0

La casa colorida de un diseñador vienés

En este departamento de la capital austríaca, el interiorista francés Didier Benderli creó un recorrido arquitectónico y estético revalorizando la fantástica colección de arte de los dueños y apoyándose en un colorido que hizo propio durante sus años en Brasil.
Inés Marini
Francis Amiand / Kerylos Intérieurs
0
27 de febrero de 2017  • 05:59

“Es muy difícil usar color en la decoración cuando hay en juego tantas obras de arte y tan coloridas; pero, al mismo tiempo, nos obligó a reflexionar sobre el color en general. Usamos materiales nobles (como la madera del hall oval) y colores neutros (salvo dos excepciones, en el comedor y en el dormitorio principal) para que las obras pudieran expresarse y ‘dialogar’ entre ellas”, dice el arquitecto e historiador del arte Didier Benderli sobre el trabajo de su estudio en este departamento vienés. También reconoce que, más allá de toda racionalidad, existe en su gusto la huella indeleble de sus años de trabajo y formación en Brasil, adonde fue al terminar sus estudios. “Me impresionó muchísimo ese país: su energía, su espontaneidad, cierto frenesí. Eso y emplear los materiales naturales disponibles allí influenciaron mi estilo”. Volviendo a las obras –impactantes– nos explica: “Lo que vemos no es la colección completa. Seleccionamos las obras junto con los clientes en función de dos conceptos: por un lado, la coherencia de lo que queríamos presentar (algunas telas no funcionan juntas); por otro, los límites que nos planteaba el espacio”. Viendo el resultado, ¡“límites” es la última palabra que viene a la mente!

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.