Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Existe el muro en el maratón?

Las conjeturas son múltiples sobre lo que le sucede al cuerpo después de correr más de dos horas continuas; algunos dicen que después del km 30 el cuerpo colapsa; mirá la explicación en este video

Jueves 27 de julio de 2017 • 16:01
SEGUIR
PARA LA NACION
0

¿Mito? ¿Leyenda? ¿Verdad? Algunos corredores afirman nunca haber pasado por esa sensación. Otros, muchos en realidad, cuentan que sí atravesaron por ese océano de raras sensaciones que parecen dejar el cuerpo y la mente al borde al KO. En verdad, cada corredor es un mundo en sí mismo. Para todos, el límite o el muro puede darse después del km 30. No hay un kilómetro puntual para que aparezca ese monstruo llamado muro, aunque es común en todos los deportes de larga duración. Según los entrenadores y especialistas, el muro llega por falta de entrenamiento o por factores externos. Sobre todo en los corredores populares. Aunque, los de elite también pueden sentirlo. Sin embargo, a la mayoría de los atletas de elite no les sucede porque, si bien corren al límite, lo hacen por debajo de las dos horas y 30 minutos, tiempo en el que el cuerpo empieza o debería empezar a mostrar signos de agotamiento. Se llama punto crítico de la carrera, donde los procesos fisiológicos hacen que el corredor se sienta agotado y deba poner fuerzas extras para continuar y poder superar esta barrera físicopsicológica.

¿Llega o no llega?

Básicamente, el muro aparece cuando las reservas de glucógeno llegan a su fin y el cuerpo tiene que optar por las reservas de grasa que no pueden ser quemadas tan eficientemente. El cansancio golpea y sacude al corredor, dándole la sensación de fatiga física y mental que lo obliga a bajar el ritmo de carrera e incluso a abandonarla.

Para evitar ese estado, lo más recomendable al momento de encarar un maratón es entrenar las distancias largas (más de 25 km), descansar y darle prioridad a la alimentación saludable . Según Tomás Vich en su libro "Qué pasa por la cabeza del corredor de maratón", la clave del éxito mental en una maratón está en la anticipación de consecuencias: si se consiguen controlar todas las sensaciones que se van a experimentar durante el maratón, se conseguirá hacer una buena carrera ya que el sentimiento final será de plena satisfacción. Sensaciones que no se deben malinterpretar como, por ejemplo, cuando se empieza la carrera y estamos frescos y pensamos que lo estaremos durante toda la maratón o cuando de forma inconsciente, debido a los pelotones, tendemos a acelerar adoptando un ritmo por encima de lo que nos permite el cuerpo.

No hay recetas mágicas. El muro puede o no aparecer. El punto sensible es evitarlo con un entrenamiento acorde en tiempo y distancias. Es decir, un maratón se debe preparar con mucha anticipación y debe ser acompañado por rutinas y ejercicios que lleven al cuerpo a experimentar lo que se va a vivir durante la carrera, probando la alimentación y la hidratación que se utilizará el día de la prueba.

Palabra del entrenador

Para Fernando Díaz Sánchez, columnista de LNCorre, entrenador IAAF, ex-atleta de elite y actual coach de la Agrupación Atlética Los Ñandúes y del Team New Balance elite, sostiene que inicia la proyección de sus atletas sobre la fortaleza mental, la predisposición al entrenamiento, la tolerancia al sufrimiento, el apego (o no) a este sentimiento fundamental para afrontar entrenamientos en su mayoría de extensa duración. Por supuesto, también incluye características físicas, fisiológicas y antecedentes para la distancia que serán determinantes para tener éxito.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas