Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno volvió a reducir el costo para financiarse en el mercado interno

Vendió bonos en pesos a tasas de emisión que suponen bajas del 1,8 y el 3,1% respecto de octubre; este año aspira a captar en el país el 60% de lo que necesita para cerrar sus números

SEGUIR
LA NACION
Viernes 17 de febrero de 2017
0

El Gobierno avanzó ayer en su objetivo de reducir el costo al que puede financiarse en el mercado local, plaza de la que espera obtener cerca del 60% de los recursos que necesita para cerrar sus cuentas del año en curso (con los niveles de gasto y déficit fiscal proyectados). Al reabrir la colocación entre inversores de tres bonos en pesos a 5, 7 y 10 años (emitidos originalmente en octubre pasado), obtuvo tasas efectivas de emisión que significan recortes del 1,8 al 3,1% respecto de entonces.

El abaratamiento fue un objetivo deliberado del Ministerio de Finanzas, según surge de los datos de la subasta. Pese a la merma registrada en la demanda total (recibió ofertas por $ 30.600 millones, cuando a mediados de octubre, sólo por los bonos a 7 y 10 años, había recibido pedidos de compra por $ 90.300 millones), priorizó los precios de colocación para indicarle al mercado que confía en una progresiva reducción de tasas que vaya de la mano del retroceso que aguarda para la inflación, especialmente de mayo en adelante.

Además, mostró que no está urgido por los recursos: tenía permitido buscar hasta $ 42.000 millones, pero se contentó con tomar poco menos de $ 23.600 millones, pese a la magnitud que mantiene el rojo fiscal, tal vez porque los ingresos impositivos asociados al blanqueo que espera le permiten ser más selectivo. "Fue una muy buena colocación, con tasas de corte que, incluso, estuvieron levemente por debajo del rendimiento que esos mismos bonos tienen en el mercado", evaluó el economista Eric Ritondale, de la consultora Econviews.

El analista aludió a las tasas de corte del 15,09%, 14,16% y 13,66% que logró para los Bontes 2021, 2023 y 2026, respectivamente, en comparación a los rendimientos del 15,72%, 14,36% y 14,08% que tenían esos mismos títulos en el mercado secundario, al comenzar la jornada. A su vez, cabe recordar que en octubre pasado, cuando los titulos fueron originalmente emitidos, se habían vendido a precios que suponían tasas del 18,20%, 16% y 15,50%, para cada plazo siguiendo el mismo orden.

Para Ritondale, la nueva baja en las tasas fue posible "por las apuestas que siguen llegando de fondos del exterior a la apreciación del peso". Refiere al denominado "carry trade", en la jerga financiera, que describe a los que se desprenden de divisas para apostar por inversiones en pesos y ganar por el diferencial de tasas, siempre que el tipo de cambio se mantenga estable.

"Lo que la baja de tasas confirma es que los inversores confían en una baja de la inflación y un dólar quieto. Sin embargo, la fuerte reducción que hubo en los pedidos parece indicar que queda poco margen para seguir comprimiendo spreads en el tramo más largo de la curva en pesos a tasa fija", evaluó Diego Martínez Burzaco, de Inversor Global.

Para el grupo Balanz Capital, la menor demanda por los bonos en pesos obedecería a la marcada tendencia a la apreciación que ya mostró el peso. "Esto achica la tasa de ganancia potencial esperada", dijo en un informe.

Los Bonos del Tesoro (Bontes) fueron colocados a precios de hasta $ 1170 por cada lámina de $ 1000. El más demandado (hubo $ 15.502 millones en pedidos y se adjudicaron $ 12.500 millones) fue el título más corto, pese a que redujo su costo de emisión en 3,1 puntos respecto de octubre. El menos pedido fue el que vence en 2023: cosechó ofertas por $ 5892 millones y hubo adjudicaciones por $ 4512 millones.

La operación se completó con otra colocación de dos Letras del Tesoro en dólares, que le permitieron al Gobierno captar otros US$ 1500 millones para afrontar los vencimientos que enfrentaba." Deben hacer frente a la amortización de un bono dólar-link que les vencía", explicó Hernán Hirsch, de la consultora FyE. Las Letes son títulos a vencer en 95 y 186 días, que rinden tasas del 2,85 y 3,35% anual, respectivamente. Esos rendimientos también suponen un recorte respecto de las tasas del 3,50 y 3,89% a las que habían comenzado a ser emitidas las Letes en mayo pasado.

La demanda total llegó en este caso a US$ 2175 millones, distribuida en US$ 1409 millones para la Lete más corta y US$ 767 millones para la más larga. Pero la colocación fue por US$ 750 millones para cada tramo, como estaba previsto. Buena parte de los pedidos fueron canalizados en pesos, ya que se las podía comprar a $ 15,4587 por dólar.

La reducción en el costo del financiamiento es importante, dado que el Gobierno tiene previsto tomar este año el equivalente a US$ 14.000 millones del mercado local, repartidos en similar proporción entre colocaciones en pesos y en dólares.

Otro analista privado al gobierno

El director de la consultora Elypisis, Luciano Cohan, anunció ayer que será designado subsecretario de Programación Macroeconómica, y le agradeció al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, su confianza en él para ocupar ese cargo. Cohan hizo el anuncio a través de su cuenta de Twitter, donde publicó: "Pronto seré subsecretario de Programación Macroeconómica. Gracias por la confianza a @Nico Dujovne y Seba Galiani por la confianza". Y acotó: "Extrañaré mucho @elypsisweb, pero queda bien cuidada por Gabriel Zepo y equipo".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas