Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los turistas sufren la invasión de las tapiocas en la costa argentina

Son parecidas a las aguas vivas; en caso de picadura, recomiendan tomarse una ducha de agua dulce y no refregarse las partes sensibles

Lunes 23 de enero de 2017 • 17:07
Las tapiocas invadieron la Costa Atlántica
Las tapiocas invadieron la Costa Atlántica. Foto: Captura Telefé
0

Las altas temperaturas de los últimos días en la Costa Atlántica eran la excusa perfecta para que los turistas puedan aprovechar de la playa y el mar. Pero hubo lugares como Pinamar o Villa Gesell que sufrieron la invasión de las 'tapiocas', una especie de aguas vivas imperceptibles a simple vista, pero que al tomar contacto con la piel dejan sus marcas.

Según un informe de Telefé, este estilo de medusas invadieron la costa atlántica y picaron a muchos turistas, que no pudieron aprovechar el mar. El viento de tierra, es decir el que sopla desde el continente hacia el mar, es el que atrae a las tapiocas. Según el pronóstico nacional, el calor se mantendrá durante toda la semana y el viento norte, por lo que los animales seguirían en el mar.

Juan Manuel Martínez, subdirector de las playas de Villa Gesell, se refirió a la invasión de tapiocas y aconsejó a los turistas. "Se recomienda una ducha de agua dulce, no refregarse las partes sensibles y en caso de que continúe el ardor, consultar con un médico", indicó.

"Donde más se aloja es en las mallas y arde en las axilas y párpados. Como la temperatura del mar es cálida, va a haber tapiocas. Cuando pase el viento sur, quedan en la orilla y van desapareciendo", agregó.

La tapioca es una medusa que mide aproximadamente entre uno y dos centímetros. Es totalmente transparente y tienen ocho tentáculos de los cuales cuatro son los que tiene veneno.

Según explicó Julienta Lecanda a Bravo Continental, se meten entre la malla y la piel y al estar en continuo contacto con la piel, los filamentos se depositan en la piel y después de unas horas, empieza a picar la superficie donde estuvo el roce.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas