Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desarmaderos en Internet

Lunes 09 de enero de 2017
Piezas de los desarmaderos se ofrecen online
Piezas de los desarmaderos se ofrecen online. Foto: Archivo
0

En 2012, LA NACION informó sobre la sorpresa de un joven a quien le habían robado la bicicleta casi nueva cuando la encontró en una conocida página de Internet dedicada a la compraventa de productos. Tras la denuncia y un año de espera, se reencontró con ella.

Ese año, el número de personas que vendían y compraban en la Red todo tipo de productos había aumentado un 300% respecto de una década antes. El incremento ha continuado y en el primer semestre de 2016 lo facturado por ventas online se incrementó un 60% respecto del primer semestre de 2015.

De ahí que también haya aumentado la venta online de objetos robados, en especial, de autopartes de motos y automóviles. Según los datos oficiales, anualmente se denuncian 160.000 robos de autopartes, equivalentes a 438 por día y a 18 por hora. Muchas de estas piezas se venden en sitios de internet y en grupos cerrados de Facebook.

Parte del éxito de estas ventas tan delictivas como los hechos que las originan obedece a que los repuestos cuyo precio oficial es de 4000 pesos se ofrecen online a sólo 500.

La facilidad con que las víctimas de los robos encuentran las piezas en Internet se traduce en numerosas denuncias y en el rápido cierre de los sitios online y el cierre de perfiles en Facebook. Aunque luego se abren con otros nombres. Por su parte, Facebook ha procedido a cerrar muchas de esas páginas, pero los delincuentes abren nuevas. Las autoridades deberán extremar los esfuerzos para combatir esta modalidad y su expansión.

Pero también es cierto que la facilidad con que se venden los productos robados obedece a que la mayoría de los compradores los adquieren sin importarles su origen, de por sí sospechoso, debido a la sustancial diferencia de precio. En definitiva, asistimos al auge de verdaderos desarmaderos en Internet, que deben combatirse como tales. Así como los ladrones se sirven de la tecnología para ofrecer en la Red el producto de sus delitos, las autoridades también deben valerse de la tecnología para rastrearlos y capturarlos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas