Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Jaguares 2017: la misma ambición, pero metas más cortas

Tras su pálido 2016, el plantel empezó las prácticas con nuevos objetivos y jugadores

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 11 de enero de 2017
Creevy, pelota en mano, durante la práctica de los Jaguares
Creevy, pelota en mano, durante la práctica de los Jaguares. Foto: Flickr Jaguares
0

El primer balance arrojó números en rojo, pero dejó un gran cúmulo de enseñanzas en el haber. El lunes comenzaron los entrenamientos con miras a la segunda temporada de Jaguares en el Súper Rugby , y la premisa es clara, casi obvia: aprender de los errores, capitalizar la experiencia. Cambian los objetivos, mas no las ambiciones. Ahora el plantel se plantea metas a corto plazo. Apunta bajo para llegar alto.

Las diferencias, por ahora, son sutiles. Entre contratados e invitados, la cantidad de jugadores es similar a la del año pasado; cambian, sí, algunos nombres. La intensidad, desde el primer día, es la misma, con la salvedad de que al contrario de lo que ocurrió exactamente doce meses atrás en los primeros ensayos, el foco estuvo puesto en la defensa y no en el ataque, aspecto del juego en el cual se espera un enfoque más conservador. Por cierto, cabe mencionar que al conjunto argentino lo aguarda un fixture más benévolo, con menos horas de vuelo y rivales a priori más accesibles.

"El año pasado nos equivocamos en ponernos objetivos tan altos. En nuestro interior nos jugó una mala pasada", reconoció Agustín Creevy . "Vamos a ir tratando de adaptarnos al campeonato; sacarnos todo tipo de presión e ir partido por partido. El objetivo ahora es el próximo partido", enfatizó el capitán.

El 25 de febrero, Jaguares hará su debut en la temporada en Port Elizabet, Sudáfrica, donde el año pasado sufrió una dolorosa derrota frente a Kings, uno de los equipos más débiles de la competencia. "Tenemos que saber que todos los rivales son durísimos, no podemos relajarnos en ningún partido", dijo Emiliano Boffelli. "No podemos subestimar a nadie. Hay que preparar todos los partidos con la misma seriedad", sostuvo el back.

El rosarino es el más joven del equipo, pero no el más nuevo. Al plantel se sumaron Bautista Ezcurra (Hindú) y Santiago Álvarez (CASI), provenientes del seleccionado de seven, y Joaquín Díaz Bonilla (Hindú) y Cristian Bartolini (Pucará), que estuvieron en Argentina XV y en algunas prácticas de Jaguares el año pasado pero no llegaron a actuar. También se puede considerar incorporación la de Gabriel Ascárate, que por distintas lesiones no pudo debutar en el Súper Rugby.

Entre las bajas se destacan las de Lucas González Amorosino, desafectado pese a que tenía un año más de contrato, y Facundo Bosch, que recibió una oferta para jugar en Agen, de Francia, a partir de junio y no estuvo en los entrenamientos, pese a haber sido convocado originalmente.

Si de aprender de los errores se trata, salta a la vista lo que sucede en la cancha, y allí la defensa y la indisciplina surgen como aspectos primarios por corregir. "Arrancamos sin anestesia. Contacto físico, tackle, postackle", contó Creevy. Matías Alemanno, uno de los que mejor capitalizaron el primer año de experiencia, profundizó: "Estos dos días hicimos mucho hincapié en la defensa, que fue uno de los puntos más flojos el año pasado. Hay que corregirlo urgentemente antes de que empiece el torneo. Eso y la indisciplina son lo que más nos costó".

Y aunque todavía falta para hablar de estrategias y planes de juego, se puede inferir que el enfoque en el ataque se parecerá un poco más a lo que se vio en las conservadoras últimas tres fechas que a las frenéticas primeras seis. "Queremos adaptarnos al campeonato, sentirnos cómodos con nuestro juego", explicó Creevy. que detalló: "Aprendimos mucho de los equipos neozelandeses, que patean mucho donde hay que patear, y donde hay que jugar, juegan".

En todo caso, será importante no caer en el desconcierto de las seis jornadas del medio, en las que Jaguares pareció perder el rumbo. En favor tendrá un calendario en los papeles más accesible: un partido más en Vélez, giras más cortas y, fundamentalmente, ningún rival neozelandés en el horizonte. Al menos hasta los playoffs.

¿Se puede soñar, después de tan pálido 2016, estar entre los ocho mejores? Los jugadores hablan del "paso a paso", pero confían en llegar lejos. "Si queremos llegar a los playoffs, si queremos ser campeones, hay que ganarles a todos", advirtió Alemanno. "Le tengo fe al equipo. Es dificilísimo, pero si hacemos bien las cosas tenemos muchas chances de llegar lejos", agregó Boffelli. "Estoy convencido de que vamos a mejorar. Después, a dónde podemos llegar, nunca se sabe", expresó Creevy. El camino recién empieza.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas