Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Eduardo Gallardo, DT de los Gladiadores: "Nosotros estamos en un proceso similar al de Los Pumas"

El entrenador del seleccionado masculino de handball ya palpita el Mundial de Francia

Miércoles 11 de enero de 2017
0
Gallardo, DT del seleccionado desde 2008
Gallardo, DT del seleccionado desde 2008. Foto: LA NACION / Silvana Colombo

Cada dos años, el seleccionado masculino de handball afronta un campeonato mundial. Y hoy empieza uno en el país que ha dominado este deporte en las últimas décadas. Francia 2017 es, para Los Gladiadores , una oportunidad de consolidarse en ese nivel previo a la elite en el que la Argentina se instaló hace unos años, y quizás de avanzar otro paso.

El torneo se abrirá con Francia vs. Brasil (lo televisará TyC Sports a las 20). Como en Qatar 2015 y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el equipo albiceleste debutará frente a Dinamarca, hoy el campeón olímpico. Lo hará pasado mañana, por el grupo D, bajo la dirección de Eduardo Gallardo , el mismo entrenador que tiene desde 2008. Dady es lo que Rubén Magnano ha sido en el básquetbol, Sergio Vigil en el hockey sobre césped, Julio Velasco en el voleibol: cambió la mentalidad y catapultó a su seleccionado nacional.

Está en el último certamen de su contrato, pero la Confederación está a gusto con él, y charlarán más adelante. Gallardo se focaliza en el trabajo y en esta creación, en parte suya, que es Los Gladiadores, en una charla con La Nacion.

-¿Cuáles son tus expectativas?

-El equipo está en un punto ideal de madurez, con jóvenes que se integraron de la mejor manera. La zona es difícil, pero no es la de la muerte que nos tocó tanto en los Juegos como en el Mundial de Qatar, así que las expectativas son grandes. El primer objetivo es pasar de rueda, lo más arriba que podamos para después tener un cruce no imposible, como lo fue el de Qatar, con Francia.

-Se le ganó a Suecia en Suecia en 2011, se está casi mano a mano con las potencias, se ha alcanzado posiciones 10 y 12 en mundiales y Juegos. ¿Se puede esperar ahora el salto definitivo a un nivel de semifinales o todavía es temprano?

-El objetivo es grande, pero en un país donde nuestro deporte es amateur, pretender estar entre los primeros tres o cuatro del mundo es muy complejo. Es muy difícil terminar de insertarse en la elite. Hace tiempo un entrenador español nos dijo: "Ustedes deben estar muy satisfechos de estar entre los 12 mejores del mundo. En las últimas cinco competencias entre mundiales y Olímpicos, dos veces estuvieron 12 y dos veces 10". La estructura es amateur acá, y se juega contra superprofesionales que en su etapa formativa trabajan para el profesionalismo. Esperemos que así como este grupo es el impulsor de que haya tanta gente jugando lo sea también del último paso a la inserción en la elite.

-¿Eso podría demorar varios años, como con Los Pumas?

-Puede ser. Nosotros estamos en un proceso similar al de Los Pumas. Hoy la Confederación desarrolla un trabajo con chicos de 12 años en adelante que se va a ver dentro de un par de años. Esperemos que tenga continuidad y sigan apoyos como el del Enard y el de la Secretaría de Deporte.

-¿Hay un objetivo numérico para este mundial?

-El principal es superar la mejor ubicación americana en un mundial, la 12», que ocupamos en Suecia 2011 y Qatar 2015. Desde la 11», la más alta que se pueda. Si bien internamente tenemos un objetivo un poquito más grande, nos planteamos ése para el exterior, para la gente.

-Vuelve Diego Simonet después de la ausencia en Río de Janeiro. ¿Cuán importante es?

-Es nuestro jugador diferente, el mejor, el as de espada. Hay jugadores de su nivel que, por ser de otra nacionalidad, tienen mayor prensa internacional, pero para mí él está entre los diez mejores del mundo. Sin dudas.

-¿Cómo consideran los demás países y la prensa extranjera al seleccionado argentino?

-En Suecia 2011 fuimos la sorpresa; ya después de Qatar 2015 y de los Juegos Olímpicos de Río Argentina es el equipo no europeo más reconocido. Antes lo era Corea y tomamos la posta. Es muy considerada nuestra forma de jugar, diferente. Y muy vistosa para ellos. No jugamos como europeos, sino que tenemos nuestra identidad. Antes queríamos como jugar como España o Alemania, y hoy Argentina juega como Argentina: rápido, muy inteligente, muy pícaro. Es lo que llama la atención en el exterior.

-Este grupo, con la marca "Los Gladiadores", va identificándose con el amor a la camiseta, con la buena conducta, como plantel muy unido. ¿Eso se trató de insuflar al seleccionado?

-Sí, desde las categorías formativas: el sentido de pertenencia. Creo que el mayor legado del equipo es lo que transmite cuando juega. La gente nos dice que se emociona cuando lo ve jugar, y eso se trabajó en tareas grupales, en entrenamientos. Nosotros tomamos el seleccionado después de un conflicto muy grande en los Juegos Panamericanos de Río [2007], que terminaron en una batalla campal con Brasil, y con una visión no muy buena en el exterior. Se logró modificar eso y hoy a este equipo lo convocan desde un montón de lugares para jugar, porque es atractivo.

-¿Eso puede rendirle en rating, en publicidad?

-Pienso que sirve. Yo fui a despedir al seleccionado para esos Panamericanos y había cien personas, y en el Panamericano de 2016 había 8000 y pidieron que no fueran más porque quedaba gente afuera. Y creo que Argentina vs. Qatar fue de lo que más rating tuvo en los Juegos de 2016 entre los seleccionados argentinos, o estuvo ahí. Lo que transmite el equipo es muy grande y sirve para captar auspiciantes, para que más gente se enganche.

Más allá de esa tarea de largo plazo, Gallardo deber mirar también el corto. En su horizonte está el Mundial. Y se permite ser optimista: "Nos conocemos desde hace mucho y sentimos cuándo va a irnos bien y cuándo no, cuándo el grupo está como para grandes cosas. Y esta vez sentimos que está muy bien".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas