Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ordenan que niñas musulmanas suizas vayan a clases de natación mixtas

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo sostiene que el interés público de la escolarización está por encima de las convicciones religiosas

Miércoles 11 de enero de 2017 • 02:14
0

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló ayer en contra de un matrimonio musulmán que se negó a que sus hijas fueran a clases mixtas de natación en Suiza. El tribunal con sede en Estrasburgo consideró que el derecho de todos los niños a tener una escolarización completa y que permita la integración social esta por encima de las prácticas religiosas.

La corte de Estrasburgo ordena a las niñas musulmanas suizas ir a clases de natación mixtas
La corte de Estrasburgo ordena a las niñas musulmanas suizas ir a clases de natación mixtas. Foto: LA NACION

El País informó que el caso se inició por la negativa de una pareja de permitir que sus hijas concurran a las clases de natación obligatorias de la escuela a la cual asisten. Los padres tienen doble nacionalidad suiza y turca y son residentes de Basilea, Suiza. El colegio les ofreció a las niñas llevar burkini, un traje de baño que cubre todo el cuerpo y la cabeza, pero no accedieron. Ante lo cual las autoridades les impusieron una multa de de 1300 euros, por "incumplimiento de responsabilidades paternas".

La familia rechazó la asistencia de sus hijas a las clases antes de comenzar la adolescencia, momento en que el sistema escolar suizo ya ofrece natación separada entre chicos y chicas. Estos alegaron que, "incluso aunque el Corán solo obliga a cubrir el cuerpo de la mujer a partir de la pubertad, sus creencias les indicaban que debían preparar a sus hijas para los preceptos que les serían aplicados a partir de la pubertad", según aclara el texto legal.

Según el gobierno suizo la realidad multicultural del país, un 27% de su población es de origen extranjero, exige "que los niños de diferentes culturas se adapten al modo de vida suizo". Más allá de la libertad religiosa, los padres defendían que las clases de natación no forman parte del sistema escolar suizo y que sus hijas ya practicaban este deporte en grupos musulmanes. Ante lo cual, la sala del Tribunal de Estrasburgo replicó que "el interés de esa enseñanza no se limita a aprender a nadar, sino que reside sobre todo en el hecho de practicar esa actividad en común con todo el resto de alumnos".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas