en general coincide con el primer año de gobierno que tuvo Mauricio cuando fue jefe de la Ciudad” y que tuvo “aciertos y errores”, aunque va “madurando”.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas