Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El hockey después de Aníbal Fernández: las carencias de un deporte exitoso

Cuenta con dos seleccionados en los primeros planos, pero soporta convulsiones desde hace un buen tiempo; el panorama rumbo a las próximas elecciones

SEGUIR
LA NACION
Viernes 17 de febrero de 2017
Otros tiempos: Anibal Fernández, el presidente que se fue, rodeado por Carlos Retegui y Gabriel Minadeo, los DT que siguen
Otros tiempos: Anibal Fernández, el presidente que se fue, rodeado por Carlos Retegui y Gabriel Minadeo, los DT que siguen.
0

Los Leones son el seleccionado N° 2 del mundo y campeones olímpicos. Las Leonas aparecen en el 3er puesto del ranking, conquistaron el último Champions Trophy y figuran en los primeros planos desde 2000, más allá del mal paso en Río 2016. El hockey sobre césped es uno de los deportes más exitosos de nuestro país a nivel equipo. Sin embargo, soporta convulsiones desde hace un buen tiempo. Los logros de ellos y ellas son incontrastables y enorgullecen, aunque a la vez ocultan una errática conducción que oscurece el escenario.

Uno de los puntos negativos es que la Argentina no será sede de torneos FIH en 2017 y 2018, pese a la jerarquía de sus seleccionados mayores. Y eso que, al margen de falencias puntuales, la capacidad organizativa como anfitriones había sido un sello en los últimos 13 años, hasta aplaudida por la Federación. Desde aquel Champions Trophy 2004 en Rosario, la ventaja que supuso ser locales, la exposición de marcas al mundo y el éxito de asistencia de público fueron grandes aliados para las buenas campañas de los conjuntos nacionales. Desde que el gobierno de Mauricio Macri suspendió el millonario sponsoreo oficial al hockey, toda aquella atmósfera de campeonato en casa es tierra arrasada.

Conviene recordar qué sucedió. Bajo el lema "Argentina, un país con buena gente", en 2012 la gestión anterior se había comprometido a colocar propaganda por 500.000 dólares por año. Cuando en 2013 Aníbal Fernández ganó la presidencia de la Confederación Argentina de Hockey (CAH), elevó ese monto anual a U$S 750.000. Ya durante 2015, fue él mismo quien autorizó esas partidas millonarias desde la jefatura de Gabinete. Ese flujo de dinero se cortó con la gestión de Cambiemos, que consideró que habían existido irregularidades con el ministro coordinador y titular de la CAH. El gobierno de Macri encontró que la última factura de la CAH por el sponsoreo estaba impaga y que le faltaba la certificación correspondiente, a pesar de que, en los partidos, Presidencia se había hecho presente con propaganda en todo el perímetro de las canchas. Marcos Peña, el actual jefe de Gabinete, resolvió dejar sin efecto esa factura y, el 12 de mayo pasado, dio de baja el contrato de auspicio, pautado hasta 2018. Así, la FIH tuvo que darle la espalda a la Argentina y la sacó del calendario, sin dejar de lamentar su potencial como anfitrión.

Sandra Isola preside la CAH desde julio del año pasado, luego de la renuncia de Aníbal. La salteña defendió la gestión del ex funcionario kirchnerista hasta cuando pudo, pero hoy quiere despegarse lo más posible de su imagen. Prefiere enfocarse en las elecciones de la entidad del próximo 29 de abril, en donde buscará conservar el poder. El 15 de marzo será la fecha límite para presentar las listas y hay otros dos candidatos: el mendocino Daniel Marcellini, que pretende volver a la presidencia luego de dos ciclos seguidos entre 2005 y 2013, y el cordobés Miguel Grasso. "No tendremos torneos FIH en estos dos años por aquel incumplimiento del contrato, pero estamos entusiasmados con la organización de la nueva World League, que arrancará en 2019", argumenta Isola, que agrega: "Es un formato parecido al del rugby, con partidos de ida y vuelta ante un mismo rival. No serán certámenes de ocho días de duración, pero sí habrá varios eventos internacionales a lo largo de la temporada, tanto para las Leonas como para los Leones", se ilusiona Ia dirigente.

La CAH, hoy con 170.000 jugadores federados, más los miles que juegan en colegios, clubes y countries, reconoce otra asignatura pendiente: el postergado desarrollo federal, que también trae como consecuencia una merma en la detección de talentos. "Queremos reflotar la idea de los centros y seleccionados regionales; tenemos que capacitar a entrenadores y árbitros para que todos puedan aprender un buen hockey. Y si lo logramos, recién ahí podemos hablar de jugadores del interior que se incorporan a los seleccionados nacionales", apunta Isola. Marcellini señala problemas: "Se perdió mucho de lo que había en cuanto al desarrollo en el interior del país. Hay que retomar la senda de la organización regional, local y tratar de igualar las posibilidades de jugadores de cualquier lugar del país para que se acoplen a los seleccionados nacionales, sin necesidad de que deban trasladarse a Buenos Aires para vivir y jugar. Se están acercando muchos chicos a los clubes por el éxito de los Leones y las Leonas; es un fenómeno que hay que aprovechar". Grasso piensa en el mismo sentido: "Hay que proyectar centros de alto rendimiento localizados estratégicamente que estén cerca del deportista. Falló la comunicación en esta dirigencia; se ha hablado mucho y escuchado poco".

Hay un comentario insistente que trepa por los muros de la CAH: "El Chapa maneja todo". Si la figura de Carlos Retegui ya era decisiva hace unos años -llegó a conducir a los dos seleccionados al mismo tiempo en el Mundial de La Haya 2014-, hoy se agiganta por ser el mentor del campeón olímpico. Isola reconoce su injerencia y el peso de su discurso: "Ve cosas que nosotros no; está hasta diez pasos delante de lo que uno está observando, sus opiniones son muy respetadas". Retegui, impulsor de muchas clínicas de hockey social en pueblos recónditos del país, intenta circunscribirse a su área: "Hoy soy entrenador y quiero pensar sólo en esta función. La dirigencia sabe que puede contar conmigo para cuando me necesiten". Sin embargo, cada tanto no duda en dar una visión más global que excede su cargo de DT, como en su reciente visita a Santiago del Estero: "El hockey necesita más canchas y obviamente esto va de la mano de más jugadores. Si hacemos las escuelas sociales en cada municipio, ¿te imaginas la cantidad de chicos que se van a sumar a nuestro deporte?". Además, aboga por la unidad entre los directivos y los distintos actores del hockey. La pretensión de esa "gran familia" que tanto cuesta formalizar en el entramado de este deporte.

Durante la pirotécnica etapa de Aníbal eran comunes las renuncias de jugadoras al seleccionado, por lo general sin explicar del todo que los chisporroteos tenían que ver directamente con las formas de la máxima autoridad de entonces. Una de las que dio el portazo en su momento fue Carla Rebecchi, que al final volvió y se retiró hace un puñado de días como capitana. Bien temprano este año, el hockey se sacudió con la sorpresiva salida de Agustín Corradini, que en 2016 llevó al seleccionado junior femenino al título mundial después del único antecedente en Terrassa '93: no seguirá al frente de las Leoncitas ni tampoco se convertirá en el segundo asistente de Minadeo en las Leonas. "Corradini y Minadeo son personas muy valiosas, pero hay que respetar a quien tenemos como N° 1. Pasó en 2005, cuando Pablo Lombi salió campeón con los Leoncitos y Sergio Vigil decidió no incorporarlo a su cuerpo técnico. Lo importante es estar todos en armonía: Corradini quedó fuera de las Leonas, pero no al margen del proceso", asegura Isola.

El hockey sobre césped argentino, con su combo de medidas acertadas y equivocadas, se ganó un lugar en la elite mundial. Lo mejor se observa dentro de la cancha, esa química de talento y pasión que caracteriza a los planteles. En los escritorios, en cambio, urge la necesidad de reencauzar un rumbo y plantear nuevos lineamientos en cuanto al desarrollo. Delfina Merino, una de las leonas más representativas hoy, es una de las afectadas por varios años de cimbronazos dirigenciales: "Lo más importante para entrenarse y enfocarse con el equipo es tener paz. Y no lo venimos consiguiendo por cosas que no están a nuestro alcance". Un mensaje entre muchos de este ámbito, y que queda flotando con miras a las elecciones de abril.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas