Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cada vez más emocional, la transición en EE.UU. avanza entre despedidas y protestas

Hubo revuelo en la audiencia en el Congreso; Obama se despidió ayer de sus seguidores; Trump habla hoy con la prensa

Miércoles 11 de enero de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

WASHINGTON.- Con emociones contrapuestas y a flor de piel, la política se ha vuelto intensa para la sociedad norteamericana.

Miles de personas lloraron ayer, emocionadas, la despedida de Barack Obama como presidente y del sueño que encarnó, aun en la derrota, con un ferviente llamado a persistir en la defensa de los mejores valores como sociedad y en la tarea de una construcción colectiva "que nos llene de orgullo".

Al mismo tiempo, otras tantas personas siguieron, azoradas, el corrillo en que se convirtió la primera evaluación parlamentaria del gabinete que acompañará al millonario Donald Trump como futuro presidente.

Personas protestaron en el Congreso de Estados Unidos
Personas protestaron en el Congreso de Estados Unidos. Foto: Reuters

"Es mentira, no me gusta el [temible grupo racista] Ku Klux Klan, aborrezco todo lo que representa. Casi tanto como resulta abominable que me mezclen con eso", soltó una y otra vez Jeff Sessions, el controvertido senador al que Trump ya propuso como procurador general.

La sesión fue eterna. Largas horas en que, con acento sureño, el legislador tuvo que dar examen una y otra vez ante las dudas de los demócratas y las recurrentes protestas de activistas que irrumpieron para reclamar contra su designación.

"No queremos más racismo", dijeron. Uno por uno, la policía repitió el procedimiento: los tomó por los brazos y el cuello, y los expulsó del concurrido salón donde legisladores y periodistas se apiñaron como pudieron para seguir el debate.

La mayoría republicana garantiza la aprobación de los elegidos por Trump. Pero el trago no está resultando fácil. De hecho, hasta los republicanos tuvieron que aceptar ayer que se postergara el trámite para uno de los favorecidos por el futuro presidente.

Betsy DeVos, una multimillonaria donante en la campaña del magnate, tuvo que ver postergada su evaluación como futura secretaria de Educación. "Es que esto ya es escandaloso", dijeron los demócratas.

La elegida no sólo carece por completo de antecedentes educativos, sino que está bajo la lupa por opacidad financiera. Los republicanos saben que podrán votar su aprobación, pero prefirieron ceder y postergaron así el debate, originalmente previsto para hoy, hasta el próximo martes.

El plato fuerte de hoy será la conferencia de prensa anunciada por Trump.

La primera que ofrecerá desde que, el pasado 8 de noviembre, se impuso en las elecciones de este país para suceder a Obama, al que reemplazará en la Casa Blanca dentro de nueve días, el próximo 20.

"Será todo un acontecimiento en el que esperamos definiciones de fondo sobre el futuro político" del país, coincidieron analistas. Inmigración, relaciones internacionales, comercio, economía, puestos de trabajo.

Las preguntas son muchas y se ignora el ánimo de Trump para contestarlas, habida cuenta del laconismo que mostró en los últimos días, cuando se lo aborda fuera de la locuacidad que muestra en su cuenta de Twitter.

El debate de aspirantes al gabinete seguirá hoy con cuatro comparecencias más. Entre ellas, la del futuro secretario de Interior, el general John Kelly, uno de los tres que llamó para su equipo.

Sessions, en tanto, prometió que como procurador general no será un robot del presidente y que tendrá criterio propio para hacer cumplir la ley.

Se distanció de Trump en alguna de sus expresiones más radicales, como la que prometió "echar del país a todos los musulmanes y prohibirles la entrada", salvo proceso de revisión de antecedentes.

Escépticos, los demócratas le recordaron que "nunca jamás" habían visto "tantas objeciones" de entidades de derechos humanos contra el elegido para hacer cumplir la ley. Derrotados en las urnas, no hubo nada más que pudieran hacer.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas