Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un debate que no se agotó con las reformas

Los recientes cambios impositivos dejan varios aspectos por mejorar, según los tributaristas

Domingo 08 de enero de 2017
0

Los cambios aprobados para este año en los esquemas del impuesto a las ganancias y del monotributo van en el sentido correcto, según la opinión generalizada de los tributaristas. Sin embargo, no pocos consideran que quedan varios aspectos pendientes que podrían habilitar nuevos debates. Algunos puntos podrían ser considerados en una reforma tributaria integral, como la que un artículo de la ley 27.260 ordena debatir en los próximos meses.

En el caso de Ganancias, el sistema de las deducciones (gastos que pueden restarse del ingreso sujeto al impuesto para aliviar la carga) es un tema que requiere un análisis particular "si partimos del concepto de que «ganancia» es el monto que excede lo que se necesita para vivir", según afirmó la contadora Analía Saitta, socia de la consultora KPMG. Desde ese punto de vista agregó que parecen "injustificados" varios topes que hoy rigen para deducciones posibles.

También el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires observó, en un informe publicado tras la aprobación de la ley, que no se haya tenido en cuenta una actualización de los importes topes deducibles en ítems como los intereses por créditos hipotecarios (se descuentan por año hasta $ 20.000), los gastos del automotor ($ 7200), los seguros de vida y los costos de sepelio de familiares a cargo ($ 996 en cada caso). El Consejo también cuestionó que se haya bajado la edad de los hijos que pueden deducirse, de 24 a 18 años. "El límite resulta exiguo cuando es muy difícil el ingreso al mercado laboral sin contar con un título secundario, y a esa edad [18 años] el joven puede no haber terminado ese nivel de estudios o haberlo terminado en forma reciente", se señala, a la vez que también se recomienda agregar una deducción por gastos educativos y se valora la inclusión del costo de alquiler como concepto deducible.

En cuanto al monotributo, Juan Pérez Bay, socio del Grupo GNP, afirmó que la reforma era "extremadamente necesaria" por la desactualización de los parámetros frente a los efectos de la inflación acumulada en los últimos tiempos. Según agregó, un aspecto importante "a mejorar" es el control y la fiscalización por parte de las autoridades para evitar las situaciones de "enanismo fiscal" (contribuyentes que deberían aportar más al fisco en lugar de estar en este esquema) y relaciones de dependencia encubiertas (empresas que en lugar de registrar trabajadores los hacen facturar).

El "salto" de pasar del esquema del monotributo al de autónomos es bastante significativo, tanto por la diferencia en los montos a pagar como por la mayor complejidad que implica estar en el régimen general.

Uno de los puntos que no pocos tributaristas objetan de la reciente reforma del impuesto a las ganancias es que se haya mantenido la diferencia en el trato que reciben los autónomos respecto de los asalariados a la hora de determinar si se tributa o no, y con cuánto se contribuye. Eso se agrava porque los topes que se permiten deducir por varios conceptos que resultan propios de la actividad autónoma -como los gastos de mantener el automóvil- se mantienen congelados.

Según datos publicados por el Ministerio de Trabajo en un informe sobre trabajadores registrados, hay 1,5 millones de monotributistas y algo más de 420.000 autónomos que pagan sus obligaciones fiscales de manera regular.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas