Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri y el involuntario subsidio peronista

PARA LA NACION
SEGUIR
Diego Sehinkman
Domingo 05 de febrero de 2017
0

El manual de historia lo recordará así: "De a miles vinieron del interior a pedir por su líder, el único que les hablaba a ellos, los excluidos, los invisibles para las élites. Muchos caminaron desde muy lejos y, extenuados, se sacaron sus zapatos de trabajo y remojaron sus pies en la fuente de Washington. Entonces Trump se asomó y emocionado saludó a la multitud, que vivó cada una de sus consignas nacionalistas. Había nacido un nuevo actor social: los cabecitas rubias".

Lo dijo el Washington Post: el nuevo presidente se parece a Perón. En un artículo de opinión lo argumenta: "Trump dice que lucha por los olvidados. Juan Perón, de la Argentina, un nacionalista populista que transformó ese país en la mitad del siglo XX, decía que representaba a los descamisados". ¿Y? ¿Qué le parece, estimado lector? No les habremos metido los limones, pero les exportamos algo más ácido.

El mundo cambia y se cierra como un erizo. Bolivia endureció la entrada de vinos argentinos y la Argentina endureció la entrada de personas bolivianas. La Patria Grande encoge en el lavarropas del proteccionismo, el electrodoméstico de moda. A Macri le va bien con el campo, cuyos rindes aumentan, y mal con el campo simbólico, que claramente no le rinde: los derechos humanos. Cuando Gómez Centurión dijo que no hubo un "plan sistemático" en la dictadura, lo que se comprobó es otra cosa: que Macri no tiene un plan sistemático sobre qué opinar acerca de los años 70. Por eso lo retó pero lo sostuvo en su cargo. Por eso se siente tan incómodo cuando le preguntan sobre el tema. Y por eso fue y vino con el feriado del 24 de marzo. (El 24 que no se negocia es el del aire acondicionado.)

A Macri le va mejor con el espejo retrovisor que con el parabrisas. El panorama económico hacia adelante podrá ser incierto, pero cuando el votante mira hacia atrás lo ve a Guillermo Moreno lanzando exabruptos o frases semigolpistas ("en este gobierno son todos descerebrados", "esto está terminado") o a Eugenio Zaffaroni dejando escapar su inconsciente: "Su escrito es un desastre. Si Nisman estuviese vivo lo ahorco".

Se largó febrero y el gobierno festeja el éxito de la temporada. El kirchnerismo no supo o no quiso renovar elenco ni guión. Y el resto del peronismo hace topless en Necochea: son cinco y están semidesnudos. En su dificultad para encontrar una identidad y un rumbo económico, Cambiemos se construye como opuesto a este espectáculo playero.

Gran parte del capital político de Macri proviene de este involuntario subsidio peronista. Se tiene que apurar. Apenas puedan se lo cortan.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas