Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por las deportaciones cerrarían 7000 tambos en los EE.UU.

La mitad de los empleados que ordeñan son indocumentados

SEGUIR
LA NACION
Sábado 04 de febrero de 2017
0

La posibilidad que Estados Unidos sufra un colosal apagón en la producción de leche no estaba en los planes del presidente norteamericano, Donal Trump , cuando emitió las órdenes ejecutivas para deportar a los inmigrantes indocumentados.

Resulta que los grandes tambos estabulados con miles de vacas que se ordeñan en tres turnos diarios funcionan gracias a una mano de obra dispuesta a un gran sacrificio físico durante los 365 días del año. Desde hace ya más de una década no se encuentran norteamericanos para este tipo de trabajo. Los empleados a cargo de las tareas de ordeñe y cuidado de las vacas lecheras proviene de México, Guatemala, Honduras y otros países centroamericanos. Muchos de ellos sin la documentación migratoria que los acredite para trabajar o permanecer legalmente en Estados Unidos.

Los empresarios tamberos norteamericanos se vienen quejando que no encuentran empleados locales para vivir en los tambos ni siquiera con pagas que superan en un 50% el promedio salarial.

Un estudio de la Universidad Texas A&M encargada por la Federación Nacional de Productores Lecheros afirma que un tercio de todos los tambos norteamericanos emplea extranjeros. Y la mitad de los empleados que trabaja dentro de los tambos es inmigrante.

En el estado de Wisconsin, segundo detrás de California en producción láctea, cerca del 60% de los inmigrantes que trabajan en los tambos son indocumentados según la Dairy Business Association.

Se estima que la pérdida de la mano de obra que se puede llegar a generar por la deportación provocaría el cierre de más de 7000 tambos con una pérdida en la producción de leche de 22.000 millones de litros anuales, más del doble de la producción argentina.

Según informó la revista especializada en temas lecheros Hoard's Dairymen, distintas organizaciones lecheras estadounidenses están exigiendo la aprobación de emergencia de una reforma migratoria para salvar a la industria lechera del país.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas