Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las mejores jugadas del año, en ejecuciones y decisiones

Los cambios de Gallardo, el gol de Tevez a River, el nuevo Cauteruccio, el pase fantasma de Erviti y la atajada de Torrico

Lunes 26 de diciembre de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Por concepción y definición, un gol brillante: Tevez anota el tercero de Boca frente a River en el Monumental
Por concepción y definición, un gol brillante: Tevez anota el tercero de Boca frente a River en el Monumental.

El fútbol argentino se las sigue arreglando para inventar jugadas para el recuerdo, de esas que no sólo resaltan la técnica individual innata, sino también las ejecuciones de las decisiones, privilegiando mentes que hacen de los amagos o el engaño acciones que se valorizan por su capacidad de sorpresa. Hubo varias durante el año, como el golazo de Tevez a River en el último superclásico, el de Belluschi a Boca por la Supercopa Argentina o el que le anotó Miguel Almirón a San Lorenzo en la final del torneo Transición, que nació desde su arquero Monetti. Pero también hubo, para destacar, atajadas, planteos tácticos y decisiones de entrenadores más ligadas a la conducción que al cambio en un resultado que merecen una mención. ¿Cuáles fueron las jugadas del año? Aquí, algunas de ellas.

Cuando Almirón puso a Oscar Benítez. Pocas finales se ganaron con tanta autoridad como la de Lanús ante San Lorenzo (4-0). Y Jorge Almirón sorprendió a Pablo Guede poniendo como titular a Benítez en lugar de Mouche. Así ganó potencia y juego aéreo: el primer gol en el Monumental lo hizo Benítez, de cabeza. Luego llegó este golazo del paraguayo Miguel Almirón:

El gol de Tevez a River. La resolución al ángulo fue magistral, pero la jugada fue dentro del contexto en la explosión y el juego vertical que tanto pregona Barros Schelotto para Boca. La armaron entre los rapiditos Centurión y Pavón, la definió Tevez.

Cauteruccio, de un área a la otra. El anterior DT de San Lorenzo, Guede, ya lo había probado como mediocampista por la izquierda. Pero Cauteruccio explotó por la derecha, en la zona de volantes, con Diego Aguirre, y dentro de un esquema 4-1-4-1. Dejó de ser sólo un delantero de área para incorporar otros conceptos y un despliegue mayor. Una muestra de eso fue el gol que le hizo a Arsenal. Fue un contraataque tras un córner a favor del equipo de Sarandí. El había arrancado libre defendiendo la pelota y recorrió 70 metros para terminar convirtiendo en la otra área.

Cómo logra reinventarse Gallardo. El Muñeco siempre encuentra la manera de revertir situaciones adversas y seguir ganando títulos con River. Lo motoriza las búsquedas de triunfos, claro. Pero ubica eso por encima de -incluso- sus gustos personales. Siempre decidirá sistemas, elegirá titulares o hará cambios en función de la lectura que haga de cada partido o momento, de la falencia que observe para corregir o de la virtud que analice para potenciar. Es por eso que, con un puñado de días de diferencia, volvió a sacar a D'Alessandro sin importar el "qué dirán". Con Boca se lo criticó porque el ingreso de Rossi no le dio el funcionamiento buscado, pero con Central, en la final de la Copa Argentina, se lo elogió porque Alonso fue clave para dar vuelta el partido ante Central.

Los pases "fantasmas" de Erviti. A los 36 años, una de sus virtudes para seguir siendo clave en un fútbol argentino cada vez más veloz es la lectura del juego. Sus movimientos, con y sin la pelota, siguen sorprendiendo a rivales. Un ejemplo fue cómo amagó a intervenir en un pase de Bertolo y sobre la marcha dejó correr la pelota para la definición de primera de Sperduti ante Estudiantes.

La salida de Osvaldo de Boca. Guillermo Barros Schelotto no dudó. Apartó al N° 9 por un acto de indisciplina en el vestuario de Montevideo y sin importar que todavía le quedaba la revancha por disputar en la Bombonera, ante Nacional, por la Libertadores.

Las atajadas de Torrico y Broun. Ambas las sufrió Huracán, hasta Caruso Lombardi dijo: "Generamos las dos atajadas del semestre". Se refería a la que evitó Torrico en el clásico con San Lorenzo ante Pussetto y la de Broun, para Colón, ante Romero Gamarra.

Hacer rápido un tiro libre. River lo busca seguido con Gallardo, pero un gol ante Independiente Santa Fe, que le valió la Recopa, lo generó Nacho Fernández haciendo rápido un tiro libre frontal para Casco en el Monumental, que sorprendió a los defensores colombianos y terminó con el centro de Pity Martínez para el gol de Driussi.

El gol de Driussi, en el comienzo de la final contra Independiente Santa Fe
El gol de Driussi, en el comienzo de la final contra Independiente Santa Fe.

cl

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas