Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Paloma Herrera contó que, apenas audicionó en el American Ballet, le ofrecieron un contrato

[Video]La bailarina hizo un recorrido por su carrera; negó la imagen obsesiva de los bailarines y recordó su viaje a Nueva York a los quince años

Jueves 29 de diciembre de 2016 • 00:35
0

En Bloody Mary estuvo como invitada a la bailarina Paloma Herrera y contó el recorrido desde que empezó a bailar a a los siete años hasta su primer contrato en el American Ballet de Nueva York, a sus quince años.

cerrar

Herrera dijo que siempre se sintió identificada con su nombre, reconoció que no sabe cómo surgieron sus ganas de hacer baile clásico y recordó que le pedía a sus padres que le compraran zapatillas de punta.

"A los siete empecé y a los ocho estaba entrando al Colón", sintetizó Herrera y confesó que sus padres le dieron libertad absoluta para legir lo que quería ser y para crecer en el ámbito de la danza.

cerrar

A los quince años, Herrera se fue sola a Nueva York, antes del vuelo de regreso a Argentina se presentó a una clase y pudo audicionar para el American Ballet. Ese mismo día le ofrecieron la firma de un contrato para quedar en el satff de bailarines de la prestigiosa compañía.

Herrera dijo que no tiene cábalas para salir a escena y criticó la imagen obsesiva y sacrificada al extremo de los bailarines clásicos, como se muestra en la película El cisne negro. Para ella, salir al escenario es un momento de disfrute que alivia las tensiones de los ensayos.

Más temprano, el staff trató el tema de las creencias en los astros, las cábalas, el esoterismo y la necesidad de aferrarse a una conducta para tener un mínimo control del propio destino.

En la columna "Filosofía barata y tacones de punta" se desarrolló la importancia del primer seguidor en cualquier proyecto, por tratarse de una figura vital para generar una tendencia o una reacción en masa.

cerrar

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas