Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Polémica por un programa de asistencia para productores porcinos de Córdoba

La Sociedad Rural de Jesús María cuestionó el plan de Agroindustria; impulsa que en vez de alimentos se ofrezca asesoramiento e infraestructura.

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 03 de enero de 2017 • 15:21
Polémica por un programa para el sector en Córdoba
Polémica por un programa para el sector en Córdoba.
0

CÓRDOBA.- "Esto es una burrada, subsidio con alimento no ayuda, y el municipio siendo el "puntero" mmm. @BuryaileRicardo".

La opinión vía Twitter, que arroba al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, es de Luis Picat, presidente de la Sociedad Rural de Jesús María y se refiere al plan de asistencia a productores de cerdos difundido ayer por LA NACION.

En diálogo con este diario, Picat -que se comunicó con autoridades del Ministerio- explicó que el reparto de alimento no es la solución a los problemas que atraviesan los productores de cerdos. "Es una solución a corto plazo, pan para hoy y hambre para mañana", dijo.

El programa incluye la provisión de maíz durante la etapa de gestación y hasta destete, mejoras de infraestructura y los beneficiarios son los pequeños productores con un máximo de 25 madres por cada uno.

Picat explicó que la mejor alternativa, en función de experiencias en marcha, es que los productores se reúnan para mejorar la eficiencia. "Al precio del alimento lo pone el mercado, nosotros impulsamos que produzcan en conjunto porque es la manera de bajar costos y ganar eficiencia", indicó.

La posición de la Rural de Jesús María es que los recursos del programa -$10 millones para Córdoba- se usen para capacitación técnica, desde la organización contable a la cría.

Respecto de que son los municipios los encargados de distribuir el alimento, cobrar las cuotas y reinvertir los ingresos, Picat ratificó su temor de que se usen políticamente los dineros y aclaró que "no" impulsan que sean las asociaciones rurales las administradoras.

"Ya pasó en otra época que los municipios repartían alimentos en tiempos de sequía; incluso podemos aceptar que la situación se de en una emergencia, pero no nos parece lo ideal", agregó.

Emiliano Borda, veterinario y productor de cerdos de Jesús María, impulsa una experiencia de agrupación con otros 13 productores de la zona, de distintos tamaños. "Conocemos nuestras debilidades y una es la poca eficiencia por la escasa estructura, por eso intentamos generar una maternidad, una fábrica de lechones en conjunto", contó.

En ese marco, presentaron la iniciativa a Agroindustria para conseguir apoyo de fondos. Sin contar el terreno, montar la estructura cuesta $ 4,4 millones para 120 madres. El objetivo es mejorar la genética, lograr 14 lechones destetados por hembra por parto y 2,5 pariciones por año.

En diálogo con este diario, apuntó que el esquema permitiría mejorar los costos. La propuesta pasó la etapa técnica y queda resolver lo jurídico. La Municipalidad de Colonia Caroya cedió seis hectáreas fiscales porque el Ministerio exigió ese esquema en vez de los lotes donados por un productor.

"Producir bien requiere de estructura, establecer objetivos y un manejo integral. Darle maíz a un productor chico ayuda, pero es un parche. Es más productivo ofrecer asesoramiento, enseñar los saltos que se deben hacer, la integración al sistema productivo", remarcó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas