Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mundo y la era del fin de la sensatez

PARA LA NACION
SEGUIR
Diego Sehinkman
Domingo 22 de enero de 2017
0

Por la ansiedad que nos genera, ¿hay algo más desagradable que ir en el auto con alguien que está aprendiendo a manejar? Imaginemos ahora un tanque de guerra con un cartel en la luneta que prevenga: "Conductor principiante". Pues sucedió: desde el viernes Donald Trump está aprendiendo a manejar. Y todos nosotros vamos en el acompañante. En la primera bocacalle se cruzó con China y le "puso la trompa". China acelera. ¿Quién de los dos pasa? En esa esquina se juega el mundo. ¿Ahora entiende, estimado lector, por qué a usted le tiembla la patita de los nervios?

Asistimos a una nueva era: el fin de la sensatez. Desde que terminó la Segunda Guerra que el volante de una superpotencia no quedaba en manos de alguien que genere tanta incertidumbre. El psicotécnico que tenemos a mano no es muy alentador: Twitter. Si Trump gobierna como tuitea, mejor tener la alacena llena de latas y agua mineral.

Paradojas de la vida, Trump, el que está aprendiendo a manejar el tanque, se hizo muy popular en su país cuando condujo un reality show llamado, justamente, "El aprendiz". Un grupo de 18 empresarios competían por quién de ellos armaba el mejor plan de negocios. Al anunciar que habían sido eliminados, Trump les gritaba una frase que lo hizo famoso: "¡Estás despedido!". Hoy los despedidos son los inmigrantes. Mientras, Vladimir Putin sazona la época. Sobre las acusaciones de espionaje que amenaza con divulgar la vida privada de Trump, dijo: "No creo que él visitara prostitutas rusas, aunque son las mejores del mundo".

Mientras tanto en Argentina se empiezan a descongelar temas que durante 10 años fueron tabú: inmigrantes, deportaciones, manteros, piquetes. La sociedad está dividida. ¿Qué herramienta se debe usar con los informales? ¿Negociación, persuasión o represión? Hasta ahora el gobierno usa las primeras dos estaciones del ramal. Sabe que en la tercera puede chocar. ¿Contra qué? Contra la etiqueta que le quiere colocar el kirchnerismo y la izquierda: neoliberales y ajustadores.

-¿Se es imputable o inimputable a los 16?

-Con los menores no se sabe, pero con el dólar a 16, los inimputables son los turistas argentinos. En Chile se los vio abriendo la billetera y "gatillando" hasta saquear negocios. Pocos visitaron la casa de Neruda y muchos las casas de electrodomésticos. Un LED de 49 a 8 mil pesos, ¿no es un poema?

Mientras en Buenos Aires renunciaba Melconián al Banco Nación y Macri no encuentra a su Bianchi de la economía que lo saque campeón, los argentinos que pueden viajan y llenan los shoppings también en Uruguay, Brasil, Paraguay. ¿Patria Grande? Por ahora, valija grande.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas