Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rodrigo de Loredo: "Arsat tuvo resultado positivo, compitiendo y sin aportes del Tesoro"

El presidente de la empresa estatal de comunicaciones destacó los números del año, definió prioridades y no descartó un tercer satélite

SEGUIR
LA NACION
Sábado 24 de diciembre de 2016
Rodrigo de Loredo
Rodrigo de Loredo.
0

A Rodrigo de Loredo le gusta mostrarse en acción. Sus fotos oficiales lo presentan en medio del campo, junto a las máquinas que rompen la tierra para enterrar la fibra óptica del Plan Federal de Internet, la prioridad número uno de la empresa que conduce: Arsat. "Siempre me sacan la foto con las antenas parabólicas atrás, pero para mí va a ser un logro comunicacional si dentro de dos años Arsat está más referenciado por el plan de Internet que por lo satelital", dice el CEO de la empresa creada por Néstor Kirchner en 2006 para ocupar y operar las posiciones orbitales asignadas a la Argentina.

De Loredo sabe que el mote de yerno del ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, lo va a perseguir siempre. Está resignado. En cambio, con humor cordobés, sostiene que en el gobierno del presidente Mauricio Macri es el único que está haciendo el camino al revés: "En vez de ser un CEO que aprende a hacer política, soy un político que está aprendiendo a ser CEO", dice en su oficina de Benavídez, donde supo reinar La Cámpora.

En diálogo con LA NACION, De Loredo -que renunció a una banca de legislador provincial en Córdoba pero no resignó la carrera para ser intendente de la capital provincial- repasó su primer año: "¡Cuánto más fácil hubiera sido gestionar la empresa años anteriores con aportes del tesoro constantes y sonantes, con cielos cerrados y con la construcción de un tercer satélite en contradicción con la propia ley que ellos aprobaron", dijo y repasó los números, que tiene siempre a mano y que promete publicar pronto en un portal de transparencia de la firma estatal.

En 2015, los ingresos habían sido de $ 697 millones; los gastos totales, de $ 947 millones, y el resultado fue negativo en $ 250 millones. Este año, esos números ascendieron a $ 1004 millones de ingresos, $ 924 de gastos totales, y un resultado positivo de $ 80 millones. "La unidad que más factura sigue siendo la satelital, pero tuvimos avances en la comercialización de la red de fibra, con renegociación de varios contratos y nuevos acuerdos", destacó.

En agosto, Arsat accedió a recursos del fondo de servicio universal -que se nutre del 1% de la facturación de cada telco y que hasta ahora se había usado muy poco-. Entre agosto pasado y el mismo mes del año próximo, Arsat tendrá financiamiento de ese fondo por $ 1300 millones; el año siguiente, será de $ 1200 millones, y en 2018 comenzará a regir el último tramo, de $ 800 millones.

"A diciembre de 2015, las deudas comerciales se encontraban estancadas en gestión de cobranza y superaban los $ 530 millones, eran nueve meses de deuda flotante que empezamos a renegociar y cobrar", describió. Según De Loredo -un agnóstico que lleva tatuado en el brazo el mandamiento "No robarás"- una de las claves de los números positivos de la empresa fue la rebaja de alrededor del 20% de varios contratos, entre ellos el de mantenimiento de la red y el seguro satelital, que implica varios millones de pesos.

El 17 de mayo último, el presidente Macri lanzó el plan que prevé conectar a la red troncal de Arsat a 1200 localidades de todo el país en dos años. En diciembre pasado, según la actual gestión, la firma estatal daba acceso a Internet mayorista a 17 localidades. Un año después, ya son 153 y, antes de levantar la copa este 31, deberían ser 185.

"El plan nos obliga a conectar 340 localidades por semestre", afirma De Loredo. En diciembre del año pasado había 6500 kilómetros de fibra óptica operativa, este año termina con 17.500 de los 33.000 totales que tiene el diseño de la red. En busca de nuevos ingresos, Arsat estudia la forma de subalquilar a empresas de telefonía móvil los 1447 sitios donde funcionan sus torres de TV digital o TDA, nodos y torres menores. Este año se sumaron cinco nuevas torres de TDA y el que viene serán diez para llegar al apagón analógico de 2019.

"Donde Arsat ya llegó, el mega mayorista está oscilando en el precio que nosotros impusimos, de 18 dólares en todos los lugares a donde llegamos. Con la gestión anterior, la empresa se comportaba como si fuera una telco, cobraba más donde más ventaja competitiva tenía. En Salta, por ejemplo, el promedio del precio del mega mayorista era de 50 a 60 dólares y cuando llegó Arsat pasó a estar entre 20 y 25 dólares -para compras de menos de 500 megas- y entre 19 y 20 dólares para demandas superiores", explicó De Loredo.

En la Argentina, Internet fue siempre más cara y de peor calidad en las regiones más pobres y eso se deben en gran medida es al costo del mega mayorista. "En Jujuy, hasta el anteaño, la cooperativa de La Quiaca compró el mega a US$ 300. Hoy lo está pagando US$ 150 y en junio, cuando llegue Arsat, lo pagará US$ 18, podrá comprar más capacidad y dar un mejor servicio", prometió De Loredo.

La empresa prevé utilizar la ley de inversión público-privada para impulsar la fibra óptica directa al hogar (FTTH) en cuyo despliegue la Argentina tiene un atraso que no se condice con su nivel de desarrollo. "En el país tenemos una penetración del 2% de FTTH; en México y España llega al 20%, Uruguay supera el 60%", repasó De Loredo. Para eso podrían impulsarse proyectos mixtos en los que el privado haga el tendido urbano -conocido en la jerga como capilaridad- y Arsat provea la conectividad mayorista.

"En materia satelital, recibimos el Arsat II con un factor de ocupación cero y hoy está en 38%, que va a llegar al 52%, porque firmamos un convenio con los ministerios de Educación y de Comunicaciones y el Plan Belgrano para conectar 2000 escuelas de diez provincias del Norte", dijo, y añadió: "En este ámbito somos ahora más agresivos con un nuevo tarifario y porque no nos quedó otra, dado que tenemos más competencia. El Ministerio de Comunicaciones aprobó seis autorizaciones para operar satélites extranjeros, que eran trámites muy demorados que violaban acuerdos de reciprocidad. Si nosotros pretendemos vender capacidad satelital en el mundo -Arsat II tiene pisada de Tierra del Fuego a Canadá- no pueden frenarse esas autorizaciones. Nuestra gestión ya consiguió las autorizaciones de landing en los Estados Unidos, Canadá y Paraguay. Ya participamos de más de diez licitaciones en Estados Unidos para dar servicio y en alguna perdimos por poco, por eso creo que en pocos meses vamos a poder colocar ofertas allí".

¿Y el Arsat III? Aunque no se quiere poner plazos (menos definir en qué semestre podría despegar), De Loredo sostiene que el tercer satélite se hará no porque se vaya a desarrollar nueva tecnología (dado que es una evolución de lo ya hecho en el I y el II) ni porque vaya a dar conectividad a sectores más vulnerables (el tipo de servicio que dará, acceso a Internet residencial de hasta 20 megas, es el que demandan sectores con recursos), sino porque es un proyecto económicamente sustentable que ayudará a la empresa a consolidar su pequeña flota de tres satélites en un negocio concentrado, donde los tres principales jugadores tienen entre 45 y 50 aparatos.

"Nos hemos autoimpuesto lanzar ese tercer satélite sin aportes del tesoro nacional y sin usar créditos blandos que le quiten cupo crediticio a obras de infraestructura básica", afirmó. Con esa restricción, según el ejecutivo, quedan tres alternativas para cubrir los US$ 230 millones que cuesta el proyecto: 1) crédito a riesgo de la propia empresa, lo que requiere balances en positivo y exige la comercialización de todo el segundo satélite y de la red de fibra; 2) que un privado compre el satélite llave en mano, lo que aseguraría la rueda de la industria satelital; y 3), la verdadera apuesta de la empresa, la venta anticipada de la capacidad.

Dos números de la gestión

La empresa difundió sus resultados del año

80

Millones de pesos

Aunque modesto, es el primer resultado positivo que tiene la firma.

20%

Baja en los costos

Una de las claves del resultado positivo fue la renegociación de varios contratos que bajaron los costos

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas