Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Mes a mes vamos a estar un poquito mejor en empleo y salario real"

El nuevo ministro se reconoce optimista, pero insiste en ser cauto; elogia el trabajo con la oposición

SEGUIR
LA NACION
Martes 03 de enero de 2017
0

Tal vez por el "peso" que los alentadores diagnósticos fallidos tuvieron en el ánimo social, el ministro Dujovne se define hoy como "optimista", pero "cauto" al aventurar el rumbo de la economía

-En la conferencia de despedida, Alfonso Prat-Gay dijo que en marzo la gente iba a sentir la reactivación en su bolsillo. ¿Suscribe ese concepto?

-Sentir es un concepto muy subjetivo...

-No se anima entonces...

-Lo que puedo decir es que entre agosto y octubre la economía creó 36.000 puestos de trabajo en blanco; que los salarios reales desde agosto están creciendo contra los meses previos, aunque en términos anuales sigan siendo más bajos que los del año anterior, y que -para mí- eso tiene mucho que ver con el cambio de clima que estamos viendo en el consumo a partir de diciembre.

-Pero no se juega...

-Es que soy optimista, pero mantengo la cautela. Creo que la economía ha empezado desde octubre y noviembre un proceso en el cual, mes a mes, vamos a estar un poquito mejor en empleo y salario real. Ahora, ¿cómo lo va a sentir la gente? Veremos...

-Ahora se entiende la referencia que hizo a la cautela...

-Es que la gente tiene derecho a estar disgustada, enojada. La economía pasó por una etapa difícil en 2016. Fue la etapa que hubo que pasar para normalizar un montón de cuestiones que son las que nos van a permitir crecer en 2017 y los años siguientes. Creo que ese cambio comenzó a notarse, pero no quiero que eso pueda percibirse como un optimismo interesado.

-Uno de los motores que el Gobierno promocionó fue el despegue de la inversión, pero no se produjo. ¿Por qué?

-La inversión real en la economía tarda en reaccionar, pero aun así creo que este año se vieron señales muy alentadoras al respecto.

-¿Como cuáles?

-2016 fue el primer año de todas las recesiones que tuvo el país durante los últimos 20 en que creció el componente maquinaria y equipo. El consolidado total de inversión cayó por el impacto que tuvo la construcción, es algo que ya no va a pasar en 2017 porque este sector también repuntará. Por todo eso también creo que se ha iniciado un ciclo de despegue de la inversión, que se hará visible desde este año.

-¿Le preocupa que la oposición haya lanzado muchos proyectos durante 2016 para impulsar el gasto y la posibilidad de que esto se repita este año?

-Creo que gran parte de la oposición se comportó con mucha responsabilidad a lo largo del año. Apoyó al Gobierno en el acuerdo con los holdouts, en la exteriorización de activos y con el presupuesto. Pero es cierto que es oposición y que algunas veces presentó proyectos inviables desde el punto de vista fiscal. Sin embargo, el dato a destacar es que siempre hubo espacio para negociar y eso generó un sistema de pesos y contrapesos que para la Argentina a mediano plazo va a ser muy saludable, porque eso hace mucho más sostenibles los avances que se vayan logrando. Los gobiernos que quisieron sacar reformas con fórceps, con diputruchos o artilugios nunca lograron que esas decisiones perduraran. Este sistema es más trabajoso, pero más sostenible.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas