Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La odisea de 200 argentinos en Río de Janeiro con destino a Dubai

La compañía aérea Emirates canceló dos veces un vuelo por "problemas técnicos" y los pasajeros quedaron varados 48 horas en tierras brasileñas

SEGUIR
LA NACION
Viernes 03 de febrero de 2017 • 20:34
0

La imagen de numerosos argentinos concentrados en Río de Janeiro nos trae lindos recuerdos del mundial 2014 celebrado en tierras cariocas. Pero esta no es la ocasión. Casi 200 argentinos quedaron varados en el aeropuerto El Galeao luego de que la compañía aérea Emirates hiciera escala en Río y por inconvenientes técnicos cancelara el vuelo a Dubai.

Pablo Mendelevich, columnista de LA NACION, fue parte de ese fatídico vuelo que lo dejó 48 horas varado en Brasil. "Estaba en el aeropuerto de Río (el Galeao) con 200 argentinos a los gritos, porque Emirates nos dejó varados en Brasil. Íbamos a Dubai, el avión hizo una "escala técnica" en Río y no salimos nunca más. Dicen que se les rompió el avión, pero fue una sucesión de mentiras una detrás de otra".

La travesía no terminó ahí. Luego de anunciarles que el vuelo se cancelaba hasta el otro día, la compañía aérea decidió enviar a todos los pasajeros a un hotel en el centro de Río. El ánimo social en Brasil no atraviesa su mejor momento y los argentinos varados lo vivieron en carne propia. "Nos mandaron a un hotel céntrico de Río, donde ayer hubo una manifestación muy violenta, con ómnibus destruidos y represión con balas de goma. Teníamos cinco helicópteros volando sobre el hotel. Cinco, los conté. Cuando llamé para preguntar a qué hora salían los ómnibus de Emirates para el aeropuerto me contestaron que mejor permaneciera en la habitación, porque bajar al lobby era peligroso", contó Mendelevich.

Luego de atravesar una estresante noche, los pasajeros regresaron al aeropuerto para retomar sus vacaciones, pero se encontraron con la noticia de que el vuelo volvía a cancelarse y que debían pasar otra noche en Río. "La gente se puso como loca, especialmente cuando se supo que habían reacomodado en otros vuelos a los chinos y los norteamericanos, con el argumento de que no tenían visa para permanecer en Brasil", atestiguó el columnista y reveló que "llegaron refuerzos policiales que amedrentaban con su presencia a los más sacados".

Según narró, "al final la gente se fue cansando de protestar y la fueron mandando al hotel a dormir por segunda noche. Los pocos que nos quedamos toda la noche pudimos conseguir que tratasen de meternos en otros vuelos". Mendelevich consiguió viajar hasta San Pablo y ahí esperar otro vuelo que lo condujera a las puertas de sus esperadas vacaciones.

Desde la empresa aérea informaron a LA NACION que "el vuelo debió ser cancelado al arribar a su escala en Río de Janeiro (Brasil) debido a problemas técnicos". Agregaron, sin dar mayores detalles, que "los pasajeros fueron reubicados en vuelos alternativos". También, pidieron disculpas por lo sucedido: "Emirates pide disculpas por cualquier inconveniente generado, pero la seguridad de los pasajeros y la tripulación es lo más importante para la compañía".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas