Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Levantan un centro cultural efímero en un edificio a punto de ser demolido

Una inmobiliaria cedió temporalmente la propiedad a un colectivo de fotógrafos; el objetivo es prevenir la toma del edificio

SEGUIR
LA NACION
Jueves 02 de febrero de 2017 • 00:46
Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal
Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez
0

Nada dura para siempre, dicen, pero Casa 7 lleva el refrán hasta el paroxismo. Este complejo, que en realidad abarca dos propiedades en la calle Tapiales 1167 de Vicente López, fue inaugurado en diciembre con el objetivo de cobijar talleres, cenas y muestras artísticas. Sin embargo, su destino no es perdurar: será demolido a finales de marzo, a cuatro meses de su apertura, para construir allí un edificio de departamentos.

La trama detrás de la creación de Casa 7 no involucra okupas ilegales o fríos empresarios de bienes raíces. Su existencia es el producto de un pacto entre Pyxz, un proyecto del fotógrafo Luis Abadi, y la inmobiliaria Bellagamba, que accedió a hacerse cargo de la remodelación de las propiedades para prevenir posibles tomas mientras se finaliza el papeleo del nuevo complejo.

Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal
Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez

"La inmobiliaria pone el inmueble y Pyxz lo que pasa adentro", dijo Abadi, en diálogo con LA NACIÓN. "Una casa abandonada como esta es una preocupación para los vecinos. La cuadra y el barrio se enferman. Nosotros buscamos ir hacia estos espacios vacíos para resignificarlos y, de alguna manera, sanarlos", añadió.

Abadi no cobra alquiler a los artistas que hacen uso de las distintas habitaciones de Casa 7. En cambio, apuesta a un modelo de economía colaborativa. "Ellos necesitan un espacio, yo necesito gestión. La idea no es que los artistas paguen, sino que puedan cobrar", admitió.

Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal
Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez

Este es el caso de los fotógrafos Lucía Peluffo y Nicolás Vischi, que montaron aquí un laboratorio de revelado analógico y dirigen varios talleres. "Estaba buscando un lugar para armar un laboratorio y un alquiler de dos años me parecía mucho compromiso", afirmó Peluffo. "Me presentaron este proyecto y acá estamos. Es irreal".

También hay lugar para la gastronomía. Durante seis miércoles, entre enero y febrero, Casa 7 hospeda a PÂN, el restaurante sin sede física creado por el chef Pablo Marinaro. "Ofrecemos cenas gourmet de cinco pasos en una mesa comunal dispuesta en el patio. Es un espacio alucinante. La gente se abre y pasa un momento lindo, se arma un buen clima", señaló el cocinero.

Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal
Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez

En la veintena de habitaciones también coexisten muestras de arte callejero, fotografías e incluso un microcine. Sin embargo, ninguno de los artífices de Pyxz desconoce que el final del edificio está cerca y que pronto tendrán que empezar de cero. "Lo que sobrevive es el proyecto, somos nosotros. Si persistimos como equipo vamos a estar bien", asumió Abadi, quien ya busca entre varias propiedades abandonadas a la sucesora de Casa 7.

Y es que, como dijo el fotógrafo Brassäï, "el deseo de dejar una huella de lo efímero de la vida es lo que provoca la creación artística".

Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal
Casa 7, las dos casas en camino de demolición que el colectivo Pyxz transformó en un centro cultural temporal. Foto: LA NACION / Ignacio Sánchez
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas