Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Melissa Rivers: "Todos están demasiado preocupados por ser correctos y es aburrido"

La conductora de Fashion Police,e hija de la recordada Joan Rivers, habló con LA NACION sobre cómo es hacer un programa ácido en tiempos de redes sociales, corrección política y Donald Trump

Martes 20 de diciembre de 2016 • 00:33
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Melissa Rivers, la hija de Joan Rivers, se hizo cargo de Fashion Police tras la muerte de su madre
Melissa Rivers, la hija de Joan Rivers, se hizo cargo de Fashion Police tras la muerte de su madre.

A pesar de tener una amplia trayectoria como comediante, guionista y conductora de ciclos nocturnos, muchos argentinos conocimos el humor y la acidez de Joan Rivers gracias a sus crítica de moda en el canal E!. Su Fashion Police se convirtió en un clásico del cable y fue inspirador de muchos segmentos y ciclos propios en la TV local. Tras su muerte en 2014, su hija Melissa tomó el cetro y ahora es ella quien comanda el programa, que critica con humor y sin concesiones a los famosos.

A poco más de un mes del inicio de "la temporada de premios", que arrancará el 8 de enero con la alfombra roja de los Globos de Oro por E! y seguirá unos días después con los premios SAG , la conductora dialogó con LA NACION sobre el legado de su madre, reveló los secretos de este ciclo icónico y contó cuál es el peor vestido que vio en una premiación.

-Es difícil tomar las riendas de un programa que fue muy exitoso con otra conductora y mucho más si la razón del reemplazo es su muerte. No me quiero imaginar lo que debe ser reemplazar a tu propia madre... ¿cómo es hacer Fashion Police sin Joan Rivers?

-Uf... digamos que son muchas emociones encontradas. No hay dudas de que siempre extrañaré a mi madre, nadie la podrá reemplazar jamás y yo no intento imitarla, yo estoy haciendo ahora mi propio show. Pero es inevitable que todos pensemos en ella y cada vez que entro al estudio, la recuerdo...

-Una de las cosas que hacía tu madre muy bien era hacer humor rompiendo lo políticamente correcto e incomodando un poco, que es una de las bases de la comedia, ¿creés que es difícil hacer reír hoy?

-¡Totalmente! Creo que todos están demasiado preocupados por ser correctos y no ofender a nadie y por eso todo es tan aburrido. Existe una gran diferencia entre ser divertido, liviano y hasta tonto y ser mal intencionado o malvado. Y cualquiera sabe dónde está trazada la línea, hasta dónde se puede llegar sin ofender o herir. Definitivamente todos sabemos dónde está la línea que separa el humor de la mala intención, es triste ver que a veces no podamos jugar.

-¿Y cómo ves el clima en los Estados Unidos con Donald Trump? Él es una celebridad por derecho propio y tu madre incluso ganó una temporada de El Aprendiz con famosos, ¿qué opinás de él?

-Conozco a Donald Trump y conozco a toda su familia. Sinceramente no sé qué va a pasar en el futuro inmediato, todo está cambiando a una velocidad tan alta y moviéndose a tantas direcciones diferentes... Siendo muy sincera, todo lo que espero es que nadie pierda su sentido del humor. Existen muchas tragedias y verdaderos dramas en el mundo como para sumar más tristeza y problemas. Mi deseo de corazón es que todos podamos encontrar el costado luminoso y liviano de las cosas.

-Encontrar ese costado no siempre es fácil. De hecho, los comentarios de moda en televisión muchas veces caminan por la delgada línea entre la crítica, el humor y la ofensa, ¿es posible decir que alguien está mal vestido, ser entretenido con eso y que nadie se sienta atacado?

-Nuestro programa busca ser gracioso y entretenido, no queremos lastimar a nadie. Estamos hablando de moda, no queremos cambiar el mundo ni proponemos la paz mundial, ¡es solo hablar de vestidos! Nadie debe olvidar, porque a veces sucede, que estamos hablando de ropa, ni más ni menos, tiene que ser liviano, ágil, divertido... y cuando uno se viste no siempre logra hacerlo bien. Hay que aceptarlo y reírse de eso.

-Esa diversión que transmite Fashion Police en cámara, ¿también se vive en el estudio? Sos la conductora pero también la productora ejecutiva, ¿cómo se mantiene un buen clima después de tantos años?

-La verdad es que pasarla bien es una de las claves de nuestro éxito. Todos los que hacemos el ciclo nos caemos bien y nos reímos mucho, en cámara y también cuando no nos están filmando. Lo que sí hacemos es no hablar sobre lo que hemos visto antes para entrar sin tener idea de lo que el otro va a decir de determinado look o de cómo se ve una celebrity. Nuestras expresiones y reacciones son genuinas. Y la verdad es que es por eso que todo se ve tan cómodo y natural, porque de verdad yo no puedo esperar a conocer qué van a opinar mis compañeros de determinados vestidos, por ejemplo. Siempre creemos que después de tanto tiempo conocemos el gusto de cada uno, pero todo el tiempo hay sorpresas.

Así será el equipo de Fashion Police de E! en 2017
Así será el equipo de Fashion Police de E! en 2017. Foto: LA NACION

-Cuando arrancó Fashion Police no existían las redes sociales y todos los comentarios y opiniones que nos despertaban las comentábamos en nuestras casas. Ahora, en cambio, podemos tuitear o escribir en Facebook lo que pensamos y hacernos oír, incluso llegar a que ustedes lo lean, ¿cómo cambió eso la dinámica del ciclo?

-Nosotros sentimos que la web logró que la gente sea parte de Fashion Police... ¡con comentarios que muchas veces son mejores que los nuestros! Siempre pensamos que el clima que queríamos generar era el de amigos sentados en el living de una casa viendo una entrega de premios y comentando cómo habían ido vestidos los famosos. Creo que eso lo logramos y ahora, con Twitter, Facebook y demás, hacemos que todos puedan vivir esa experiencia. Ya no están viendo una fiesta, están en la fiesta con nosotros

-Luego de tantos años de hacer Fashion Police, ¿cuál es tu "mejor peor momento", aquel vestido que no podías creer lo malo que era pero que se volvió algo muy bueno para el show?

-¡Es muy difícil! Pero si tengo que elegir, me quedo con la vez en que Bjork entró a los Oscars en 2001 con el vestido del cisne . ¡wow! Todos quedamos mudos. Bjork y muchas veces las elecciones de Cher son mis razones para vivir.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas