Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas

Las lluvias aplacaron la ola de calor y permitieron que la demanda de energía bajara, tras una intensa jornada donde el consumo de electricidad se ubicó muy cerca de su tope máximo histórico

Martes 21 de febrero de 2017 • 19:20
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas.
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
Llegó la tormenta a la Ciudad: la temperatura bajó 14 grados y hay calles anegadas. Foto: LA NACION / Hernán Zenteno
0

La sensación térmica descendió 14 grados y se ubicó en 25.4 luego de haber tocado los 40 grados a las 14 en la Ciudad de Buenos Aires. Después de que un frente de tormenta comenzara a afectar pasadas las 17 a toda el área metropolitana bonaerense, se registraron calles anegadas a raíz de la abundante caída de agua.

La lluvias fueron intensas en varios barrios porteños y en zonas del conurbano por lo que el gobierno de la Ciudad emitió una recomendación de no salir de no ser estrictamente necesario y no circular por calles anegadas.

La fuerte precipitación trajo consigo accidentes de tránsito como el registrado en Garay y Lima, en el barrio porteño de Constitución, donde hubo tres heridos al chocar un camión y un colectivo.

Asimismo, las lluvias aplacaron la ola de calor y permitieron que la demanda de energía bajara a 22.500 MW, tras una intensa jornada donde el consumo de electricidad se ubicó muy cerca de su tope máximo histórico, al tiempo que 143.319 clientes se encuentran sin suministro el área de concesión de Edenor y Edesur.

A las 14:15, la demanda de energía alcanzaba los 25.373 MW, según datos del sistema interconectado, muy cerca del máximo histórico alcanzado hace un año.

Tras las precipitaciones, a las 17:30 se verificaban 47.701 clientes de Edenor, y 65.819 clientes de Edesur sin suministro eléctrico, según datos del ENRE.

Agencia Télam y DyN

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas