Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Kevin Chochlac, el loco por el asado que conquistó al líder de la cocina online

Junto a sus amigos fundó "Locos X el Asado" y ahora dirige la versión en español de Tastemade, el canal de comida que visitan 200 millones de personas por mes

Lunes 13 de febrero de 2017 • 17:03
SEGUIR
PARA LA NACION
Kevin Chochlac, Locos X el Asado
Kevin Chochlac, Locos X el Asado. Foto: LA NACION

Muchos emprendedores conocen a sus futuros socios mientras asisten a la universidad. Pero Kevin Chochlac encontró en su grupo de amigos del colegio un semillero de talento inagotable para sus diversos emprendimientos. Junto a ellos, creó una comunidad virtual de fanáticos de la cocina argentina, “Locos X el asado” y ahora dirige la versión en español de Tastemade, un canal de videos digitales que visitan 200 millones de personas por mes.

Empezó desde muy chico, inspirado en su hermano mayor, quien vendió su primer página web antes de terminar el colegio. Como buen hermano menor dijo: “Yo también quiero hacer esto” y aprendió diseño web por su cuenta. A los 17 años creó Viento Design y diseñaba páginas para otros. Llegó a emplear un diseñador en la India que conoció en un foro online para poder enfrentar su creciente demanda.

Abandonó esa labor cuando comenzó a cursar administración de empresas en la Universidad de San Andrés y quiso idear algo menos artesanal, que le permitiera estar menos encima de la operación diaria mientras estudiaba. Poco tiempo después, con los ingresos de su emprendimiento anterior, abrió una cuenta con un broker online en Estados Unidos y empezó a comprar y vender acciones en la bolsa. “Fue uno de mis primeros logros y me di cuenta que si a los 18 años podía mover plata en Estados Unidos era capaz de otras cosas”, recordó Chochlac. Durante un año, en el tiempo que le sobraba de la facultad, se dedicó a eso; obtuvo buenos resultados pero un sentimiento desalentador: “Quería crear algo y no solo mover plata”, dijo el emprendedor.

Un año más tarde inició junto a un amigo del colegio y compañero de la facultad, una plataforma digital que conectaba a equipos de fútbol cinco, los desafiaba a partidos y clasificaba según el resultado. Durante más de un año desarrolló la página web pero eventualmente desistieron. “De ese fracaso aprendí que desarrollar software es muy complicado y no estoy capacitado para hacerlo. No soy programador y tengo que apoyarme en plataformas que ya existan”, agregó Chochlac. Además, el nicho de fútbol cinco le resultaba chico: quería algo que sume a hombres, mujeres, de todo latinoamérica y que no necesariamente jugaran al deporte en cuestión.

Ese mismo viernes, como indicaba el ritual, Kevin se juntó con los amigos para compartir un asado en “el templo”, la casa de Luciano “Laucha” Luchetti. Ahí, se iluminó con una idea simple pero efectiva: “¿A quién no le gusta el asado?”. Abrió una página en Facebook bajo el nombre “Asado”, y naturalmente le compartió el link a Laucha, “el más capo asador que conozco” y su socio de ahí en adelante. Laucha, la cara del nuevo emprendimiento, le agregó personalidad y cambió el nombre a “Locos X el asado”. El armado de esta comunidad, hoy la más grande de América Latina, empezó con las fotos de los asados de los viernes. Pronto amasaron quinientos suscriptores que pedían recetas, hacían comentarios y demostraban interés por sus creaciones. Para filmar el primer video, fueron en búsqueda de otros dos miembros del grupo que, al terminar la facultad, habían comenzado “Arquenciel Films”, una productora audiovisual. Juan Manuel Sobrado y Manuel Freixas cobraron en especias (específicamente en asados) sus primeros videos. Para monetizar su emprendimiento sacaron a la venta mil calcomanías en una tienda online por $15 cada una. Se vendieron todas en dos semanas. Los Locos mantuvieron la demanda voraz por todo lo que los identificaba: remeras, delantales, gorras, parrillas.

Al poco tiempo los contactaron para el primer esponsoreo desde la bodega Bianchi para su producto Don Valentín Lacrado, el vino más vendido del país. “Armamos un acuerdo por seis meses, dos asados por mes iba a brindar y disfrutar el plato con el vino. A los dos meses había pedidos de reposición en puntos de venta en todo el país y nos llamaron para decirnos que nos iban a pagar casi el doble”, dijo sin poder ocultar su sonrisa.

Con el tiempo sumaron otras marcas que son las que le dan de comer a los Locos por el Asado. Entre ellos la cerveza Quilmes, la sal y condimentos Dos Anclas, los embutidos Paladini, las parrillas Tromen y el Instituto de la Promoción de la Carne Vacuna que en total representan el 80% del negocio del sitio. Desde hace cuatro años que reciben esponsoreo y todas las marcas que los eligieron, renovaron sus contratos. Las métricas de “Locos por el Asado” avalan la decisión: 1.200.000 de seguidores en Facebook, 470.000 suscriptores en Youtube y 220.000 en Instagram, crecen a razón de 30.000 seguidores nuevos por semana. El resultado es un negocio que factura alrededor de 300.000 pesos por mes, sin incluir los contratos de televisión.

Además tienen en la parrilla doce capítulos para Food Network (el equivalente al canal Gourmet, que alcanza al 80% de los hogares con televisión en Estados Unidos y tiene presencia internacional en 150 países) que involucran a quince personas trabajando por estos meses.

Cuando Kevin quiso alquilar una oficina para trabajar en la gestión de la comunidad online que creó buscó un lugar con espacio al aire libre, para poder hacer asados y filmar nuevos contenidos. Se decidió por una casa con jardín y, para reducir los costos, se mudó al piso de arriba y descontaba su alquiler. Como todo emprendedor meticuloso de los egresos de su negocio, le alquiló un cuarto a aún otro amigo de toda la vida, Federico Coates. Esa casa en Boulogne se convirtió en el “garage de Apple”; donde un grupo de amigos argentinos se convirtieron en la sucursal en español de uno de los medios digitales que más crece en el mundo: Tastemade.

Es una comunidad global de foodies con una audiencia mensual de 200 millones de personas. Fundada en el 2012 por tres amigos en Estados Unidos, ya recaudó más de 80.3 millones de dólares de inversiones por sus videos de recetas, comidas y experiencias gastronómicas que se comparten en distintas plataformas digitales: Facebook, Instagram, Apple TV, su propia aplicación paga y un canal en Snapchat.

“Hace tres años que nos llamaban cada dos meses para sumar a Locos por el Asado como uno de los programas de su canal. Siempre les dijimos que no porque teníamos una audiencia distinta, en español y estaríamos derivando clicks, no nos servía”, comentó Chochlac. Pero unas vacaciones, mientras visitaba a su hermano en Los Ángeles, se acercó a conocer las oficinas y a Steven Kydd, uno de los fundadores de Tastemade. En su encuentro, el argentino le contó su plan para expandir Locos por el Asado a lo que Kydd respondió con dos declaraciones: “Llegaste en el momento justo y sos un chico inteligente”. Kydd estaba en la búsqueda de un socio para crecer internacionalmente. Por su parte, Chochlac le comentó la idea de expandir Locos por el Asado a otras comidas (acercándose a la propuesta de Tastemade) con o sin su ayuda; pero con una marcada preferencia por la segunda opción. Kevin presentó un plan de negocios y fue rápidamente aprobado. En su regreso a Buenos Aires, la unidad de Tastemade empezó a crecer de manera exponencial. Otro de sus amigos, Matías Bodino, que ya ayudaba con el mercadeo de Locos Por el Asado se sumó a tiempo completo al flamanteTastemade en Español. Luego, sumaron al inquilino de la casa, Federico Coates que ya colaboraba de manera informal con muchas de las producciones. El primer video que realizan exclusivamente para Tastemade en Español es un morrón con jamón, queso y huevo. En su primer día capturó un millón de vistas. El segundo, un panqueque con dulce de leche, tuvo el mismo éxito. Tastemade no tardó en pedirles que se incorporen a su estructura, Kevin como Jefe de Operaciones, Federico como Jefe de Producción, Matías como Jefe de Ventas y Marketing y Lucho reparte su tiempo entre productor de programas y como talento, delante de cámara.

De los más de seis millones de seguidores que los apoyan en Facebook de todo el mundo hispanohablante, los porteños serán los beneficiados por la cercanía cuando el próximo 23 de febrero inauguren un estudio de 1200 metros de grabación con un café para poder degustar las creaciones. Este emprendedor, que ahora emplea a 20 personas a tiempo completo y otros 40 freelance, cree que: “Vine a esta vida para crear cosas y divertirme y me di cuenta que la paso mejor cuando trabajo con amigos”.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.