Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La selección Sub 20 no estuvo a la altura: Ecuador lo goleó 3-0 y le complicó el panorama

Estupiñan, de penal, Caicedo y Cabezas anotaron los goles para el conjunto local; hasta el momento, el equipo de Úbeda se aleja del Mundial

Domingo 05 de febrero de 2017 • 22:35
SEGUIR
LA NACION
  |  
Ecuador U20Ecuador U20

-

P
Argentina U20Argentina U20

-

P
0

Brian Mansilla y Kevin Minda, durante el partido entre Argentina y Ecuador
Brian Mansilla y Kevin Minda, durante el partido entre Argentina y Ecuador. Foto: AP

QUITO, Ecuador.- La luz que la Argentina percibió con Colombia desapareció frente a Ecuador. Aquella victoria 2-1 que la oxigenó en la tabla de posiciones no tuvo continuidad con la caída por 3-0 ante los locales. Una actuación que inquieta, porque la selección no evidenció una mejoría futbolística, después del éxito agónico. Jugó poco y sufrió mucho ante cada avance ecuatoriano. Dos partidos le quedan para enderezar el rumbo. Después de la tercera jornada del hexagonal final del campeonato sudamericano Sub 20, el conjunto que dirige Claudio Úbeda marcha quinto, con tres unidades, y dejó de integrar el lote de selecciones que se clasificarían para el Mundial de Corea del Sur. Y ahora las plazas vacantes son tres, porque anoche, con la goleada 3-0 sobre Colombia, Uruguay sacó pasaje para la Copa del Mundo en el continente asiático.

Una continuidad de lo que resultó el segundo tiempo con Colombia, en la jornada anterior, fue la producción de la Argentina en el primer capítulo. Intentó ocupar los espacios, resguardarse del daño que le podía provocar Ecuador en la altura. Una defensa compuesta por cuatro zagueros centrales -Lisandro Martínez actuó en el costado izquierdo en lugar de Milton Valenzuela; Nicolás Zalazar siguió en la banda opuesta- fue un reflejo de lo que propondría la selección: controlar sin soltar a los laterales. El recorrido en función ofensiva era tarea de Conechny y Mansilla, quienes pocas veces pudieron desplegar alguna corrida para abastecer a Lautaro Martínez y Marcelo Torres.

Pero la Argentina, cautelosa, sufrió la habilidad de Bryan Cabezas y de Wilter Ayoví, que surcaron con habilidad, el primero, y potencia, el segundo, para lastimar. Respondió Cambeses, que se enseñó en el arranque seguro, sin las dudas del debut con Colombia, ante remates de los volantes externos ecuatorianos y también ante el ensayo de Sierra Jordan. En ese segmento, la selección apenas arrimó con peligro con un disparo desde 30 metros de Zalazar, que controló sin dificultades José Gabriel Cevallos, y un tiro libre directo de Conechny, que viajó por encima del travesaño.

Una corajeada de Ascacibar, el futbolista más regular de la Argentina a lo largo del recorrido, no tuvo continuidad en el último pase; tampoco una arremetida de Mansilla. La Argentina empezaba a evidenciar la falta de oxígeno ante un rival que controlo la pelota y el terreno, pero que no asfixiaba. Hasta que un error en la salida, falló Foyth -aún así el mejor de la zaga-, y se generó la mano de Lisandro Martínez que le abrió la puerta de la ventaja. La decisión del árbitro boliviano Gery Vargas significó el quinto penal a favor de Ecuador en tres juegos: antes, dos antes Brasil (2-2) y otros dos ante Venezuela (2-4). Pervis Estupiñán se hizo cargo y ejecutó con suficiencia para abrir la cuenta.

Con los ingresos de Matías Zaracho y Ezequiel Barco, en lugar de Mansilla y Chicco, el técnico Úbeda reformuló el equipo, con la intención de armar asociaciones, algo que la Argentina no evidenció en el inicio. Pero la apuesta se derrumbó a los 12 minutos del segundo tiempo: desbordó Cabezas por la izquierda y esta vez fue profundo; el centro cruzó el arco y por el sector opuesto empujó Jordy Caicedo al gol. Las grietas se hicieron enormes al momento de retroceso y esos huecos fueron explotados por Ecuador. Cinco minutos más tarde, Cabezas se lanzó al ataque y estiró el resultado a 3-0. Así, los locales armaron su segundo triunfo en 13 partidos sobre la Argentina en el historial del Sub 20.

Una jugada individual de Martínez, un remate de Barco, de las pocas muestras de ataque de un equipo que se descompensó y deberá enseñar una reacción anímica y futbolística en dos días frente a Brasil para llegar a la última jornada, ante Venezuela, con posibilidades de atrapar una de las plazas para el Mundial de Corea del Sur.

El 1-0 de Ecuador

Caicedo anotó el 2-0

El 3-0 ecuatoriano

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas