0

Desembarco argentino en Arco

La feria de arte de Madrid será, en febrero, una oportunidad única para artistas consagrados y emergentes
Alicia de Arteaga
0
15 de enero de 2017  

Juan José Cambre presentará pinturas sobre papel
Juan José Cambre presentará pinturas sobre papel Crédito: Estrella Herrera

No estará Gary Cooper en la pantalla como en el western memorable, pero si todo sale como está previsto, el próximo 22 de febrero el presidente Mauricio Macri junto con su mujer Juliana Awada cortarán la cinta inaugural de la 37° edición de Arco, la feria de Madrid que tiene a la Argentina como país invitado. Serán anfitriones, gentiles y discretos, los reyes Felipe VI y doña Letizia, para continuar la tradición iniciada por la reina Sofía, patrona de las artes desde siempre, que dio su nombre al primer Museo de Arte Moderno de Madrid, el Reina Sofía. Vecino ilustre de Atocha, el Reina cambió de manera radical la estética del barrio de Lavapiés y sigue siendo la meca de los peregrinos del arte, dispuestos a deslumbrarse frente al cuadro más visitado de España, el Guernica, de Pablo Picasso. El giro copernicano de la escena cultural de España en las últimas tres décadas, con la expansión de las audiencias y el auge del coleccionismo (individual y corporativo), explica, al menos en parte, la excitación que anima a galeristas, curadores y, sobre todo, a los artistas argentinos, frente a este desembarco multidisciplinario, apoyado con entusiasmo por el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, desde que Carlos Urroz, director de Arco, hizo público el anuncio, en febrero de 2016 en los salones del Instituto Ferial de Madrid. La feria madrileña es la más glamorosa de la zona euro y sus autoridades están decididas a fortalecer los lazos con América latina. Era la alianza natural, y, hay que decirlo, en 2001 se perdió la oportunidad de concretarla, cuando el relojito suizo de Art Basel sentó sus reales en Miami Beach, con la clara intención de ser la base de operaciones de los coleccionistas latinos en la Florida, puerta de entrada a los Estados Unidos. Pero nada es para siempre. Arco dio un golpe de timón y hace dos años recibió a Colombia, país invitado, en una edición memorable, por la potencia de los artistas y la energía de los organizadores. Le toca ahora a la Argentina ser protagonista en un buen momento económico para España, con la mayor tasa de crecimiento de la Europa comunitaria, a pesar de la crisis política que mantuvo al país en vilo y sin gobierno más tiempo del que indica la prudencia. Nadie conoce mejor que los españoles el negocio del turismo, esa industria sin chimeneas que mueve de manera exponencial el amperímetro del PBI. Basta ver la colosal influencia de Fitur (feria de Turismo), que tendrá también a nuestro país en la primera fila de invitados el próximo febrero.La cultura jugó y juega un papel clave en la conquista de una porción de la torta de los 1200 millones de turistas que buscan destinos en el mundo. Prueba de ello ha sido la inversión constante en pos de la multiplicación de nuevos museos en la península ibérica. Ese collar virtuoso que va de Málaga a Castilla y León; de La Coruña a Barcelona, y de Cáceres a Bilbao, donde vuela el icónico pájaro de titanio diseñado por Frank Gehry sobre la ría del Nervión. En este contexto, Arco es la cita anual con el arte contemporáneo. Convoca la crema del coleccionismo al programa VIP, del que participan más de cien directores de museos e instituciones públicas y privadas; curadores, críticos y prensa especializada de todo el mundo. Una vidriera animada por coleccionistas como Plácido Arango, dueño de la cadena de drugstores Vips y gran benefactor del Museo del Prado; Juan Varez, director del Christie's España, miembro de una familia de coleccionistas y amigo íntimo del diseñador holandés Jan Taminiau, "modisto de cámara" de la reina Máxima de Holanda y creador del vestido azul cobalto que usó para la coronación de su marido, el rey Guillermo. Juan y Jan se conocieron en Tefaf, la feria de Maastricht, cumbre de las antigüedades, que exhibe, desde el barroco hasta la actualidad, lo mejor de cada casa. Todo tiene que ver con todo en esta carrera de los madrileños hacia la excelencia.Como Art Basel y arteBA, Arco reserva los días previos a la apertura para coleccionistas, curadores y directores de museos. Por allí circulan el arquitecto sir Norman Foster y su mujer lady Elena Ochoa; Rosario Nadal, marchand y asesora de Eugenio López en el Museo Jumex de Ciudad de México, y, por supuesto, la baronesa Thyssen, nacida Carmen Cervera, ex miss España y factótum del museo fundado sobre la base de los 800 cuadros maravillosos de la colección del barón Heinrich Thyssen-Bornemisza, su marido. La Corona de los borbones pagó millones de euros por la cesión de las pinturas y le encargó a Rafael Moneo la restauración del Palacio de Villahermosa, sobre el Paseo del Prado, para colgar las obras en las paredes color carne de melón. Por los pasillos de Arco camina también la empresaria y conspicua animadora de las páginas de Hola, Alicia Koplowitz, marquesa de Bellavista, dueña de una colección museable con obras de Goya, Modigliani, Barceló y Picasso, y de un palacio que supo ser plató de Pedro Almodóvar en el film Carne trémula. Por supuesto, estarán en Arco los herederos de Emilio Botín (Banco Santander) que, además de una sublime colección de Old Masters, tiene magníficas salas de exposiciones en la Ciudad Santander de Bohadilla del Monte, a pocos kilómetros de Madrid. Allí recibieron hace años a la Colección Daros, de Zurich, con trabajos de Julio Le Parc, Jorge Macchi y Vik Muniz, entre otros. UN EQUILIBRIO ÚNICOEl programa de coleccionistas invitados de Arco es uno de los más nutridos, y hacia allí lógicamente apuntan las miradas de los galeristas de la Plataforma nacional. Desde el vamos, el desembarco argentino en la feria de Madrid contó con el apoyo del ministerio de Cultura de la Nación, de las autoridades de arteBA y del generoso impulso personal de Carlos Urroz, quien viajó a Buenos Aires en octubre último con su equipo, liderado por Iciar Martínez de Licea, y la task force de la prensa especializada: Ángela Molina (El País), Natividad Pulido (ABC) y Teresa Sesé (La Vanguardia), para asistir al lanzamiento del programa curatorial argentino en el auditorio del MNBA.

Material de Marcelo Pombo que irá a España
Material de Marcelo Pombo que irá a España

Doce galerías y 23 artistas fueron seleccionados por la curadora Inés Katzenstein, directora del Departamento de Arte en la Universidad Torcuato DiTella, para integrar el corpus central del envío. Allí estarán las galerías Ruth Benzacar, Jorge Mara, Del Infinito, Vasari, Isla Flotante, Mite, Henrique Faría, Ignacio Liprandi, Nora Fish, Barro, Cosmocosa y Slyzmud. "Un equilibrio entre galerías de larga trayectoria y pequeñas galerías emergentes, así como entre artistas de distintas generaciones y lenguajes, haciendo hincapié en creadores que aún no han tenido reconocimiento internacional, jóvenes que exploran nuevas formas del arte y la subjetividad", según la definición de Inés K. Desde el punto de vista de los lenguajes, la selección de Katzenstein pone el acento en "mostrar la pluralidad de la escena argentina, vista como un paisaje de contrapuntos en el que conviven, como vecinas amigables, pero extrañas, propuestas de muy diversa índole, conceptuales, matéricas, proto-científicas, proyectuales, pictóricas y sociológicas". Esta selección se complementa con las galerías que irán al ruedo central de la feria, entre ellas las argentinas María Calcaterra, Aldo de Sousa, Jorge Mara, Ruth Benzacar, Ignacio Liprandi y Barro. Por decisión del director Carlos Urroz, el número es menor, pero ha subido la vara de la calidad. Serán 160 galerías procedentes de Francia, Chile, Bélgica, Holanda, Panamá, Gran Bretaña, Guatemala, Cuba, Israel, México, Suiza, Portugal, Alemania, Brasil, Colombia, Italia y los Estados Unidos. El deseo unánime es hacer de Arco la oportunidad de descubrir arte contemporáneo argentino con el valor agregado, y único, del programa paralelo de exposiciones a cargo de Sonia Becce y Mariano Mayer. Serán más de 60 artistas en exhibiciones provocativas y multidisciplinarias montadas en 16 sedes. La curadora Becce considera que esta visión "es una lectura posible de nuestra producción contemporánea, con algunas líneas de trabajo específicas del arte argentino; como el énfasis en lo pulsional desaforado, la desacralización de lo erudito, los componentes políticos y la sensualidad mediatizada", opina. El amplio panorama expositivo abarca las salas del Museo Thyssen, Fundación Telefónica, Caixa Forum, Casa Encendida, Matadero, Reina Sofía, Casa de América, Academia de San Fernando, Centro Conde Duque, Casa de Vacas y Museo Lázaro Galdiano, entre sedes de alta visibilidad. En el Centro Dos de Mayo (C2M) de Móstoles se verá la retrospectiva de Jorge Macchi, curada por Agustín Pérez Rubio, director del Malba, y en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, una selección de obras de la Colección Costantini con curaduría de la crítica y académica Estrella de Diego. La muestra será un homenaje a Eduardo Costantini, quien será distinguido en Madrid con el premio Arco al Coleccionismo, recibido el año último por el cubano Jorge Pérez y por la gran coleccionista italiana con base en Turín, Patrizia Sandretto.A esta altura, los coleccionistas locales y los amigos del arte tienen su ticket asegurado para volar a Madrid en febrero y participar así de una edición que será impar para los argentinos.

De Greco se conocerá un experimento artístico-literario
De Greco se conocerá un experimento artístico-literario Fuente: LA NACION - Crédito: Estrella Herrera

Se verán, en una apuesta por revisar la mirada de la producción local, instalaciones de voltaje joven, piezas de artistas de larga trayectoria, otras de estirpe conceptual y pintores de resistencia. En distintos ámbitos estarán las obras de Diego Bianchi, Matías Duville, Valentina Liernur, Tiziana Pierri, Leandro Erlich, Eduardo Navarro, Erica Bohm, Eduardo Costa, Federico Manuel Peralta Ramos, Edgardo Vigo, Alberto Greco, Eduardo Stupía, Sakai, Cambre, Víctor Grippo, David Lamelas, Elba Bairon, Marie Orensanz, Osias Yanov, Pabo Accinelli, Gumier Maier, Daniel Joglar, Scafati, Scholjett, Juan Tessi, Guillermo Kuitca y Alejandra Seeber. Habrá proyecciones, en pantallas ubicadas en la plaza del Callao, de Adriana Bustos y Eugenia Calvo; videos de Liliana Porter, Diáz Morales y Davidovich, en Caixa Forum; un ciclo de arte y literatura con Graciela Speranza, Alan Pauls y Patricio Pron. La voz y la opinión de Victoria Noorthoorn, curadora y directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, se escuchará en el Foro de Arco y está previsto un programa de proyecciones, cine y música a cargo de Marcelo Panozzo, ex director del Bafici y cercano colaborador del ministro Avelluto.AÑO IMPAR Y DE LUJOTodo esto ocurre en el año de planetas alineados para nuestro país. Claudia Fontes será nuestra representante en la Bienal de Venecia y Marta Minujín fue elegida por la Documenta de Kassel, Alemania, para mostrar su Partenón de Libros. Recordemos que Kassel, cada cinco años, marca el pulso del arte en el mundo. La ciudad que supo ser depósito de armas durante la Segunda Guerra, se convierte en una seguidilla de muestras y en un espacio de reflexión que convoca a las voces más autorizadas del mundo entero. Se suma a este trípode expositivo formado por Arco, Venecia y Kassel, la elección de Buenos Aires como primer destino del programa Art Basel Cities, confirmado en dicioembre último, en Miami, por Marc Spiegler, director de Art Basel Global y Noah Horowitz, director de Art Basel Americas, en presencia del jefe de Gobierno de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta. Del 22 al 26 de febrero, en el predio ferial camino de Barajas, el arte argentino estará en la mira, jugando en las ligas mayores.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.