Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Es oficial: San Lorenzo volvió a ser dueño de los terrenos de Boedo donde estaba el Viejo Gasómetro

La idea de los dirigentes es comenzar con la construcción de un nuevo estadio en 2018, para finalizarlo en 2020

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 15 de diciembre de 2016
El momento de la firma
El momento de la firma. Foto: Archivo
0

Los sueños se alimentan de pasión, se los mantiene, crecen. Enseñan hasta dónde se puede llegar. A veces, se esfuman. Pero se les dedica tiempo. Y vaya si los hinchas de San Lorenzo saben lo que es invertir años detrás de un sueño. Hoy fue la jornada de La Vuelta a Boedo, la cristalización de una obsesión.

Matías Lammens y Marcelo Tinelli firmaron el boleto de compra-venta de los terrenos linderos a la sede social con la empresa Carrefour. Así, San Lorenzo dio un nuevo paso para volver a la "Tierra Santa", allí donde estuvo emplazado el "Viejo Gasómetro".

Para el simpatizante del Ciclón no hay trofeo que supere el sentido de pertenencia, un factor al que todos los amantes de cualquier club le conceden vital importancia. La vuelta al barrio se toma como una gesta popular y trasciende cualquier conquista. No vale una Copa Libertadores: esto significa todo. "Es el día más importante de la historia de San Lorenzo", aseguró Tinelli.

El desafío se puso en marcha en este mismo mes pero del año 1979, justo cuando el Ciclón disputó su último partido en el estadio de Avenida La Plata al 1700, en un 0-0 ante Boca. Se sufrió con la problemática del desarraigo. El 15 de noviembre de 2012 se aprobó la Ley de Restitución Histórica en la Legislatura. En abril de 2014, San Lorenzo y Carrefour llegaron a un acuerdo y en diciembre de 2015 la empresa aceptó la oferta del club. Fue tanto el compromiso y empuje de los hinchas azulgranas que trascendió las fronteras: el sitio inglés Copa90 presentó en mayo un mini-documental dedicado a la vuelta.

Los terrenos ocupan 27.524 metros cuadrados, y por ellos San Lorenzo ya pagó 65 millones de pesos. Le quedan pendientes 45 millones para cubrir la primera cuota, de 110. Completará esa cifra en marzo próximo y, desde julio, cancelará el resto en cuatro cuotas anuales de un millón de dólares, por lo cual, al valor actual del billete verde, el costo total sería de 174.000.000 de pesos.

Dentro de los avances, la institución se trazó más objetivos: mejorar la iluminación y la seguridad de la zona, además de potenciar la actividad social y sumar comercios al barrio. El estadio Papa Francisco costará 70 millones de dólares. En 2018 debería empezar las obras, con la certeza de acabarlo durante 2020. Antes, la empresa de supermercados tendrá que construir su nuevo recinto. La cancha albergaría unas 38.000 personas sentadas y el escenario será de unos 105x68 metros (un poco más pequeño que el Nuevo Gasómetro), con butacas, palcos y hasta oficinas para usos múltiples. Ahora comienza la búsqueda de un financiamiento mixto. Una parte surgirá con el aporte de los hinchas y la otra con un crédito internacional.

El 14 de diciembre de 2016 quedará grabado en la memoria de todos los Cuervos. Será por siempre el día de la solidificación del regreso a la tierra prometida. El sueño.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas