Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno no habilitará hasta marzo las subas en las prepagas

Las empresas habían avisado a sus clientes que aumentarían 6% en enero, pero la Secretaría de Comercio frenó la suba; analizan cuál sería el nuevo incremento

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 21 de diciembre de 2016
Los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Educación, Esteban Bullrich, en la presentación de un plan de empleo informático
Los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Educación, Esteban Bullrich, en la presentación de un plan de empleo informático. Foto: Twitter
0

El Gobierno ya tomó la decisión: no habilitará aumentos del 6% en los planes de las prepagas en enero -tal como reclamaron las empresas y ya les había aprobado el área de Salud- y postergará para marzo un aún incierto porcentaje de suba en las cuotas.

Fuentes de la Secretaría de Comercio confiaron a LA NACION que las compañías notificaron de manera "irregular" a sus clientes sobre los incrementos previstos y que no pueden justificarlos, pese a que ya había luz verde de la Superintendencia de Salud. Por tal motivo, dejarán que aumenten los planes que ofrecen desde febrero, con el cobro de una multa, o les darán vía libre recién en marzo. Sin embargo, las fuentes oficiales estimaron que no es seguro que las habiliten a un aumento del 6%, como reclaman las empresas de salud privada.

Las compañías pusieron el grito en el cielo. Anunciaron que hoy presentarán en la Secretaría de Comercio (con copia a la Superintendencia de Salud, al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y al presidente Mauricio Macri) las estructuras de costos del sector 2012-2016. Hasta anoche estaban afinando los detalles de ese documento. Según indicaron a LA NACION, los aumentos en los planes se habían acordado en agosto -tras el cierre de la paritarias salarales del sector- y el actual tramo debía efectivizarse este mes. En las empresas afirman que le hicieron a un favor al Gobierno pateando la suba para enero. "La idea es que no fuera este año para no impulsar la inflación", contaron. Pero no hacerlo en el primer mes del año, según su visión, les complica la ecuación.

Incluso en las empresas afirmaron que la dilación oficial puede provocar medidas de fuerza en los hospitales y clínicas. Es que este año se cerró una paritaria con alzas salariales del 36% y un pago no remunerativo de $ 2500. Todo eso empujó la paritaria -estiman- al 39%. Además, se había acordado el pago de un bono en diciembre en dos tramos (el piso era de $ 2000). Las prepagas afirman que si no pueden subir los valores de sus planes en enero habrá hospitales y clínicas que no podrán pagar el segundo tramo de esa bonificación.

"No pueden cobrarnos una multa", se indignaron en una empresa de medicina prepaga. Allí señalaron que las cartas que enviaron a sus clientes avisando de los aumentos eran "ad referendum" de la aprobación oficial. "Fue sólo información en un contrato entre privados que les mandamos a un socio", agregaron. En la Secretaría de Defensa al Consumidor, en cambio, sostienen que se trató de una notificación legal cuando aún no había una aprobación correspondiente de la Secretaría de Comercio, que conduce Miguel Braun. "Ya estaban avisando y no estaba firmado, y no habian fundamentado el pedido correctamente", dijeron ayer cerca de Braun.

Durante una reunión que habían mantenido anteayer con el subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado; el director de Análisis de precios y evaluación de mercados, Juan Masot, y el director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, las cámaras se quejaron por la dilatación en las negociaciones. "Nos están haciendo la gran Moreno", había comentado una fuente del sector,

Según las empresas, esto volverá a descalzar los aumentos de las cuotas y los de los salarios, generando complicaciones para las prepagas, y aumentará la conflictividad con los prestadores de la salud. Ayer por la tarde los equipos técnicos de las empresas del sector y de la dependencia oficial mantenían una nueva reunión por el tema.

"Las notificaciones que reciben los usuarios de medicina prepaga no tienen validez y no existe ninguna resolución por la cual se autoricen aumentos en servicios de medicina prepaga a partir del 1° de enero de 2017", había indicado la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor a comienzos de este mes en un comunicado. En ese marco, había advertido que las boletas con incrementos que reciban los usuarios "no deben ser abonadas".

"Los aumentos de medicina prepaga deben informarse a los usuarios con 30 días hábiles de anticipación, tal como expresa la ley 26.682 de servicios de medicina prepaga, y en la carta debe informarse con fecha fehaciente el día y mes de envío y desde qué fecha regirá el aumento informado. Las cartas que no expresan la fecha concreta no tienen validez, y por ende, no hay que abonar ese monto mal informado", subrayó entonces la dependencia oficial.

Tras la firma de la paritaria de los trabajadores hubo subas del 15% en junio, otra del 5% en julio y una tercera del 9% en octubre; esos ajustes se sumaron a uno del 9% que hubo también este año, en febrero. Así, durante 2016 se acumuló un alza del 43,5%, ya que cada porcentaje fue aplicado sobre la cuota ya incrementada con anterioridad.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas