Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jefes de película: diez films para aprender lo mejor y lo peor del management

Gestión - Fuente de inspiración: de Wall Street a Invictus y Moneyball, Hollywood también puede ser una buena escuela para hacer carrera en el mundo corporativo

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 28 de diciembre de 2016
Wall Street fue un adelanto de las estafas corporativas
Wall Street fue un adelanto de las estafas corporativas. Foto: Archivo
0

Es muy difícil elegir 10 películas que permitan ver lo mejor y lo peor del management y las organizaciones y que, al mismo tiempo, inspiren y enseñen. Elegimos 10 ejemplos para focalizarnos en diferentes temas directivos relevantes para los ejecutivos actuales.

Enron: Los Tipos Que Estafaron a América (2005) es un film que permite pensar qué sucede cuando una organización combina gente muy inteligente y egoísta. ¿Qué pasaría si la búsqueda laboral se focalizara sólo en conseguir líderes? Como respondiendo a esa pregunta, los directivos de Enron armaron una bomba de tiempo que hizo explotar la empresa. Al final del film no se sabe si la gente que trabajaba en Enron lo hacía en una organización empresarial o en un neuropsiquiátrico corporativo.

La película Wall Street (1987) fue un adelanto de las estafas corporativas que -como el caso Enron- sucederían años más tarde. En este film su protagonista, Bud Fox (interpretado por Charlie Sheen), es un broker que descubre un mundo endulzado por el dinero y por las influencias. Fox termina actuando con honradez cuando Gordon Gekko (Michael Douglas) intenta persuadirlo de realizar una turbia operación financiera.

Moneyball: Rompiendo las reglas (2011) cuenta la historia de Billy Beane (Brad Pitt) quién arma un equipo de béisbol que desafía los convencionalismos sobre lo que debería ser un team ganador. En lugar de estrellas, contrata a jugadores basándose en una serie de análisis estadísticos. Es una excelente metáfora sobre las organizaciones que quieren ganar ventajas competitivas en su industria y deben desafiar viejos paradigmas del negocio y abrir nuevos caminos.

Para hablar de líderes y de liderazgos auténticos, 12 Hombres en pugna (1957), es una película que enseña el valor que el líder debe darle a la persuasión y a la construcción de consenso. Los 12 miembros del jurado deben emitir una sentencia unánime en un juicio por homicidio. Solo el jurado 8 -en la piel de Henry Fonda- tiene dudas sobre la culpabilidad del acusado. Gracias a su poder de persuación, cada uno de los demás jurados va cambiando su opinión. Al ayudarlos a examinar sus propios prejuicios y evaluar objetivamente la veracidad de la evidencia, consigue salvar de una muerte segura a una persona tal vez inocente. Es una gran lección en la que el líder, ante situaciones límites, tiene que revisar los hechos y ayudar a pensar con claridad a sus colaboradores.

La película Invictus muestra un modelo de liderazgo que busca cohesión y consenso (2009). En ésta, Nelson Mandela (Morgan Freeman) y François Pienaar (Matt Damon),trabajan juntos en pos de la unidad de dos poblaciones históricamente enfrentadas en la Sudáfrica post apartheid.

En Norma Rae (1979), se observa como una líder -en este caso sindical- puede influir aunque no se encuentre en la cima de las organizaciones. Rae -encarnada por Sally Field-es una madre soltera que corre un riesgo personalcuando enfrenta a poderosos grupos económicos para conseguir una mejora de las condiciones de trabajo.

La actividad directiva nos pone frente a situaciones donde tenemos que seleccionar y despedir personas. El Método(2006) es una coproducción argentina y española donde un grupo de personas pasa por un proceso de selección brutal. Lo que aparentemente iba a ser un proceso rutinario, acaba por despertar lo peor de los participantes ante la necesidad de un trabajo. Y también lo peor de la organización por los métodos utilizados.

Amor sin escalas (Up in the Air, 2009) nos cuenta la historia de Ryan Bingham (George Clooney), un experto en despedir ejecutivos contratado por distintas corporaciones. Mientras despide a un empleado, Bingham le pregunta algo: "¿Cuánto te pagaron por renunciar a tus sueños?". La película funciona como advertencia para que los líderes que las organizaciones entiendan que las empresas están compuestas por un conjunto de personas y no de cosas.

El líder como coach se puede ver claramente en Descubriendo a Forrester (2000). En esta película Jamal Wallace (Bob Brown), un joven del Bronx, es un dotado para la escritura y para el basquet, cualidades por las que es becado en un elitista colegio privado. Jamal enfrenta enormes dificultades para adaptarse a su nuevo entorno. Gracias al azar conoce a William Forrester (Sean Connery), un ganador del Premio Pullitzer que vive encerrado. Cuando descubre el talento del joven, el viejo maestro lo toma bajo su tutela y protección. La historia nos muestra como en una relación de aprendizaje ambas partes se enriquecen: Jamal consigue liberar su potencial y Forrester escapar de su ostracismo.

Por último, En buena compañía (2004), es un film que nos lleva a pensar en la carrera corporativa a lo largo de la vida profesional y personal. La película presenta una situación en la que a Dan Foreman (Dennis Quaid) de 51 años le asignan un jefe de 26. La película lleva a reflexionar sobre los desafíos profesionales que se deben enfrentar en el inicio de la carrera y al final de la misma, y los problemas de quemar etapas profesionales sin la maduración adecuada.

Si luego de haber visto todas estas películas persisten los problemas para manejar la relación con el jefes, la última recomendación es Quiero matar a mi jefe (2011) donde se ofrecen variadas técnicas para deshacerse desuperiores abusivos.

Enseñanzas de Hollywood

Desafiar los paradigmas

En Moneyball se muestra como una organización que quiere ganar ventajas competitivas en su sector debe desafiar los viejos paradigmas de su negocio

La visión del líder

12 hombres en pugna es un ejemplo de como un líder, ante situaciones límites, debe revisar los hechos y ayudar a pensar con claridad a sus colaboradores

Toma de conciencia

En Up in the air quedan claros los peligros de que los líderes pierdan de vista que los empresas están compuestas por personas.

Los autores son profesores de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas